La eclosión del turismo en la Ribeira Sacra

27/02/2019 -

Galicia conquista a quien la visita. Unos lo hacen atraídos por el Camino de Santiago, otros por sus 1.500 kilómetros de costa, su espectacular gastronomía, su naturaleza descomunal, su arquitectura y patrimonio, su riqueza termalPero hay quien prefiere profundizar en el turismo de interior y descubrir qué más hay en Galicia. Así, cada vez son más las personas que se llegan hasta la Ribeira Sacra, un tesoro en el corazón de Galicia.

Naturaleza en la Ribeira Sacra

Qué ofrece la  Ribeira Sacra

Mucho se ha hablado de la maravillosa oferta de la Ribeira Sacra, ese paraíso que comparten las provincias de Ourense y Lugo y que cuidan con mimo sus habitantes. Los esfuerzos realizados durante los últimos años han servido para que sean cada vez más los visitantes que deciden conocer una parte de Galicia no tan famosa como sus playas o el Camino de Santiago, pero que cuenta con una oferta de calidad sorprendente.

El espectacular paisaje de  la Ribeira Sacra está definido por el río Sil. Su cauce discurre entre escarpadas montañas creando una postal difícil de describir. Esta área natural incluye los municipios de Nogueira de Ramuín, Pantón, Parada de Sil y Sober, en total una superficie de más de 5.960 hectáreas.

La Ribeira Sacra es uno de los destinos favoritos para los turistas extranjeros

El agua del Sil refleja el paisaje y sus desniveles, de más de 500 metros en algunos puntos y pendientes de más de 50 grados, formando auténticos muros. Así que una travesía por el Cañón do Sil no deja a nadie indiferente, convirtiéndose en otro de los pilares del turismo en la zona.

En esa travesía veremos los bancales y los viñedos que hay esparcidos por las montañas y es que los viñedos de la Ribeira Sacra tienen el sello CERVIM que los acrecita como viticultura de montaña. Ver a los profesionales trabajar las viñas es impresionante debido al desnivel y no extraña que se hayan ganado a pulso el calificativo de ‘viticultura heróica’.

San Esteban de Ribas de Sil

La viticultura y el enoturismo han atraído hasta este enclave a numerosos visitantes que quieren conocer de primera mano los vinos de esta región, cada vez más apreciados fuera de Galicia. Y para que estos turistas puedan alojarse cómodamente, la Ribeira Sacra ofrece una oferta de calidad que va desde el turismo rural hasta hoteles de gran categoría y un Parador Nacional. Se trata del Parador de Santo Estevo, un antiguo convento del siglo VII que fue rehabilitado y reconvertido en un hotel que forma parte de la red de paradores. Tiene tres claustros en su interior, cada uno perteneciente a un estilo artístico: románico, gótico y renacentista. Pero no es el único santuario que hay que descubrir: te recomendamos visitar Santa María de Ferreira, en Pantón, Santa Cristina, en Ribas de Sil, y el monasterio de San Pedro de las Rocas, ya sin culto, en Esgos. Si te gustan las leyendas en este lugar podrás beber agua de la Fuente de San Benito, que algunos lugareños aseguran que es capaz de curar las verrugas.

Ribeira Sacra

Un truco para descubrir esta zona como si fueras un gallego más es llegar hasta el Mirador de Cabezoás, donde podrás hacerte un selfie con las mejores vistas sobre la serpiente en que se convierte el río Sil. Y si quieres conocer el lugar más raro de España, administrativamente hablando, acércate a Os Peares: un mismo pueblo pertenece a dos provincias, a cuatro ayuntamientos, a tres partidos judiciales y a tres parroquias. Además, hay cuatro puestos de la Guardia Civil y, para completar el caos, confluyen tres ríos: el Miño, el Sil y el Búbal.

Y si todo esto te ha parecido poco, la Ribeira Sacra aún tiene mucho más que ofrecer: el patrimonio natural es impresionante y se puede disfrutar con múltiples rutas de senderismo por la zona; y la riqueza monumental como has visto, es impresionante.

Naturaleza en la Ribeira Sacra

¿Quién visita la Ribeira Sacra?

Sin duda, la Ribeira Sacra se ha consolidado como uno de los destinos turísticos más importantes no sólo de la provincia de Ourense, sino de toda Galicia. De las seis principales áreas con las que cuenta la provincia, la Ribeira Sacra se ha colocado en primera posición en número de pernoctas, con 327.696, desbancando a las que suman el conjunto de Terras de Ourense y Allariz con 323.760, según los datos del Instituto Galego de Estatística pertenecientes a 2017. Y se desmarca de su inmediata competidora, O Ribeiro, que acumula 127.000 noches.

Además, según un informe del Eixo Atlántico, la Ribeira Sacra es también la zona de la provincia donde se registraron los porcentajes más altos de turistas extranjeros. También las estancias de mayor duración en la provincia de Ourense se dan en la Ribeira Sacra y las Terras de Ourense y Allariz, con un total de 3 noches.

Puente en la Ribeira Sacra

Pero, ¿qué perfil presenta el turista que se decide por la Ribeira Sacra? Se trata principalmente de visitantes de mediana edad, con un poder adquisitivo medio-alto que buscan cultura, naturaleza o vino. Desde dentro de España, estos turistas llegan principalmente desde Madrid y Cataluña aunque cada vez aumentan los visitantes que llegan de otras comunidades como Andalucía.

Con respecto a Europa, son principalmente Portugal, Centroeuropa y Gran Bretaña algunos de los países de origen del turismo que llega a la Ribeira Sacra. Es más, algunos de estos visitantes quedan tan maravillados por lo que tiene que ofrecer este enclave gallego que deciden comprar una segunda vivienda en la comarca.

La eclosión del turismo en la Ribeira Sacra no es casualidad, sino fruto de un trabajo duro y bien hecho que está dando sus frutos. Escápate a conocer uno de los destinos más impresionantes de Galicia y disfruta de todo lo que este enclave tiene que ofrecer.