La masoterapia y la capacidad terapéutica de los masajes

08/03/2019 -

Seguro que en algún momento de tu vida has podido comprobar por ti mismo los beneficios de un masaje. De modo instintivo nuestro cuerpo reacciona con alivio y relajación ante la estimulación de nuestros músculos. Es por esto que la masoterapia es una de las técnicas más extendidas para conseguir diferentes beneficios, una técnica que se mueve casi entre el arte y la ciencia que nos proponemos desgranar para ti.

Contra dolores musculares, fatiga, malestar articular… La masoterapia emplea diferentes técnicas de masaje para tratar múltiples lesiones y enfermedades. El mundo de los masajes es aún más amplio tanto en propiedades como en historia.

Masajes en Egipto

Historia de los masajes

Existen evidencias de que diferentes civilizaciones antiguas utilizaban ya estas técnicas, desde China y Corea, pasando por Egipto, Roma, Grecia o Mesopotamia.

Precisamente algunos de las primeras referencias sobre los masajes nos llevan hasta China. En esta cultura, estas técnicas formaban parte fundamental de su medicina tradicional. Emperadores y autoridades contaban con masajistas personales que atendían sus dolencias. Egipto o la India también repararon en el potencial de los masajes.

Fueron los griegos los primeros en dejar constancia explícita de estas técnicas. Se cree que eran usuarios habituales de estos masajes pensando en mejorar su rendimiento físico y deportivo. Y qué decir de los romanos, conocedores también del potencial del agua termal, unas terapias que combinaban con los masajes.

Con la llegada de la Edad Media y la expansión del cristianismo y sus severas normas morales, los masajes perdieron popularidad, hasta la llegada del Renacimiento. Con los nuevos tiempos y nuevos cánones de belleza, el cuidado del cuerpo y la piel le devolvió protagonismo a estas técnicas.

Ya en los siglos XX y XXI las técnicas manuales comenzaron a encontrar apoyo en la tecnología médica, además de ir evolucionando en su propia naturaleza.

En definitiva, los masajes han servido como terapia desde tiempo inmemoriales y siguen siendo el tratamiento más recomendado en multitud de casos.

Vistas Caldaria - Caldaria

¿Qué es la masoterapia?

Pero, ¿qué es la masoterapia y quién puede ser masoterapeuta? De forma muy sintetizada se puede definir como el uso de masajes para tratar, curar o mejorar diferentes patologías. En la práctica esto se traduce en multitud de técnicas -en constante evolución- en distintas partes del cuerpo para descontracturar, relajar, mejorar la circulación… La principal diferencia entre un masaje y la masoterapia es que el primero se aplica a nivel más superficial y su objetivo no tiene por qué ser terapéutico. La masoterapia se incluye como especialidad de la Fisioterapia. En el caso de tener un fin terapéutico debe ser realizado por un fisioterapeuta. Si se trata de un masaje de relax o deportivo (sin lesión anterior) puede efectuarlo un quiromasajista.

Masoterapia

Beneficios de ir a un masoterapeuta

Aunque las indicaciones y beneficios de la masoterapia depende de cada tipo y zona trabajada hay una serie de cuestiones destacables.

  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Reduce el dolor: especialmente en lesiones traumáticas.
  • Estimula el sistema muscular y fortalece los músculos.
  • Aumenta la elasticidad de la piel.
  • Mejora la movilidad de las articulaciones.
  • Ayuda en la relajación.
  • Estimula órganos del aparato digestivo.

masaje_y_masoterapia

Tipos de masajes

Dependiendo de su función puede establecerse una detallada clasificación del tipo de masajes.

Por un lado tenemos los masajes circulatorios, aquellos que trabajan para activar el flujo sanguíneo y la eliminación de toxinas, un tipo que se complementa con los masajes descontracturantes. Este segundo tipo se centra en un músculo o grupo de músculos contracturados. A través de su manipulación se consigue relajar y eliminar las molestias.

Los deportistas también se benefician de las propiedades de los masajes. Para ellos existen técnicas concretas que se aplican sobre los grupos de músculos que intervienen en cada actividad deportiva. De este modo, el estado y rendimiento físico alcanzará mejores niveles.

Nuestro aspecto y nuestro sistema nervioso también se aprovechan de los masajes. Existen masajes estéticos en los que se conjugan técnicas circulatorias y modeladoras que actúan sobre partes determinadas del cuerpo. Normalmente este tipo de masajes buscan reducir volumen y tonificar.

El último de los grandes grupos de masajes son los relajantes. Como su propio nombre indica, este tipo de masajes propician la relajación muscular y contribuye al equilibrio entre cuerpo y mente.

Pero esta es solo una clasificación general. Los masajes ofrecen un gran abanico de posibilidades. Pueden acompañarse de envolturas de chocolate, algas, piedras calientes, cañas de bambú o aromaterapia, todo pensado para completar una experiencia extraordinaria.

Así que no lo dudes y repón fuerzas con un masaje, consulta los programas  y tratamientos de los balnearios Caldaria que incluyen un buen catálogo de técnicas.