Historia de Lobios, termalismo desde los romanos

03/11/2016 -

Lobios es ejemplo de tradición termal. Los romanos descubrieron ya su potencial, asentándose en la zona y desde entonces sus aguas han sido consideradas de gran valor para la salud y el bienestar. Y no podía ser menos contando con unos manantiales en plena Reserva de la Biosfera Transfronteriza Gerês-Xurés. Nuestro objetivo hoy es que conozcas un poco más la historia termal de Lobios para que comprendas el tesoro natural que suponen.

De los romanos a hoy

A orillas del río Caldo se encuentra la “Mansio Aquis Originis”, una mansión romana situada en la Vía Nova Romana XVIII que comunicaba Braga y Astorga, una de las calzadas decisiva para el comercio de materias primas.

Fue, con toda seguridad, la presencia de aguas termales, muy apreciadas por los romanos, uno de los factores determinantes para el asentamiento en la zona. Gracias a los manantiales que se escondían en el subsuelo los romanos crearon baños y sistemas de calefacción para los moradores de la mansión.

Otros puntos de la comarca de A Baixa Limia también fueron elegidos por los romanos por su potencial termal. A siete kilómetro de Bande se encuentra el yacimiento del campamento Aquis Querquennis, un nombre bien adecuado que describe a la perfección esa área: “aquis” hace referencia a sus aguas termales y “querquennis” a la abundancia de robles. En este caso, los manantiales también animaron a infantería y caballería a establecer allí su campamento.

Y del mismo modo que hemos tomado ejemplo de los romanos en tantas otras cosas, el uso de las aguas mineromedicinales ha llegado hasta nuestros días.

Oferta termal de Lobios

Aguas bicarbonatadas que emanan a una temperatura de 77 grados, la temperatura de surgencia más alta de toda España. Esa es la riqueza que a día de hoy esconde el subsuelo de Lobios.

Esas aguas mineromedicinales son grandes aliadas en procesos crónicos digestivos, respiratorios, reumatológicos y curas de diuresis. Además, sus características las hacen idóneas para el desarrollo de tratamientos estéticos y curas de estrés.

Balneario Lobios - Caldaria

Y lo mejor para completar un buen proceso de asimilación de esas aguas es hacerlo en un entorno adecuado como el que ofrece Caldaria, un complejo hotelero moderno de cuatro estrellas, con 85 habitaciones completamente equipadas, cuatro de ellas adaptadas a personas con movilidad reducida.

Jacuzzis, piscinas termales, servicios de fangoterapia, sillones térmicos, un termatarium y tratamientos estéticos completan la oferta del Caldaria Lobios.

Entorno natural

La naturaleza es la otra protagonista de Lobios, con sus pequeños ríos, cascadas y saltos de agua y bosques llenos de vida, un patrimonio natural que se ha ido enriqueciendo con los años. Sus dólmenes, castros y demás vestigios romanos, junto con ejemplos extraordinarios de arquitectura medieval y popular completan un paraje que retrata el paso del tiempo.

Y para los más deportistas rutas para practicar el senderismo u oportunidades únicas para disfrutar de la bicicleta redondearán una estancia en Lobios.

Capital natural, termal, deporte y unas instalaciones extraordinarias en las que disfrutar, todo eso forma uno de los pilares de Lobios, pero aún hay más por descubrir. Así que date una escapada y compruébalo por ti mismo.