Masajes que te dejarán como nuevo

16/05/2019 - , ,

¿Quién le dice que no a un buen masaje? Los masajes son una herramienta fundamental contra dolores musculares, fatiga, malestar articular, estrés… La capacidad terapéutica de la masoterapia está de sobra probada, pero el placer de recibir un masaje no se entiende con solo enumerar sus beneficios, hay que experimentarlo. Por eso hoy detallamos 15 tipos de masajes que te dejarán como nuevo. Elige uno, un par de ellos o, por qué no, pruébalos todos.

Cualquiera de estas clases de masaje te garantiza relax, desconexión y, dependiendo de cuál sea la elegida, también beneficios en zonas específicas de tu cuerpo.

Masajes hombros-cuello

Una de las zonas que más se resienten en el día a día es la formada por los hombros y el cuello. La tensión, los esfuerzos y las malas posturas hacen que esta zona se sobrecargue constantemente, sobre todo si pasamos muchas horas sentados o frente al ordenador. Por eso, un buen masaje hombros-cuello, que ejerza presión sobre toda la zona y ayude a descontracturarla, mejorará las sensaciones de todo tu cuerpo y te proporcionará una ración extra de bienestar que siempre viene bien.

Reflexoterapia

Se trata de una práctica que estimula puntos sobre pies, manos, nariz y orejas, basada en la idea de que ese masaje tiene efectos beneficiosos sobre distintos órganos del cuerpo y puede contribuir a combatir enfermedades. La explicación se encontraría en el sistema nervioso. Cierto o no, la reflexoterapia se aplica en Occidente desde finales del siglo XIX, y se cree que las antiguas culturas china e india ya la practicaban. Lo que está asegurado, en cualquier caso, es la sensación de gustito solo con el masaje.

Masajes bambú

La bambuterapia es una técnica milenaria que utiliza varas de bambú de diferentes longitudes y grosores para masajear el cuerpo. Esta técnica es sobre todo conocida por su efecto relajante y porque sirve para combatir la celulitis y moldear la silueta, pero el masaje con bambú también elimina la tensión de los músculos, contribuye a la regeneración de los tejidos e incluso armoniza la energía corporal. Y es muy placentero.

Masaje kassa

Con más de 2.500 años de antigüedad, el masaje kassa consiste en frotar la superficie del rostro con una piedra de forma especial que se llama kassa plate, y que puede estar formada por distintos materiales. El origen de esta técnica se remonta a la medicina china. El masaje kassa consigue relajar los músculos faciales y favorecer la circulación sanguínea, con lo que se obtiene una piel más sana y, por tanto, más joven y bella.

Masajes con piedras calientes

La terapia geotermal es una técnica oriental que se basa en la idea de que el cuerpo contiene siete centros de energía o chakras que son los responsables de que la energía fluya correctamente y nos sintamos bien. Estos puntos son la columna, la frente, el abdomen, las manos y los dedos de los pies. La terapia geotermal combina el masaje terapéutico con el uso de piedras calientes, y a veces también frías, para relajar el cuerpo y que la energía fluya adecuadamente. Las piedras calientes deben ser lisas y planas, de origen volcánico, y calentarse a un máximo de 50ºC.

Masaje anticelulítico

Salud y belleza van de la mano. Por eso un masaje que luche contra la celulitis mejorará nuestra apariencia pero también nos proporcionará una sensación de bienestar. Este tipo de masaje rompe la grasa, moviliza los líquidos acumulados y facilita la penetración de otros tratamientos contra la piel de naranja. Es recomendable hacerlo con una crema anticelulítica de eficacia probada para obtener mejores resultados.

Envolturas

Chocolate, barro, leche, algas… Son solo algunos de los productos que pueden aplicarse sobre la piel para nutrirla en profundidad y aportarle beneficios. Lo habitual es combinar estas envolturas con un masaje para activar aún más sus propiedades. El proceso suele ser: exfoliación de la piel, aplicación de la cobertura, contención con toallas calientes o plástico envolvente y, para ponerle la guinda al tratamiento, el masaje.

Masajes deportivos

. En el caso de deportistas, tanto profesionales como aficionados, los masajes son sus mejores aliados. Ya sea contra la fatiga, como parte de un tratamiento para una lesión o simplemente para mantener los tejidos en buen estado, los masajes deportivos no deberían faltar en su agenda. El tipo de masaje dependerá del deporte que practique el paciente y de cuál sea el motivo.

Drenaje linfático

. Esta técnica de la masoterapia ofrece vertientes tanto terapéuticas como estéticas. Se trata de un masaje que activa el funcionamiento del sistema linfático superficial para mejorar la eliminación de líquido intersticial y de las moléculas de gran tamaño facilitando su evacuación. Está recomendado en casos de celulitis, varices o diferentes edemas pero también en diagnósticos de artritis, artrosis o fibromialgia.

Masaje relajante

Para ti, para mí, para él y para ella, para jóvenes, para no tan jóvenes, por salud y por belleza… Para todo el mundo – salvo especificación médica – un masaje relajante siempre recarga las pilas. Y si le sumas un programa de balneario https://www.caldaria.es/programas-de-balneario/ con sus piscinas, sus chorros y comida saludable, ¿quién dice que no?

Masaje descanso de pies

Al igual que nuestras piernas, los pies soportan buena parte de nuestra actividad diaria. Tanto si caminamos mucho como si pasamos largos días sentados, los pies y su circulación se resiente. Por eso es especialmente interesante atender a su descanso, ¿y qué mejor manera que hacerlo con un buen masaje de pies? Este tipo de masaje logra, además, relajar todo el cuerpo, por lo que puede ser útil para conciliar el sueño si lo realizamos a última hora del día.

Masaje bajo ducha

. También llamado ducha Vichy por ser originario de esta ciudad francesa, el masaje bajo ducha combina la presión manual sobre el cuerpo con una ducha horizontal de afusión (en forma de lluvia) para aprovechar los beneficios terapéuticos del agua. Entre sus bondades destacan que reduce el estrés y tiene efecto sedante, alivia contracturas y tonifica la piel.

Masaje ayurvédico

. Ayurveda es una filosofía hindú que combina el yoga, la meditación, el masaje y las hierbas. El masaje ayurvédico también se conoce como abyanga, y se realiza en todo el cuerpo con la aplicación de aceites aromáticos elegidos por sus propiedades supuestamente espirituales y curativas.

Masajes con aromaterapia

. En este masaje se aplican aceites esenciales sobre la piel, que primero actúan dejando su aroma en el aire, lo que contribuye a que nos sintamos más relajados, para pasar a continuación a provocar sus efectos terapéuticos sobre el cuerpo. Con este tipo de masaje podemos aliviar la tensión, reducir el dolor y la inflamación, mejorar el humor y evitar la congestión nasal.

Masaje balinés

Procedente de la isla de Bali en Indonesia, este masaje combina estiramientos, acupresión y amasamientos usando manos, rodillas y pies para, entre otros beneficios, aliviar trastornos del sueño, tratar enfermedades respiratorias y combatir las migrañas y los dolores musculares.

Ahora que ya conoces 15 tipos de masajes que te dejarán como nuevo,  no lo dudes, consulta los catálogos de masajes de Caldaria y aprovéchate de todos sus beneficios.