Las Cíes, el paraíso de Galicia

29/08/2017 -

Aguas cristalinas, arena blanca y fina, sol, fauna y flora asombrosa… podría parecer que estamos hablando de algún paradisíaco enclave del Caribe más salvaje. Y desde luego que hablamos de un lugar paradisíaco, salvaje y asombroso, pero mucho más cerca de lo que piensas. En esta ocasión queremos acercarte al paraíso gallego que se esconde en las Islas Cíes. Su patrimonio natural no deja indiferente a nadie, recibiendo anualmente miles de turistas que buscan perderse en el archipiélago. Acompáñanos en este recorrido.

Orografía, fauna y flora

A primera vista las Cíes conquistan. El mar azul, la arena blanca y los poblados bosques desbordan los sentidos, pero aún esconden mucho más, tanto así que en 1980 fueron declaradas parque natural. De este modo, pretendía preservarse su alto valor natural ante el rápido deterioro que estaba sufriendo como consecuencia de las acciones del hombre.

El archipiélago está formado por tres islas: la isla de Monteagudo o lla Norte, la isla Do Faro o Illa do Medio y la de San Martiño o Illa Sur. Las especies autóctonas pueblan su zona de matorral, desde toxos a xestas pasando por la esparraguera, el torvisco o la jara.

La zona boscosa, pese a seguir luciendo majestuosa, ha sufrido mayores alteraciones con la desaparición de especies autóctonas y la repoblación con pino y eucalipto.

Gaviota Islas Cíes - Caldaria

En las Islas Cíes puedes encontrar además la mayor colonia del mundo de gaviotas patiamarillas, las legítimas habitantes del archipiélago. Conviven con el cormorán moñudo y la gaviota oscura. Conejos, erizos, nutrias y reptiles o anfibios completan el catálogo de fauna de la zona.

Pero buena parte de la riqueza natural de las Cíes se encuentra en el área submarina que rodean las islas, uno de los ecosistemas más ricos no solo de la costa gallega sino de España e incluso a nivel internacional. Además de un importante bosque de algas pardas, en las aguas de las Cíes se pueden ver frecuentemente delfines, ballenas y tortugas marinas.

De las vistas del faro a la paz de sus playas

Las rutas de senderismo que te proponen las Cíes te descubrirán algunas de las mejores vistas que puedas contemplar. Una de las más completas y exigentes, pero también más gratificante, es la que culmina en el Faro de Cíes. Desde allí podrás deleitarte con la inmensidad del mar.

Y para relajarte tienes un total de siete playas: Areiñas, Bolos, Cantareira, Figueiras… Pero la más popular es sin duda la Playa de Rodas, considerada por muchos la playa más hermosa del mundo. Arena fina, aguas cristalinas… volverán a recordarte a las postales caribeñas, pero con el encanto de Galicia y, eso sí, el agua bastante más fresca.

Playa Rodas Cíes - Caldaria

Desplazamiento y alojamiento

Para preservar el estado de las islas, el número de visitantes diarios está limitado. El acceso se realiza en barcos que pueden tomarse desde Vigo o Cangas. En verano, especialmente en los meses de julio y agosto, conseguir plaza es más complicado, pero la belleza de las Cíes puede apreciarse en cualquier época del año.

Tampoco hay ningún hotel en las islas, pero si quieres pernoctar puedes hacerlo en el camping, con tu propia tienda o alquilando una allí mismo.

Ten siempre muy presente que estás en una isla, en un parque natural, con lo que eso supone. Ahorra agua al máximo, se respetuoso con las fauna y la flora, recoge toda tu basura, en definitiva, cumple las normas y tú y todos los demás podréis disfrutar de este extraordinario y genuino lugar.

Este paraíso, que opta a convertirse en Patrimonio de la Humanidad, te está esperando. Pero ten presente que todo el que visita las Islas Cíes desea volver.