Cuidado para la piel grasa o acnéica

Cuidado para la piel grasa o acnéica

| Caldaria Hoteles y Balnearios

Seguramente hayas escuchado hablar de la piel grasa o acnéica. Parece algo propio de adolescentes, pero en muchas personas adultas esta afección de la piel también está presente. Sigue leyendo nuestro post para descubrir qué es una piel con tendencia acnéica, cómo hidratarla y que consejos llevar a cabo para cuidarla.

Qué es la piel acnéica

El primer paso es reconocer que tienes una piel acnéica. Es un tipo de piel mixta, grasa y que se caracteriza por tener los poros dilatados, un mayor grosor que otro tipo de piel y aspecto graso o brilloso. La causa suele ser una renovación cutánea deficiente con una excesiva producción de sebo. Las hormonas suelen estar relacionadas con este tipo de piel por lo que es muy común sufrirla durante la adolescencia; pero hay más causas por las que se puede producir en la edad adulta como una mala alimentación, vivir en un ambiente seco y con contaminación o sufrir de estrés o ansiedad. Llevar una mala rutina de limpieza de la piel también puede provocarla; por eso es tan importante limpiar la piel después de desmaquillarla y tratarla por las mañanas. La falta de sol también puede ser una de sus causas (recuerda que con 20 minutos de sol directo tres veces a la semana es suficiente).

Cómo hidratar la piel grasa 

Uno de los tratamientos más efectivos para tratar la piel grasa o con tendencia acneica es la hidratación. Recordarás que hemos hablado de la importancia del agua para nuestra salud, tanto física como mental. ¡Y es que sin agua apenas sobreviviríamos 5 días! Pues bien, la piel también necesita hidratarse, y en el caso de la piel acnéica más. Una buena

Estos son algunos consejos para hidratar la piel:

Debes limpiar tu piel dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche. Para ello debes evitar las cremas que tengan alcohol y optar por tónicos o cremas hidratantes que puedan nutrir y aliviar ‘la sed’ de tu piel. Descubre en nuestra línea de Balneis productos específicos para hidratar la piel y hacer que recupere el brillo y la lucidez natural.

Una limpieza profunda a la semana en forma de exfoliación. Puedes probar con mascarillas de carbón, té verde o aloe vera, entre otras.

El protector solar, imprescindible. En nuestro blog HDOSO ya te hemos hablado de la importancia de tomar el sol con una buena protección; pero aquí queremos dar un paso más. Utiliza siempre protector solar durante los meses de mayor exposición al sol y reduce su uso, pero no lo abandones, durante el resto. Si te quemas la piel, el agua termal puede ser una aliada para combatir los efectos.

De Balneis

Otros consejos para cuidar la piel (del rostro)

Aunque esos tres son fundamentales, debes tener en cuenta que tu propia rutina diaria puede afectar a tu piel. Incluso el estrés y la ansiedad hacen que tu piel luzca en peores condiciones. De ahí la importancia de cuidar, además de tu salud física, tu salud mental.

Y además…

Nunca revientes los granos. No  solo no solucionas nada con este procedimiento sino que, además, tu cara puede llegar a quedar marcada con cicatrices.

No te toques. Parece algo sencillo pero a lo largo del día hay numerosos tics que puedan llevarte a tocar la cara con las manos. ¡Y ya sabemos que las manos lo tocan todo! Si tienes algún tic que te lleva a tocarte la cara con más frecuencia de lo normal, aumenta el lavado de las manos y de tu propio rostro, en el caso de que tu piel acnéica se concentre en esta parte del cuerpo.

El pelo, limpio. Parece otra obviedad, pero si tienes el pelo largo, este tocará la cara a lo largo del día en infinitas ocasiones, provocando así también que tu rostro se ensucie. ¿Sabías que en Caldaria también tenemos champús y geles adecuados a todo tipo de cabellos y pieles?

Si tienes piel grasa o con tendencia acnéica sigue estos consejos. ¡Y cuéntanos los resultados! 

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
'VERÁN TERMAL' 9 NOCHES

'VERÁN TERMAL' 9 NOCHES

Oferta

PROGRAMA SOCIAL DE LA XUNTA PARA LA TEMPORADA ESTIVAL -NUEVOS TURNOS SEPTIEMBRE Y OCTUBRE-

Ver más