Agua termal, tu aliada contra las quemaduras solares

12/07/2018 -

Uno de nuestros planes preferidos del verano es, por supuesto, disfrutar del sol y recibir esa dosis de vitamina D, positividad y bienestar emocional que nos aporta. Pero, siempre, con precaución. La exposición prolongada al sol sin crema protectora puede causar a medio y largo plazo enfermedades cutáneas, pero también tiene una molesta consecuencia que aparece de manera casi instantánea: las quemaduras solares. Para evitarlas, es imprescindible que te pongas crema solar de manera adecuada, esto es, al menos media hora  antes de tomar el sol y a continuación cada dos horas o cada vez que salgas del agua.

Pero si finalmente no puedes evitar quemarte, no te preocupes, en nuestro blog HDOSO tenemos la receta para tratar los efectos de las quemaduras: el agua termal.

Crema hidratante

Las propiedades mineromedicinales del agua termal alivian el dolor, el picor y la hinchazón que a veces producen las quemaduras. De ahí que se trate de uno de los productos de cosmética que no pueden faltar en tu neceser. Pero vamos por partes, ¿cómo identificamos que hemos sufrido una quemadura por el sol?

Las quemaduras solares suelen aparecer a los pocos minutos de haber estado expuestos al sol, pero en ocasiones tardan hasta 24 horas en hacerlo. Los síntomas van desde la rojez y el aumento de la temperatura de la piel hasta dolor con el roce. Las lesiones más graves también se manifiestan con ampollas y suelen ser especialmente dolorosas.

Para tratar una quemadura solar, recomendamos seguir los distintos pasos:

  1. Lo primero que debemos hacer es intentar refrescar la zona afectada, bien con paños humedecidos o directamente con agua fría.
  2. A continuación limpiaremos la lesión. Para ello te resultará muy útil el agua termal, ya que, como comentábamos más arriba, también alivia las molestias de la quemadura. Aplícala con cuidado sobre la piel y seca la zona dando pequeños golpecitos, así no te dolerá y evitarás que las ampollas que se hayan formado se abran o se infecten.
  3. Tan importante como aplicar crema solar antes de la exposición al sol es hidratar bien la piel justo después. Ten en cuenta que la piel dañada necesita regenerarse, y para eso necesita la ayuda de una buena loción hidratante. Entre los productos de nuestra línea de cosmética, De Balneis https://www.caldaria.es/de-balneis/ , encontrarás cremas para las distintas partes del cuerpo que no sólo te aportarán la hidratación que necesitas, sino también los beneficios de las aguas termales de Caldaria en formato para usar en casa.
  4. Hidratación por fuera y por dentro. Durante y después de tomar el sol, asegúrate de beber agua, ya que el riesgo de sufrir deshidratación es mayor.

Quemadura

Si estás tratando una quemadura solar, debes evitar tomar el sol durante un tiempo, puesto que la piel afectada es más vulnerable a sufrir nuevas lesiones. Si no puedes evitar la exposición bien por trabajo o bien por alguna otra razón, aplícate crema protectora de factor alto para evitar riesgos.

Por último, no te preocupes si notas que la zona afectada comienza a pelarse. Recuerda que la piel tiene que regenerarse y para ello debe eliminar primero el tejido dañado.

Las quemaduras solares son molestas, y peligrosas, pero con agua termal y productos de cosmética hidratantes aliviarás sus síntomas y sus efectos. Así, solo tienes que preocuparte de seguir disfrutando de los placeres del verano en, por ejemplo, alguna de las mejores playas de Galicia.