Protégete del sol: 10 consejos para cuidarse de Lorenzo

19/05/2016 -

Después de un largo invierno, en cuanto salen los primeros rayos de sol lo que más nos apetece es disfrutar de ellos y, de paso, cambiar nuestro tono de piel por un bonito y dorado bronceado. Pero si no quieres que el proceso se convierta en una tortura, sigue nuestros consejos para aprovechar el sol de manera responsable.

1. Factor de protección solar adecuado: Todos necesitamos proteger nuestra piel del sol, aunque nuestra tez tenga por naturaleza un tono más moreno. Lo que debemos hacer es escoger el factor de protección más adecuado para nuestro tipo de piel. Sea como sea, no es recomendable que tu protector solar tenga un factor inferior a 15-20. Además, debes extremar las precauciones en los primeros días de exposición al sol y también puedes utilizar diferentes productos dependiendo de la zona del cuerpo, prestando especial atención, por ejemplo, al rostro.

2. Aplicación adecuada: No solo debes escoger adecuadamente el tipo de protector solar, sino aplicarlo correctamente. Debes proteger tu piel desde al menos media hora antes de la exposición al sol y repetir la aplicación cada dos horas, incluso con más frecuencia si visitas a menudo el agua. No olvides aquellas zonas complicadas y que pueden pasar inadvertidos, como las orejas o los empeines de los pies. Tampoco desatiendas esas áreas donde tienes lunares o pecas.

3. No te lances a lo loco: Estabas deseando que llegase el sol, nosotros también, pero tu piel necesita un tiempo de adaptación. Así que no te lances a pasar horas y horas bajo sus rayos el primer día. Lo único que conseguirás es no poder disfrutar de él en un buen tiempo.

4. Evitar el sol de mediodía: Aunque te protejas correctamente del sol, existen momentos del día donde lo mejor es, directamente, no exponerse a él, como en las horas centrales del día, aproximadamente desde las 11:30 a las 16:30h.

5. La sombra, esa gran aliada: Quieres aprovechar el mayor tiempo debajo del sol, sí, lo entendemos. Pero no olvides darle un respiro a tu piel. Para ello, nada mejor que alternar periodos de tiempo al sol con un ratito bajo la sombra.

cuidados para el sol - Caldaria

6. Hidrátate por dentro y por fuera: El agua es el principal componente del cuerpo humano, por eso debemos cuidar que sus niveles no bajen durante nuestra exposición al sol. Así que debes hidratarte por dentro y por fuera. Para lo primero, bebe agua regularmente, además ayudará a refrescarte. En cuanto a lo segundo, no olvides cuidar tu piel después de exponerte al sol. Los cosméticos termales pueden ser tus mejores aliados.

7. Protege tu cabeza y tus ojos: Cuidar la piel es fundamental, pero tanto o más lo es proteger tu cabeza y los ojos. Así que no te expongas al sol sin una gorra o sombrero y, por qué no, gafas de sol.

8. No bajes la guardia en días nublados: No te confíes porque el cielo esté nublado. El sol y la brisa pueden quemar igualmente tu piel, así que no desatiendas la protección solar.

9. Cuídate del sol, también por dentro: Lo que comes también te ayudará a cuidar tu piel frente al sol e incluso a conseguir un mejor bronceado. Para proteger tu piel antes de la exposición solar se recomienda tomar alimentos ricos en vitaminas C, E y D y antioxidantes.

10. Huye de trucos locos para acelerar el bronceado: Seguro que conoces esos ‘consejos’ para acelerar el bronceado que hasta te recomiendan untarte en aceite de oliva. Así solo conseguirás, y nunca mejor dicho, freír tu piel. Y la piel tiene memoria, esas locuras te pasarán factura, antes o después, así que huye de ellas.

Si te gusta el sol y el verano, aquí está tu época favorita del año, no dejes que las irresponsabilidades con tu piel te lo arruinen. Disfruta del sol pero con cabeza.