Las mejores piscinas naturales de Galicia

17/04/2018 -

Galicia es agua en el sentido más amplio del término, incluido el más lúdico. Cuando nos apetece un buen chapuzón podemos recurrir a extraordinarias playas o playas fluviales. También contamos con algunas de las termas naturales más importantes porque Ourense en una de las provincias termales por excelencia. Pero en esta ocasión queremos presentarte otra opción, natural y salvaje. Sigue leyendo y descubre algunas de las mejores piscinas naturales de Galicia.

Pozas de Melón

Nuestra primera parada es una de las más conocidas en la provincia de Ourense, por su belleza y por ser apta para toda la familia. Las pozas de Melón, caracterizadas por sus cascadas y aguas cristalinas, son una opción ideal para cuando aprieta el calor y apetece un chapuzón en plena naturaleza. Además, cuentan con un acceso sencillo.

O Pozo de Corme

Situado en la punta de O Roncudo (Ponteceso), o Pozo do Corme es uno de los pocos creados por el mar. Para disfrutar de un baño en este paradisíaco lugar debes visitarlo cuando la marea está baja y el mar tranquilo. Una delicia de lugar, pero no olvides mantener las precauciones antes y durante el baño.

Cascada de Vilagocende

Nos vamos hasta Lugo para disfrutar de una de las cascadas más grandes de Galicia. Podrás comprobar la magnitud de la fuerza del agua al ver como rompe contra las pozas. Muy cerca de ese espectáculo podrás disfrutar de un baño en plena naturaleza. Y antes o después te recomendamos dar un agradable paseo por su entrono, un verdadero espectáculo.

Piscinas naturales de Nuveira

Cerca de Fisterra, uno de nuestros lugares favoritos y lleno de misticismo, podrás encontrar las piscinas naturales de Nuveira, en la que tampoco falta una espectacular cascada. Un lugar perfecto e inolvidable para darse ese chapuzón de verano.

Pozas de Melón - Caldaria

Poza da Moura

Pero si de misticismo se trata, la Poza da Moura en Domaio conjuga a la perfección frescura, tranquilidad y leyenda. Cuenta la historia que el nombre de la poza se debe a una joven y hermosa «moura» que se sumergió en sus aguas rota de dolor tras la perdida de su amado a manos de su padre, que no aprobaba la relación. Desde entonces, la leyenda cuenta que en las noches de verano se puede oír su llanto. Eso sí, el acceso a este jacuzzi natural con vistas a la ría de Vigo es un tanto complicado.

Pozas de Mougás

En Oia encontrarás unas de las piscinas naturales más populares y hermosas de Galicia, las Pozas de Mougás. ¿Qué te parece la idea de disfrutar de una ruta de senderismo que culmine con un refrescante chapuzón? Pues ese es uno de los placeres que te ofrece este punto de las Rías Baixas.

Fervenza do Toxa

Y concluimos con otra impresionante cascada cerca de la cual podrás darte también un buen baño. Nos referimos a la Fervenza do Toxa en Silleda. El agua cae desde unos 60 metros de altura rompiendo a sus pies en una piscina natural. Un espectáculo de agua, piedra y vegetación.

No digas que en Galicia faltan planes cuando el calor aprieta y apetece darse un buen baño. Aquí puedes hacerlo con personalidad, en plena naturaleza y en lugares extraordinarios por su belleza.