Las mejores piscinas naturales de Galicia

Las mejores piscinas naturales de Galicia

| Caldaria Hoteles y Balnearios

Galicia es agua en el sentido más amplio del término, incluido el más lúdico. Cuando nos apetece un buen chapuzón podemos recurrir a extraordinarias playas o playas fluviales. También contamos con algunas de las termas naturales más importantes porque Ourense en una de las provincias termales por excelencia. Pero en esta ocasión queremos presentarte otra opción, natural y salvaje, adaptada al turismo en tiempos de Covid-19. Sigue leyendo y descubre algunas de las mejores piscinas naturales de Galicia.

Pozas de Melón

Nuestra primera parada es una de las más conocidas en la provincia de Ourense, por su belleza y por ser apta para toda la familia. Las pozas de Melón, caracterizadas por sus cascadas y aguas cristalinas, son una opción ideal para cuando aprieta el calor y apetece un chapuzón en plena naturaleza. Además, cuentan con un acceso sencillo y una zona de aparcamiento con una cafetería que sirve comidas rápidas. Las pozas de Melón son aptas para cualquier público, tanto para aquel que aprovecha para hacer senderismo (hay varias pozas superpuestas a lo largo de una empinada cuesta) como para aquellos que solo quieren refrescarse. Para estos últimos, la mejor opción es disfrutar de la primera poza que sale a nuestro encuentro, la Poza da Estrela, con profundidad suficiente para darse un baño y numeroso sitios para sentarse y descansar. Eso sí, también es una de las más concurridas. Un consejo si encaminas tus pasos a las piscinas superiores: la zona es muy resbaladiza, por lo que hay que ir con cuidado.

O Pozo de Corme

Situado en la punta de O Roncudo (Ponteceso), o Pozo do Corme es uno de los pocos creados por el mar. Para disfrutar de un baño en este paradisíaco lugar debes visitarlo cuando la marea está baja y el mar tranquilo. Una delicia de lugar, pero no olvides mantener las precauciones antes y durante el baño.

Cascada de Vilagocende

Nos vamos hasta Lugo para disfrutar de una de las cascadas más grandes de Galicia. Podrás comprobar la magnitud de la fuerza del agua al ver como rompe contra las pozas. Muy cerca de ese espectáculo podrás disfrutar de un baño en plena naturaleza. Y antes o después te recomendamos dar un agradable paseo por su entrono, un verdadero espectáculo.

Vilagocende

Piscinas naturales de Nuveira

Cerca de Fisterra, uno de nuestros lugares favoritos y lleno de misticismo, podrás encontrar las piscinas naturales de Nuveira, en la que tampoco falta una espectacular cascada. Un lugar perfecto e inolvidable para darse ese chapuzón de verano.

Poza da Moura

Pero si de misticismo se trata, la Poza da Moura en Domaio conjuga a la perfección frescura, tranquilidad y leyenda. Cuenta la historia que el nombre de la poza se debe a una joven y hermosa "moura" que se sumergió en sus aguas rota de dolor tras la perdida de su amado a manos de su padre, que no aprobaba la relación. Desde entonces, la leyenda cuenta que en las noches de verano se puede oír su llanto. Eso sí, el acceso a este jacuzzi natural con vistas a la ría de Vigo es un tanto complicado.

Pozas de Mougás

En Oia encontrarás unas de las piscinas naturales más populares y hermosas de Galicia, las Pozas de Mougás. ¿Qué te parece la idea de disfrutar de una ruta de senderismo que culmine con un refrescante chapuzón? Pues ese es uno de los placeres que te ofrece este punto de las Rías Baixas.

Fervenza do Toxa

Seguimos con otra impresionante cascada cerca de la cual podrás darte también un buen baño. Nos referimos a la Fervenza do Toxa en Silleda. El agua cae desde unos 60 metros de altura rompiendo a sus pies en una piscina natural. Un espectáculo de agua, piedra y vegetación.

A Toxa

Pozas del Río Pedras

A tan solo 10 minutos de A Pobra do Caramiñal, en A Coruña, puedes encontrar esta belleza de la naturaleza. Comienza la ruta en la localidad de Aldeavella y discurre por caminos de cuento en plena naturaleza, bordeando los ríos y atravesando un puente medieval del que se dice que formó parte de la calzada romana que unía Boiro y Porto do Son por el Barbanza. A medida que nos acercamos a la poza nos encontramos con el río das Bestas o río Folgoso que discurre por entre la maleza desde la Serra del Barbanza hasta llegar al denominado Río Pedras. Según la leyenda que asegura que San Mauro llegó hasta estas aguas a bordo de una barca de piedra (representada por una gran roca que se encuentra al borde de las piscinas naturales) perseguido por los moros. La providencia, el destino o Dios quiso que él pudiese remontar río arriba y los cantos rodados fueran cerrado el río a su paso, para verse libre de sus perseguidores. Todavía se puede ver la roca que se asemeja a la barca. ¿Te animas a visitar este enclave paradisíaco?

Caldeiras do Castro 

Situadas en el lugar de O Castro, en Muxía, A Coruña, son otro lugar fascinante para refrescarse este verano. Las caldeiras están compuestas por varias piscinas naturales y varios saltos de agua así como una cascada de 8 metros de altura. Es una zona altamente turística, por lo que es posible que este verano puedas encontrarte con más personas realizando esta ruta por lo que, si puedes, debes hacer el recorrido hasta estas pozas naturales entre semana. ¡Tendrás todo un paraíso para ti solo! Además de poder bañarte en estas piscinas naturales, podrás realizar una visita a la capilla de Santo Outel de O Castro, de estilo barroco, construida en el año 1660. La capilla ha sido recientemente restaurada y está formada por una sola nave con una cubierta a dos aguas. Frente a la capilla podrás encontrar un ‘cruceiro’ del siglo XVIII y un merendero perfecto para tomar un descanso.

Caldeiras do Castro

Cascada de A Barosa 

Un lugar que no debes dejar de visitar tanto si vives en Galicia como si vienes de visita, es el Parque Natural del Río Barosa. Un enclave situado en el municipio de Barro, en Pontevedra y que cuenta con grandes espacios verdes y una impresionante cascada que salva 60 metros en apenas unos pocos metros de recorrido. En este parque puedes disfrutar no solo de las vistas, sino también de una playa fluvial y de una ruta por 17 molinos de agua dispuestos por sus respectivas cascadas. El plan perfecto de senderismo bordeando el río Barosa. Una curiosidad. Se dice que estos molinos de agua se utilizaban para moler el maíz que se llevaba al monasterio de San Martiño Pinario en Santiago de Compostela.

No digas que en Galicia faltan planes cuando el calor aprieta y apetece darse un buen baño. Aquí puedes hacerlo con personalidad, en plena naturaleza y en lugares extraordinarios por su belleza.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
'VERÁN TERMAL' 9 NOCHES

'VERÁN TERMAL' 9 NOCHES

Oferta

PROGRAMA SOCIAL DE LA XUNTA PARA LA TEMPORADA ESTIVAL -NUEVOS TURNOS SEPTIEMBRE Y OCTUBRE-

Ver más