Consejos para tomar el sol sin peligro

Consejos para tomar el sol sin peligro

| Caldaria Hoteles y Balnearios

El verano está a punto de llegar pero el calor ya se ha instalado en la mayor parte de España. Poco a poco los efectos de la pandemia por coronavirus se reducen y estamos deseando salir a la calle y disfrutar el sol. Pero este año, más que nunca, debemos hacerlo con moderación. Los rayos de sol pueden quemar nuestra piel y provocarnos enfermedades tan peligrosas como el cáncer. Una protección adecuada y un 'consumo' responsable de sol, es sinónimo de un verano saludable.

Sigue estos consejos para disfrutar del sol sin temer sus efectos adversos.

Protección adecuada

Todos necesitamos proteger nuestra piel del sol, aunque nuestra tez tenga por naturaleza un tono más moreno. Lo que debemos hacer es escoger el factor de protección más adecuado para nuestro tipo de piel. Sea como sea, no es recomendable que tu protector solar tenga un factor inferior a 15-20. También puedes utilizar diferentes productos dependiendo de la zona del cuerpo, prestando especial atención a la cara.

Aplicar bien la protección

No solo debes escoger adecuadamente el tipo de protector solar, sino aplicarlo correctamente. Es importante proteger tu piel desde al menos media hora antes de la exposición al sol y repetir la aplicación cada dos horas, incluso con más frecuencia si visitas a menudo el agua. No olvides aquellas zonas complicadas y que pueden pasar inadvertidas, como el cuello, las orejas o los empeines de los pies. Tampoco desatiendas esas áreas donde tienes lunares o pecas.

Protección solar

Raciona las horas de sol

Estabas deseando que llegase el sol, pero tu piel necesita un tiempo de adaptación, así que no te lances a pasar horas y horas bajo sus rayos el primer día. Lo único que conseguirás es no poder disfrutarlo en una buena temporada. Los primeros contactos con el sol deben ser de entre 10 y 30 minutos, aumentando paulatinamente ese tiempo de exposición. Hay que extremar las precauciones en los primeros días de exposición.

Evita el sol de mediodía

Aunque te protejas correctamente del sol, existen momentos del día donde lo mejor es, directamente, no exponerse a él, como en las horas centrales del día, aproximadamente desde las 12:00 a las 16:00.

La sombra, esa gran aliada

Quieres aprovechar el mayor tiempo debajo del sol, sí, lo entendemos. Pero no olvides darle un respiro a tu piel. Para ello, nada mejor que alternar periodos de tiempo al sol con un ratito bajo la sombra.

Hidrátate por dentro...

El agua es el principal componente del cuerpo humano, por eso debemos cuidar que sus niveles no bajen durante nuestra exposición al sol. Así que debes hidratarte bebiendo agua, limonada o zumos naturales regularmente; además, ayudará a refrescarte.

...Y también por fuera

No olvides cuidar tu piel durante y después de exponerte al sol. Remojarse de vez en cuando mientras estamos tomando el sol nos ayudará a rebajar la temperatura del cuerpo y a evitar lipotimias, golpes de calor, mareos o insolaciones. Y después, los cosméticos termales pueden ser tus mejores aliados.

Protege tu cabeza

Cuidar la piel es fundamental, pero tanto o más lo es proteger tu cabeza. Por eso es muy importante no tomar el sol sin una gorra o un sombrero, sobre todo aquellas personas que tienen problemas de calvicie o una parte importante de la cabeza sin que el cabello les cubra.

Cuida los ojos

A veces no les prestamos la atención suficiente, pero los ojos son muy delicados y una exposición prolongada al sol pueden afectarles gravemente. Una gorra o un sombrero te ayudarán a proteger al mismo tiempo cabeza y ojos, aunque las gafas de sol también son una buena solución porque, además, te ahorrarán las temidas patas de gallo.

No bajes la guardia en días nublados

No te confíes porque el cielo esté nublado ya que el sol y la brisa pueden quemar igualmente tu piel, por lo que no deberías dejar de usar protección solar.

Cuídate también por dentro

Lo que comes también te ayudará a cuidar tu piel frente al sol e, incluso, a conseguir un mejor bronceado ya que hay alimentos que favorecen el incremento de la melamina. Para proteger tu piel antes de la exposición solar se recomienda tomar alimentos ricos en vitaminas C, E y D y antioxidantes. Un truco es tomar alimentos rojos o verdes como el tomate, las fresas, los pimientos o las cerezas.

Controla la fecha de caducidad de protectores

Todos acumulamos cremas solares de un año para otro en el bolso de la playa o entre las toallas de piscina. Sin embargo, la mayoría de los protectores solares caducan 12 meses después de abrirlos, por lo que hay que cambiarlos periódicamente. Busca esa información en los envases.

Evita colonias y desodorantes

Utilizarlos antes de tomar el sol pueden provocar alergias y manchas en la piel, ya que la mayoría tienen alcohol en su composición, por lo que no es nada recomendable su uso.

El efecto lupa

El sudor y el agua acumulada en la piel pueden provocar que el sol genere manchas y quemaduras, sobre todo en zonas sensibles como los labios o la nariz. Por eso no es buena razón secarse al sol y es mejor eliminar los restos de agua cuando vayas a tomar el sol y aplicar protector solar después.

Cuidado con los trucos para acelerar el bronceado

Seguro que conoces esos ‘consejos’ para acelerar el bronceado que hasta te recomiendan untarte en aceite de oliva. Así solo conseguirás, y nunca mejor dicho, freír tu piel. Y la piel tiene memoria, este tipo de acciones te pasarán factura, antes o después, así que huye de ellas y evita riesgos para tu piel y tu salud.

Di sí a los autobronceadores...

Toallitas, geles, mousses… hay una enorme variedad de autobronceadores a nuestra disposición en cualquier tienda especializada y no son dañinos para la salud ya que están dermatológicamente probados. Elige aquel con el tono que más te interesa y comienza a preparar tu cuerpo para lucir un moreno brillante.

… Y no a los lámparas de UVA

Multitud de estudios nos han avisado de los peligros de estas máquinas de bronceado, pero aún hay muchas personas que, sobre todo en invierno, las utilizan sin temor. Emiten rayos ultravioletas muy dañinas para la salud.

Si te gusta el sol y el verano, aquí está tu época favorita del año, no dejes que las irresponsabilidades con tu piel te lo arruinen. Disfruta del verano siguiendo estos consejos básicos para tomar el sol.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
PUENTES DE OTOÑO

PUENTES DE OTOÑO

Oferta

UNA ESTANCIA DE 3 NOCHES CON VALOR AÑADIDO

Ver más