Parques naturales protegidos en Galicia

Parques naturales protegidos en Galicia

| Caldaria Hoteles y Balnearios

Que Galicia es un paraíso en la Tierra es una realidad y nadie que la haya visitado tiene duda de ello. Su naturaleza de contrastes entre el interior y la costa, sus frondosos bosques o sus extensas playas dan buena fe de ello. Ocio, turismo y naturaleza son la combinación perfecta para disfrutar del otoño en Galicia por lo que hoy vamos a hacer un repaso por algunos de los espacios naturales protegidos de nuestra comunidad. ¿Nos acompañas?

Espacio natural protegido

Comencemos por el principio. ¿Qué es un espacio natural protegido? Según el Ministerio de Transición Ecológica son «áreas terrestres o marinas que, en reconocimiento a sus valores naturales sobresalientes, están específicamente dedicadas a la conservación de la naturaleza y sujetas, por lo tanto, a un régimen jurídico especial para su protección».

Este tipo de espacios cumple una función concreta: su objetivo es conservar tanto los ecosistemas como las especies que habitan en ellos, es decir, proteger la diversidad de la zona.

En nuestro país, estos espacios naturales están regulados por la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y se dividen en tres tipos: Espacios Naturales Protegidos, Espacios protegidos Red Natura 2000 y Áreas protegidas por instrumentos internacionales.

Parques Naturales Protegidos

Comenzamos nuestro viaje por los parques naturales protegidos de Galicia, que son seis: Serra da Enciña da Lastra, Monte Aloia, O Invernadoiro, Fragas do Eume, Baixa Limia - Serra do Xurés y Dunas de Corrubedo y lagunas de Carregal y Vixán.

Serra da Enciña da Lastra

Seguramente recuerdes que ya hemos hablado de este espacio en nuestro blog HDOSO. La Serra da Enciña da Lastra se encuentra en la provincia de Ourense, entre los valles del río Sil y la Serra de A Lastra. Una de sus características principales es que, a diferencia de casi todas las montañas de la comunidad, esta está constituida principalmente por granito. Situado a una altura de 684 metros y con una superficie de más de 3.100 hectáreas, este parque natural es un espacio protegido desde el año 2002 por la fauna que habita en él. Tienen especial importancia especies como el águila real o el halcón peregrino. También, debido a las numerosas cuevas (o palas, según se les llama en esta zona) en esta zona está la mayor comunidad de murciélagos de toda Galicia. Otras especies que se puedan encontrar en la zona son búhos reales, cangrejos de río o ciervos volantes, entre otros. En el caso de la flora, destacan los bosques de enebros, encinas, castaños, matorrales de tojos, etc.

Serra da Enciña da Lastra

Monte Aloia

Nos trasladamos a la provincia de Pontevedra para encontrarnos con otro de los parques naturales protegidos de Galicia. Está situado en el municipio de Tui y forma parte de la cadena montañosa de la Serra do Galiñeiro. Tiene una superficie de casi 750 hectáreas y fue declarado parque natural en el año 1978. Está formado por pinos y matorrales casi en su totalidad y en sus bosques se puedan encontrar especies de todo tipo: mamíferos como zorros, tejones, ratas de agua o caballos salvajes; aves como el ratonero común, cernícalos, perdices, gavilanes, lechuzas; anfibios como salamandras o tritones y reptiles como el lagarto verdinegro.

Es el primer espacio gallego en haberse declarado parque natural y se conforma como una especie de atalaya sobre el río Miño, por lo que desde él las vistas resultan impresionantes. Se tiene constancia de que la zona estuvo habitada hace más de 20.000 años, antes de la época de la romanización ya que se han encontrado hasta cinco castros (citanias) en sus bosques, como uno, parcialmente excavado, denominado Alto dos Cubos.

Monte Aloia

O Invernadeiro

Volvemos a Ourense para acercarnos hasta Vilariño de Conso. Allí se encuentra el parque natural de O Invernadeiro, un espacio protegido de casi 5.800 hectáreas situado en la zona sur del macizo central ourensano entre los ríos Ribeira grande y Ribeira pequeña. Está formado por las sierras de San Mamede, Queixa, Manzaneda y el Fial das Corzas. Llega a alcanzar alturas entre los 1.000 y los 1.600 metros. Pertenece a las comarca de Viana y fue declarado parque natural en el año 1997.

Con un clima oceánico, este parque está formado por bosques de robles negros (melojos) y abundante vegetación como tojos, tejos, espinos, avellanos o zarzamoras. Es el único parque natural de Galicia que no está poblado por ninguna comunidad humana, por lo que uno de sus principales atractivos es el silencio que se siente en él. Este silencio solo se ve roto por el paso de algunos de los ejemplares de fauna de la zona como son lobos, corzos, jabalíes, tejones, gatos monteses, armiños, etc. En el año 2020 se llegó a avistar, incluso, a un oso pardo, primera prueba de esta especie en el macizo central ourensano en los últimos 150 años.

O Invernadeiro

Fragas do Eume

Es otro de los espacios conocidos en nuestro blog HDOSO ya que se encuentra en todas las listas de bosques imprescindibles para visitar. Esta vez viajamos hasta la provincia de A Coruña para encontrarnos con uno de los bosques atlánticos mejor conservados de toda Europa. Son unas 9.100 hectáreas a orillas del río Eume en los municipios coruñeses de Capela, Cabanas, Monfero, Pontedeume y As Pontes de García Rodríguez. Se declaró parque natural en el año 1997 siendo también Lugar de Importancia Comunitaria.

Estas fragas están conformadas por un ecosistema de gran biodiversidad con los robles como los principales árboles de la zona. Castaños, carballos y abedules completan estos frondosos bosques. En lo que se refiere a la fauna, en este espacio protegido podemos encontrar numerosos anfibios dadas las condiciones de humedad y sombra de estos bosques. De hecho, trece de las quince especies de anfibios que viven en Galicia lo hacen en esta zona. Sapos y ranas comunes o salamandras comunes y gallaicas son sus principales habitantes. Además, podemos encontrar azores, buhos chicos, halcones peregrinos, mirlos acuáticos, martines pescadores, nutrias, ginetas, o corzos, zorros y ciervos.

Fragas do Eume

Baixa Limia - Serra do Xurés

¿Qué decir de una de las zonas cercanas a nuestro balneario de Lobios? El parque natural de la Baixa Limia - Serra do Xurés tiene una extensión de más de 20.000 hectáreas y fue declarado espacio protegido en el año 1993. Este extenso paraje tiene una particularidad, está unido al Parque Peneda-Gerês que se encuentra en Portugal. En realidad, es todo un mismo espacio tan solo separado por la frontera natural que une España y Portugal.

Este parque natural también ha sido declarado Reserva de la Biosfera y se extiende por los municipios de Muiños, Entrimo y Lobios. Robles melojos, abedules, madroños y acebos componen parte de la flora de este parque natural, que se completa con plantas endémicas como el laurel portugués que crece en abundancia debido a las buenas condiciones de humedad de la zona.

En lo que se refiere a la fauna de este parque natural, podemos encontrar numerosos anfibios y reptiles como la culebra viperina o la lagartija ibérica. Pitos reales, cucos, azores o águilas reales surcan los cielos de estos frondosos bosques y jabalíes, corzos, conejos, hurones, lobos, jinetas o gatos monteses.

Serra do Xurés

Dunas de Corrubedo y lagunas de Carregal y Vixán

Se le conoce también como parque natural de Corrubedo y se encuentra en la provincia de A Coruña. Con una superficie de casi 1.000 hectáreas, fue declarado espacio protegido en el año 1992 y comprende una zona entre la ría de Arousa y la ría de Muros y Noia en el municipio de Ribeira. Más de 3.000 aves acuáticas de hasta 35 especies pueblan la zona, formada por dunas, la playa de Corrubedo, las lagunas de agua dulce de Vixán y las lagunas de agua salada de Carregal. Entre las especies más comunes destacan los chorlitejos, patos-cuchara, zarapitos o cercetas. También se pueden ver fochas, garzas, cercetas o somormujos. Respecto a la flora, en la zona se puedan encontrar casi 250 tazones vegetales como carrizos y junqueras de las marismas.

Como dato interesante, este es uno de los parques naturales más visitados de España y por eso tiene una red de caminos para no invadir las dunas y no modificar el paisaje con la huella humana. Además, en O Vilar se encuentra el Centro de Recepción de Visitantes y el Centro de Interpretación del Ecosistema Litoral de Galicia (CIELGA).

Dunas de Corrubedo

¿Qué te ha parecido este recorrido por los parques naturales de Galicia? Sin duda un plan espectacular para un fin de semana soleado de otoño.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
PUENTES DE OTOÑO

PUENTES DE OTOÑO

Oferta

UNA ESTANCIA DE 3 NOCHES CON VALOR AÑADIDO

Ver más