Día Mundial del Turismo. Cómo ha evolucionado

Día Mundial del Turismo. Cómo ha evolucionado

| Caldaria Hoteles y Balnearios

Una de cada diez personas que trabajan en el mundo lo hace en el sector del turismo. Solo ese dato ya habla por sí solo de la importancia de este sector, pero en algunas ciudades o incluso países su incidencia es aún mayor. Sin embargo, el turismo ha evolucionado mucho en los últimos años y es vital analizar hacia dónde se mueve para reducir su impacto sobre el cambio climático, ya que es una de las industrias que más emisiones a la atmósfera general. El Día Mundial del Turismo que se celebra cada 27 de septiembre es la mejor ocasión para revisar el estado del sector.

Día Mundial del Turismo

Los Días Internacionales se utilizan a menudo para sensibilizar a las personas sobre algunos temas de gran importancia, ya sean derechos humanos, la salud o el desarrollo sostenible, solo por poner algunos ejemplos. Se trata de dar a conocer los problemas sin resolver que afectan a muchos millones de personas y de involucrar tanto a gobiernos como a la sociedad civil para la puesta en marcha de medidas concretas.

El Día Mundial del Turismo se celebra cada 27 de septiembre con esa misma finalidad: sensibilizar a la opinión pública sobre los problemas de esta industria que da trabajo a millones de personas en todo el mundo. En 2022 el lema elegido es "Repensar el turismo" y quiere responder a algunas preguntas, como hacia dónde va el turismo y cómo vamos a llegar hasta allí. El objetivo es plantear un debate sobre el impacto del sector en el planeta, las oportunidades de crecer de forma más sostenible y contribuir al desarrollo de muchos lugares en los que esta industria es la más importante, ya que da empleo a una gran parte de su población.

Cómo ha evolucionado el turismo

Los expertos suelen coincidir al calificar a los peregrinos como los primeros turistas de la historia. Necesitaban guías que les llevaran por los caminos más seguros, alojamientos donde poder dormir por las noches y casas de comida que les permitieran alimentarse. Sin embargo, hoy en día el turismo es muy diferente y ha evolucionado de manera palpable: primero, gracias a la mejora en los sistemas de transporte; en los últimos años, con la digitalización del sector, que ha popularizado el acceso a todo tipo de ofertas. Y, por supuesto, con la profesionalización de una industria que mueve miles de millones en todo el mundo y que no deja de crecer.

Hasta finales del siglo XX lo normal era viajar solo en vacaciones y no todas las familias podían permitírselo. Una escapada para aprovechar un puente estaba solo reservado a las economías más pudientes y coger un avión era algo casi impensable para el común de los mortales. Hoy, todo ha cambiado. Primero fue la mejora de las carreteras, lo que unido a una modernización del parque móvil permitió recortar el tiempo que se tardaba en los desplazamientos.

Más tarde llegó la aparición de las aerolíneas de bajo coste, lo que democratizó definitivamente el turismo, haciendo que cualquiera pudiera irse de fin de semana por poco más de lo que cuesta una cena en un buen restaurante. Y, junto a estos cambios, la profesionalización del sector ha permitido crear una red de establecimientos turísticos de primera calidad de la que viven millones de personas. La digitalización ha sido el último paso en esa evolución.

Turismo gastronómico

Otra de las grandes evoluciones del sector tiene que ver con la especialización: hoy en día es normal hacer turismo gastronómico, pero también turismo enológico o enoturismo, turismo cultural, turismo de naturaleza, turismo de negocios con congresos y visitas, etc.

Sin embargo, no todos son buenas noticias: esa democratización del turismo ha provocado la masificación y el deterioro de muchos destinos, que están perdiendo la esencia que les había hecho tan atractivos para convertirse en parques temáticos llenos de turistas. Ejemplos no faltan, desde Venecia, que ha vetado el turismo de cruceros y ha impuesto una tasa al visitante que comenzará a cobrarse en 2023, hasta Tailandia, donde las autoridades decidieron cerrar temporalmente la playa de la bahía de Maya, famosa por la película de Leonardo Di Caprio ‘La Playa’, por el daño medioambiental causado por el exceso de turistas. Por eso, "repensar el turismo", como pide el lema del Día Internacional del Turismo de 2022, es tan importante.

Turismo termal

La importancia del turismo termal

Parece mentira con el punto de vista actual, pero hasta el siglo XVIII bañarse en el mar era algo que nadie hacía por diversión. Hoy, el turismo de sol y playa atrae a millones de personas a países como España, líder indiscutible del sector, pero también a otros destinos de Europa (Grecia, Italia, Portugal…), América (República Dominicana, México, Cuba…), Asia (Tailandia, Indonesia, Maldivas…), etc.

Pero hay otras maneras de disfrutar del agua, como el turismo termal: cada vez son más las personas que viajan en el conocido como turismo de salud, donde se busca disfrutar de los beneficios de las aguas termales. Se trata de un tipo de turismo en el que la demanda está mucho más desestacionalizada, ya que se consume a lo largo de todo el año, y que permite a muchas personas conocer lugares como Ourense, famoso por sus aguas termales, al mismo tiempo que conocen su gastronomía, su patrimonio cultural y todo lo que estos destinos tienen que ofrecer.

La provincia ourensana tiene una relación milenaria con el termalismo, como lo demuestran los baños de Aquis Querquennis, que se remontan a los tiempos de los romanos. Y los balnearios de Lobios, Laias o Arnoia son un gran ejemplo de instalaciones modernas y especializadas, destinadas a un turismo termal de calidad. Conócelos para vivir en primera persona las bondades de las aguas termales y disfrutar de todas sus propiedades y beneficios.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
PUENTES DE OTOÑO

PUENTES DE OTOÑO

EL PLACER DE VOLVER A DISFRUTAR DE UNOS DÍAS DE VACACIONES Y BIENESTAR

Ver más