Vinos gallegos: ruta por las cinco denominaciones de origen de vino de Galicia

Vinos gallegos: ruta por las cinco denominaciones de origen de vino de Galicia

| Caldaria Hoteles y Balnearios

Disfrutar de Galicia es sinónimo de disfrutar de su naturaleza, su gastronomía, su patrimonio cultural y, por supuesto, sus vinos. Actualmente, en la comunidad hay cinco denominaciones de origen, es decir, cinco sellos de calidad que indican que la calidad del vino depende de los medios naturales, humanos y geográficos exclusivos de una zona determinada. 

Acompáñanos en esta ruta por las denominaciones de origen gallegas

Rías Baixas

Esta denominación de origen de 4.061 hectáreas se encuentra repartida entre la provincia de Pontevedra (la mayor parte) y A Coruña. Se divide en cinco subzonas: Val do Salnés O Rosal, Ribeira do Ulla, Condado do Tea y Soutomaior. Nació en el año 1980 como denominación específica y fue en el año 1988 cuando adquirió el carácter de denominación de origen. Son más de 5.500 viticultores los que trabajan estas viñas, apostando por un trabajo tradicional caracterizado por el emparrado, lo que hace que tanto la poda como la vendimia se tenga que realizar a mano. 

La uva Albariño es la más utilizada en esta zona geográfica y, según cuenta la historia, llegó hasta Galicia procedente de la cuenca del Rin por monjes cistercienses del Monasterio de Armenteira en el siglo XII. A día de hoy, son varios los tipos de vino que se producen en esta zona:

  • Rías Baixas Albariño: con un 100% de una albariño. 
  • Rías Baixas Condado de Tea: albariño y treixadura en un 70%, admitiendo más variedades de la zona. 
  • Rías Baixas Rosal: uvas albariño y loureira en un 70% como mínimo, admitiendo más variedades de la zona.
  • Rías Baixas Val do Salnés: uva albariño en un 70% como mínimo además de otras variedades de la zona. 
  • Rías Baixas Ribeira do Ulla: también con un mínimo del 70% de variedad de albariño más otras variedades de la zona.
  • Rías Baixas: un caldo que nace de la combinación de uvas blancas de cualquiera de las cinco subzonas, con un mínimo de un 70% de uva de las variedades de preferencia. 
  • Rías Baixas de barrica: vino Rías Baixas que permanece, al menos durante tres meses en barricas de madera de roble. 
  • Tinto Rías Baixas: combinación de uvas tintas de cualquiera de las cinco subzonas. 
  • Espumoso Rías Baixas: combinación de uvas de diferentes variedades de la zona y cumpliendo una serie de normativas estipuladas por el Consejo Regulador. 

Rías Baixas

Ribeiro 

Es una de las denominaciones de origen más relacionadas con nuestros balnearios, ya que dos de ellos (Arnoia y Laias) se encuentran en plenas tierras de O Ribeiro. También es la denominación de origen más antigua de nuestra comunidad. Nació en el año 1932 y comprende el borde noroccidental de la provincia de Ourense. Son, aproximadamente, unas 2.500 hectáreas de terreno dedicadas a la viticultura y abarca los ayuntamientos de Ribadavia, Arnoia, Castrelo de Miño, Carballeda de Avia, Leiro, Cenlle, Beade, Punxín y Cortegada así como las parroquias de O Barón, Cabanelas y Banga en O Carballiño; Pazos de Arenteiro, MOldes, Lazas y Albarellos en Boborás; Santa Cruz de Arrabaldo y Untes en Ourense; los lugares de Puga, O Olivar, A Eirexa de Puga, Feá, Celeirón y Alongos en Toén. Finalmente el lugar de A Touza en San Amaro.

Las viñas están conformadas por diferentes variedades de una blanca, como son treixadura, torrontés, godello, loureira, albariño, caiño blanco y lado y las variedades de una vinta caiño tinto, mencía, brancellao, ferrón y sousón.  Esta denominación tiene una característica especial. A pesar de no ser autóctonas, también se permiten las uvas garnacha tintorera, albillo, palomino y tempranillo

Las proporciones entre uva blanca y tinta son muy diferenciadas, no en vano todos conocemos el Ribeiro Blanco. La utilización es un 93% de uva blanca y tan solo un 3% de uva tinta.

Además de ser la denominación de origen más antigua, se tiene constancia de que ya se elaboraba vino en O Ribeiro a finales del siglo II antes de Cristo. Romanos y monjes cistercienses trabajaron la uva en estas tierras. Estos últimos, asentados en el monasterio de San Clodio, estudiaron las diversas variedades, así como monjes del monasterio de Oseira

Ribeira Sacra

A estas alturas ya no debe haber nadie en España que no conozca la Ribeira Sacra. Candidata a  la Lista de Patrimonio Mundial, de unos años a esta parte ha resurgido, cual ave fénix, de sus cenizas. Respecto al cultivo de vino, la denominación de origen surgió en el año 1996. Con una extensión de 2.500 hectáreas de viñedos (algunas de ellas situadas en los acantilados del famoso Cañón del Sil con desniveles con hasta 85 grados de inclinación), es el sinónimo de lo que ya se le conoce como viticultura heróica o viticultura in extremis. Unos tres mil viticultores salvan alturas de hasta 500 metros para vendimiar (prácticamente al 100% a mano) los kilos de uvas que se extraen cada año en el mes de septiembre. A pesar de que los romanos ya cultivaban uvas en estos valles del río Sil, el auge de la viticultura (actualmente existen unas 89 bodegas en total rendimiento) no ha surgido hasta hace unos años hacia atrás. 

La zona de esta denominación de origen comprende viñedos en las provincia de Ourense y Lugo (a ambos lados del río) y está dividida en cinco subzonas: Ribeiras do Sil, Ribeiras do Miño, Amandi, Chantada y Quiroga-Bibei. Esta denominación de origen se basa, sobre todo, en el cultivo de uva tinta, aunque también utiliza uva blanca en sus caldos. Son varias las variedades autorizadas en esta zona. Si comenzamos por la tinta, las preferentes son mencía (la más cultivada), merenzao, brancellao, tempranillo, sousón y caiño tinto. Dentro de las tintas, también están autorizadas la garnacha tintorera y mouratón. En la blancas preferentes están albariño, loureira, treixadura, godello, dona branca y torrontés. Una de las características particulares de esta zona es que en ella se cultivan todas las variedades de uvas autóctonas gallegas. 

Ribeira Sacra

Valdeorras 

Con un clima mediterráneo-oceánico con influencia atlántica, la denominación de origen de Valdeorras se creó en el año 1945 y abarca las superficies de viñedo de los municipios de A Rúa, A Veiga, Carballeda de Valdeorras, Larouco, O Barco, O Bolo, Petín, Rubiá y Vilamartín. Se calcula que la extensión dedicada al cultivo de la uva es de casi 1.300 hectáreas, alrededor de 50 bodegas y casi 2.000 viticultores. Las características de los vinos de esta denominación son muy especiales debido a los diferentes suelos en los que se plantan. 

Cuenta, como las demás, con diferentes variedades de uvas. Las blancas preferente son godello, loureira, treixadura, dona branca, albariño, torrontés y lado. Como autorizadas están las palomino o jerez. Respecto a uva tinta, las variedades preferentes son mencía, tempranillo, brancellao, merenzao, sousón, caiño tinto, espadeiro y ferrón y las autorizadas gran negro, garnacha tintureira y mouratón.

Se tiene constancia que en la zona ya se cultivaba uva en la época romana y, como en las anteriores denominaciones, la cristianización y la construcción de monasterios hizo que los monjes también se dedicaran, en este espacio geográfico, a su cultivo. No  fue sino el interés del propio pueblo el que consiguió que, en el año 1945, alcanzara la denominación de origen con el fin de facilitar la promoción y comercialización del vino de la zona así como recuperar variedades como el mencía o el godello. Actualmente, esta denominación de origen cuenta con una gran popularidad dentro y fuera de nuestras fronteras, exportando vino a los cinco continentes.

Valdeorras

Monterrei

Es la denominación de origen con la superficie más pequeña de las cinco que hemos hablado, pero no por ello menos importante. Nació en el año 1994 y llevó al resurgimiento de la comarca gallega. Casi 500 hectáreas y unos 30 bodegueros componen esta denominación que tiene una producción total de poco más de cuatro millones de kilos de uva. La superficie destinada al cultivo de la uva, situada a lo largo del río Támega, discurre por los municipios de Castrelo do Val, Monterrei, Oímbra, Vilardevós y Verín. A continuación de las casi 500 hectáreas hay otras 13.000 destinadas al cultivo de la uva, pero estas están excluidas del distintivo denominación de origen. 

Como en las anteriores denominaciones, la historia del cultivo del vino en la zona surge en época de los romanos y tiene su apogeo hasta la Edad Media y parte de la Edad Moderna. Pero, al remate de los años 60, el cierre de la cooperativa que se encargaba de la producción a causa de la emigración y la crisis hizo caer la zona en el olvido. A partir de los años 90 comenzó el resurgimiento de la zona y se trabajó para recuperar el cultivo de variedades de las que anteriormente se tenía conocimiento. 

A día de hoy, las variedades de uva en la zona son, en uva blanca preferente godello, dona branca y treixadura; en uva blanca autorizada albariño, branca de Monterrei, caiño branco y loureira. En el caso de la uva tinta preferente está mencía y merenzao y en la variedad uva tinta autorizada, araúxa, caiño tinto y sousón.

¿Qué te ha parecido nuestro recorrido por las cinco denominaciones de origen gallegas? Te proponemos una visita a cualquier de estas zonas y un fin de viaje con el descanso en nuestros balnearios Caldaria. Un plan de lujo para cualquier fin de semana de otoño.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
PUENTES DE OTOÑO

PUENTES DE OTOÑO

Oferta

UNA ESTANCIA DE 3 NOCHES CON VALOR AÑADIDO

Ver más