10 consejos de belleza para brillar este verano

10 consejos de belleza para brillar este verano

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Nos gusta vernos bien a lo largo de todo el año, pero parece que en cuanto llega el sol y el buen tiempo nos volcamos más con nuestro aspecto. El verano ya está aquí y queremos mostrar nuestra mejor cara, así que te proponemos 10 consejos para que luzcas aún mejor.

1. Protege tu piel del sol: Nuestro primer consejo no podía ser otro. Lo repetimos una y otra vez, y no dejaremos de hacerlo porque es fundamental. La piel tiene memoria y el sol puede dejar el ella una huella imposible de eliminar. Por eso es fundamental que te protejas a diario de sus efectos negativos. Utiliza cada día protector solar, en cualquier circunstancia. No pienses que solo debes aplicarlo cuando vayas a la playa o a la piscina, sino cada vez que salgas de casa, y reaplícalo a lo largo del día. Cuidarás tu piel por salud y belleza.

2. Las gafas de sol, un indispensable: Esta recomendación, como la anterior, se encuentra a medio camino entre la belleza y la salud. Del mismo modo que haces con tu piel, debes proteger tus ojos. Además las gafas de sol aportarán un toque cool a tu look.

3. Presta atención a tu cabello: Tu pelo también sufre con el sol, así que merece un cuidado especializado. Da igual que lo lleves corto o largo, seas hombre o mujer, no dudes en aplicar con regularidad una mascarilla y protegerlo del sol con gorras, sobreros o pañuelos. En casos de especial exposición, también puedes recurrir a protectores solares especiales para el pelo.

4. Cuida tus pies y la circulación de tus piernas: Los vas a lucir más que nunca, ya sea con calzado abierto o en la playa, la piscina o el río. Así que plántale cara a las durezas que hayan podido aparecer durante el invierno e hidrátalos. Con el calor también sufren un poco más, así que te recomendamos aplicar duchas de agua fría en piernas y pies al terminar el día.

5. Más calor, más higiene: Parece una evidencia, pero nunca está por demás recordarlo. Y no se trata solo de una medida de civismo, por aquello de no dejar huella de tu presencia por tu mal olor, sino de cuidar tu piel eliminando el sudor y la grasa que se genera durante el día. Eso sí, debes saber como hacerlo, no es necesario utilizar productos agresivos con nuestra piel, el agua es la mejor aliada de la higiene, no necesitas mucho más si te duchas un par de veces al día en verano.

Belleza en verano - Caldaria

6. Hidrátate por dentro y por fuera: Con más calor es necesario poner un empeño extra en nuestra hidratación, tanto por dentro como por fuera. Bebe regularmente, no esperes a tener sed, y opta por el agua o las infusiones bien frescas, dejando los refrescos o las bebidas con alcohol para ocasión especiales. En cuanto a la hidratación por fuera, aplícate tu crema habitual, pero aporta un extra después de exponerte al sol. Te recomendamos especialmente los cosméticos termales, aliviarán tu piel y se verá mucho mejor.

7. Más fruta y verdura: Evita las comidas copiosas y opta por más frutas y verduras. Son muy saludables, contribuyen a la hidratación y suavizan tus digestiones. Todo esto, se notará también en tu aspecto.

8. Deporte: No, no vamos a hablar de operación bikini ni mucho menos. Pero el buen tiempo quizá te dé esa motivación extra que necesitas para hacer algo más de deporte. Además los días tienen más horas de luz y podrás incluir mejor un poco de ejercicio en tu rutina. Eso sí, evita las horas centrales del día para hacer deporte al aire libre.

9. Ojo con el cloro: Las visitas a las piscinas son una constante de los veranos, y bien que disfrutamos de ellas, pero no debes olvidar que el cloro no es lo mejor para tu piel. Así que una vez en casa, dúchate, aunque el agua corriente también tiene cloro, el porcentaje es mucho menor. Y de nuevo, hidrata tu piel.

10. Descansa: A veces el verano es enemigo del descanso. Por un lado, anochece más tarde, lo que hace que retrasemos nuestra hora de acostarnos. El buen tiempo también invita a salir más, trasnochamos y no dormimos nuestras horas habituales. A esto hay que sumar que las altas temperaturas nocturnas no permiten conciliar tan bien el sueño. Así que debes esforzarte un poco más en cuidar tus horas de descanso y tu entorno para dormir. Y si hace falta, relájate durante el día con una visita a Caldaria.

El verano está a la vuelta de la esquina y nosotros listos para disfrutarlo con nuestra mejor cara.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria