Carnavales del mundo para viajar con la mente

Carnavales del mundo para viajar con la mente

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

El carnaval es una de las fiestas más divertidas y desenfrenadas del calendario pero este año nos tocará vivirlo en casa. Con la pandemia de covid provocando la suspensión de estos festejos en gran parte del planeta, hoy te animamos a viajar con la mente a los mejores carnavales del mundo.

Carnaval de Venecia

El Carnaval de Venecia es uno de los más famosos y visitados del mundo, siendo sus bailes de máscaras y elegantes trajes de época (del siglo XVII) sus elementos más representativos. Son al menos 12 días de festejos con dos jornadas destacadas: el jueves y el martes de carnaval. El Vuelo del Ángel (o de la colombina) es uno de sus eventos más curiosos y con él se abre el carnaval: consiste en un acróbata que cruza la plaza de San Marcos sujeto a una tirolina.

La tradición del Carnaval de Venecia se remonta al siglo XI, aunque no fue hasta dos siglos después cuando se reconoció como fiesta pública. Gracias a las máscaras, ricos y pobres se mezclaban entre sí y disfrutaban de la diversión de las semanas previas a la Cuaresma en anonimato. Así llegó a su punto álgido en el siglo XVIII, hasta que en 1797 Napoleón conquistó la ciudad y prohibió el Carnaval. No se recuperó como fiesta oficial hasta 1979.

Carnaval de Venecia

Carnaval de Río de Janeiro

Los carnavales de Río de Janeiro están, probablemente, entre los más populares y multitudinarios. Sus grandes desfiles son seguidos en la calle –y por televisión- por millones de personas, no solo en el recinto del “sambódromo”, sino en toda la ciudad. La fiesta se inicia con la coronación del Rey Momo por parte del prefecto, quien le entrega las llaves de la ciudad. Durante cuatro días, 12 escuelas de samba rivalizan por alzarse con el título del campeonato. Cada una de ella puede tener varios miles de integrantes, entre músicos, cantantes y bailarines, y presenta cada año un espectáculo único que combina música, bailes, disfraces y carrozas.

El Carnaval de Río tiene su origen en las tradiciones del carnaval europeo, llevadas al país por los portugueses, mezcladas con la influencia de los esclavos africanos, que fueron quienes introdujeron la música y el baile de la samba en Brasil, así como elementos típicos de sus disfraces como las plumas o los huesos. El primer desfile de las escuelas de samba se remonta a 1932 y el actual “sambódromo”, diseñado por el arquitecto Óscar Niemeyer, data de 1984.

Carnaval de Río

Carnaval de Nueva Orleans

En la ciudad estadounidense de Nueva Orleans se disfruta otro de los carnavales con más historia. El “Mardi Gras” (“martes lardero o graso”, en francés) se caracteriza hoy por animados desfiles por las calles de la ciudad durante los cinco días anteriores al miércoles de ceniza, aunque las primeras celebraciones se inician un par de semanas antes. Son diferentes comparsas (peñas o krewes) las que organizan estos desfiles de carrozas en los que se disfrazan con los colores morado, verde y dorado y con collares de cuentas.

La tradición de celebrar los carnavales en Nueva Orleans la llevaron los franceses, que colonizaron la Louisiana. En 1703 se celebró el primer Mardi Gras de Estados Unidos en el asentamiento de Fort Louis de la Mobile y en la década de 1730 el Mardi Gras ya se celebraba abiertamente en Nueva Orleans. A principios de la década de 1740 el gobernador de Louisiana estableció elegantes bailes de sociedad, en los que se inspiran los bailes de hoy en día. En 1856 se creó la primera comparsa, el Mistick Krewe de Comus, y en 1870 la segunda (the Twelfth Night Revelers, los juerguistas de la duodécima noche). En 1875 el gobernador estableció el Martes de Carnaval (“Mardi Gras Day” o “Fat Tuesday”) como festivo.

Nueva Orleans

Carnaval de Colonia

El Carnaval de Colonia es una de las fiestas más importantes de Alemania, donde se conoce como “la quinta estación del año”. Las celebraciones suelen tener lugar durante una semana en el mes de febrero, iniciándose el jueves anterior al miércoles de ceniza con el Weiberfastnacht, en el que las mujeres toman el protagonismo. El día más importante es el lunes de carnaval o Rosenmontag, con un desfile por sus calles principales, pero las fiestas y los disfraces llegan durante estos días, en los que gobierna el Príncipe Carnaval, a todos los rincones de la ciudad. Son tradiciones del Carnaval de Colonia el Stippeföttchen-Tanz, un baile que parodia la estricta vida de los soldados, y también la quema del Nubbel, un muñeco relleno de paja, en la noche del martes de carnaval al miércoles de ceniza, como chivo expiatorio de todas las transgresiones de los juerguistas en los días anteriores.

El Carnaval de Colonia es casi tan antiguo como la propia ciudad, y lleva celebrándose de forma similar a la actual unos 190 años. El primer comité organizador se creó en 1823, año en que se celebró el primer  desfile de Rosenmontag. Desde entonces empezaron a crearse sociedades de carnaval (hoy existen unas 160), que organizan cada año más de 600 bailes y desfiles.

Carnaval de Colonia

Como habrás podido comprobar, los carnavales del mundo tienen muchos elementos en común con otros carnavales de España o con los entroidos de Galicia. En todos ellos prima la diversión, la transgresión de la norma y el descontrol. Esperemos que pronto podamos volver a celebrarlos.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria