Legumbres: tipos y beneficios

Legumbres: tipos y beneficios

| Caldaria Hoteles y Balnearios

Parece que las legumbres están irremediablemente ligadas a los platos de invierno aunque también puedan formar parte de cremas frías o ensaladas. Pero como estamos aún con el frío encima, es el momento en el que te explicamos qué tipos hay y sus beneficios, que son muchos. ¡Sigue leyendo este suculento post!

Qué son las legumbres

Seguramente ya lo sabes, pero las legumbres son semillas que normalmente se encuentran dentro de una vaina que las protege y pertenecen a la familia de las leguminosas. A pesar de que en la naturaleza se encuentran muchísimas variedades distintas, son pocas las que se utilizan para consumo humano (también para consumo vacuno).

Dependiendo de su variedad las legumbres se han cultivado de la mano del ser humano desde la antigua Mesopotamia, Asia Oriental o la América precolombina. Un dato a tener en cuenta es que, actualmente, en algunos países de América Latina, el término legumbre se utiliza para denominar a todas las verduras y no solo a las semillas.

Tipos de legumbres

¿Pero cuáles son las legumbres más consumidas por el ser humano? En realidad la lista no es demasiado larga y seguramente has probado todas y cada una de ellas: guisantes, garbanzos, habas, lentejas, judías verdes, frijoles, soja, lupinos, almortas, alfalfa, arvejas y, aunque te sorprenda, cacahuetes.

En España, en los últimos años la legumbre más consumida fue el garbanzo, llegando a los 74 millones de unidades vendidos, que se dice pronto. En segundo lugar encontramos las lentejas (¿a quién no le gusta un buen plato de cuchara durante el invierno?) y en tercer lugar las habas. En el mundo, la legumbre más consumida es el frijol, que mientras en Norteamérica se tiene fecha exacta del inicio de su cultivo (en el año 1839 en Nueva Orleans) en Latinoamérica su producción llega a remontarse hasta los 10.000 años de antigüedad, de cuando el ser humano comenzaba a recolectar por primera vez. 

Tipos de legumbres

Beneficios de las legumbres

Está claro que las legumbres han sido uno de los alimentos más consumidos por los seres humanos casi desde el inicio de nuestra historia y sus beneficios, ya desde entonces, son muchos. Es uno de los alimentos más nutritivos que la tierra puede ofrecernos y tal es su fama que en el año 2016 se llegó a celebrar el Año Internacional de las Legumbres. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), posteriormente, dedicó un día propio a ellas, el 10 de febrero. Pero, ¿cuál es su importancia en la alimentación humana? Te contamos las razones por las que debes consumir legumbres a menudo.

Fuente de hierro

Nuestro cuerpo necesita hierro para funcionar correctamente y las lentejas son conocidas por su gran aporte en este mineral. Los expertos recomiendan combinar el hierro con vitamina C para que haga el mayor efecto posible. ¿Cómo? Puedes elaborar ricas ensaladas en las que incluyas, por ejemplo lentejas o garbanzos con limón.

Ricas en fibra

La fibra también es necesaria para nuestro cuerpo. Ayuda a una correcta salud cardiovascular y de todos es sabido que ayuda a la digestión. Son muchos los alimentos ricos en fibra, pero las judías, por ejemplo, aportan 23 gramos de fibra por cada 100. Médicos y nutricionistas recomiendan consumir legumbres unas tres o cuatro veces a la semana para aportar la fibra necesaria para el organismo. Así que ya sabes, elabora un buen potaje, añade alguna legumbre como acompañamiento o crea ricas ensaladas para cuando comience el calor.

Ayudan a controlar el azúcar en sangre

Es muy importante que aquellas personas que tengan problemas de azúcar e incluso diabetes, incluyan las legumbres en su dieta alimentaria ya que tienen un índice glucémico bastante bajo y regulan tanto la insulina como el azúcar. Además, por estos mismos motivos, son un buen aliado en una dieta de adelgazamiento e incluso para controlar el peso en una dieta saludable.

Contienen vitamina B

En concreto un tipo de vitamina B llamado folato que ayuda a la buena salud de las células, al crecimiento de los tejidos y a crear nuevas proteínas. Además, ayuda a la formación de glóbulos rojos que previenen la anemia. Se utiliza en la mayoría de los complementos dietéticos por todas sus propiedades y es muy recomendable consumir - siempre bajo supervisión médica - durante el embarazo ya que ayuda a prevenir defectos en el feto tanto en la columna vertebral como en el cerebro.

Ya no te quedan excusas para no incorporar legumbres en tus menús. Por sus propiedades, su sabor y sus beneficios son el ingrediente perfecto para una alimentación sana.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
PUENTES DE OTOÑO

PUENTES DE OTOÑO

EL PLACER DE VOLVER A DISFRUTAR DE UNOS DÍAS DE VACACIONES Y BIENESTAR

Ver más