Las ciudades españolas que debes visitar en invierno

Las ciudades españolas que debes visitar en invierno

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Hay ciudades que muestran todo su encanto en invierno, bien sea porque en estos meses están desiertas de turistas y resulta más fácil pasearlas, o bien por la posibilidad de encontrárnoslas cubiertas de un manto blanco.

Si el frío no te asusta y quieres ir haciendo planes para cuando se pueda volver a viajar, estas son las ciudades españolas que debes visitar en invierno.

Ávila

Ávila es la capital de provincia española situada más alta sobre el nivel del mar, superando los 1.000 metros, lo que la convierte en una de las localidades de nuestro país en la que más nieva cada año (una media de 20,4 días). Es por ello que las opciones de encontrarnos sus murallas cubiertas de nieve son reales si la visitamos en invierno. ¿Puede haber una estampa más fotogénica?

Ávila

 Soria

Incluimos en este listado de ciudades españolas que visitar en invierno otra ciudad castellano-leonesa y en la que más nieva durante todo el año (una media de 21 días). Hablamos de Soria, una auténtica desconocida para el turista medio.
La temperatura media máxima en enero o febrero es de unos 8ºC, así que conviene abrigarse para realizar la siguiente ruta que nos recomiendan desde su web Turismo Soria, con partida desde la Alameda de Cervantes (más conocida como La Dehesa), un recorrido por su principal calle peatonal (el Collado), salpicada de palacios renacentistas y otros edificios señalados (como el Instituto Antonio Machado), y un paseo hasta el río Duero, atravesándolo por su puente de piedra de origen medieval.

Soria

Granada

Granada es una ciudad que es indispensable conocer, no importa la estación del año. Pero en invierno tiene un atractivo especial, con las cumbres de Sierra Nevada cubiertas de nieve al fondo.

Una ventaja de visitar la ciudad andaluza en invierno es evitar las largas colas que tiene la Alhambra con buen tiempo. Tras conocer este monumento por dentro (el Generalife, el patio de los leones, sus jardines…), es hora de subir al barrio del Albaicín y hasta el mirador de San Nicolás para contemplarlo por fuera. La Catedral de Granada y la Capilla Real (donde se encuentran las tumbas de los Reyes Católicos) son otros must de una visita a la capital granadina, que no puede terminarse sin una salida de tapas por los bares del centro.

Granada

 Santiago de Compostela

Santiago es siempre un destino turístico que no falla y más en este 2021 que celebra Año Santo. En invierno el número de peregrinos y turistas es menor y es más tranquilo callejear por su casco histórico, también declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Entrar en su Catedral (que acaba de ser restaurada) es imprescindible, al igual que recorrer las plazas que las rodean (Obradoiro, Platerías, Quintana e Inmaculada).

Y si llueve, algo muy probable en invierno en la capital gallega (no hay más que recordar el dicho “Santiago de Compostela, onde a chuvia é arte”), puedes abrigarte bajo sus soportales, los más conocidos los de las calles Vilar y Nova, o abrir paraguas y pasear por sus calles empedradas, deleitándonte con sus iglesias, conventos, pazos y otros edificios monumentales. Puedes completar la experiencia conociendo el Camino de Invierno.

Santiago de Compostela

 Jaca

Jaca, la capital de la comarca de la Jacetania, en Aragón, es la puerta a los pirineos oscenses, y por tanto, el típico destino turístico que no puedes dejar de visitar en invierno.

La ciudad no llega a los 13.000 habitantes pero tiene algunos buenos ejemplos de arte románico, como la Catedral de San Pedro o la Iglesia de San Adrián de Sasabe, y de edificios modernistas. Uno de sus monumentos más singulares es su Ciudadela, una fortaleza de traza italiana. Todavía quedan restos de su muralla medieval, derribada en 1915, y por aquí pasa el Camino de Santiago. Además, la ciudad puede servirte de base para una escapada de deportes de invierno, ya que en la misma comarca se encuentran las estaciones de esquí de Astún y Candanchú.

Jaca

 Santa Cruz de Tenerife

Porque no a todo el mundo le gusta pasar frío, hay quien prefiere hacer turismo en invierno en ciudades más cálidas, como la capital canaria. Santa Cruz de Tenerife tiene una temperatura media de 21º grados de máxima y 15º de mínima en el mes de enero, así que puedes recorrerla sin necesidad de abrigo, e incluir en tu viaje un baño en la cercana playa de las Teresitas (la temperatura media del agua en invierno es de unos 20º).

Fundada en 1494 como puerto pesquero, su centro histórico es un triángulo delimitado por la calle de La Noria, las plazas de España y de Candelaria, y la de Weyler. La iglesia de la Concepción es una de las joyas arquitectónicas de la ciudad, al igual que otra obra mucho más moderna, el vanguardista Auditorio de Tenerife Adán Martín.

También puedes hacer una escapada al municipio limítrofe de San Cristóbal de La Laguna, la antigua capital de la isla y Patrimonio de la Humanidad como “ejemplo único de ciudad colonial no amurallada”.

Santa Cruz de Tenerife

¿Conoces alguna de estas ciudades? Si no es así, apunta y haz planes para que, en cuanto nos dejen, puedes disfrutar de todo lo que pueden ofrecerte.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria