10 consejos para reducir el azúcar en tu dieta

10 consejos para reducir el azúcar en tu dieta

¿Te ha gustado?

Compártelo!

¿Sabes cuánto azúcar consumes de manera habitual? En los últimos días esta ha sido una pregunta recurrente y muchos nos hemos sorprendido de la cantidad que contiene un simple yogur. Echando cuentas, la equivalencia en terrones de azúcar que ingerimos a diario es bastante superior a la recomendada. Si este es tu caso y quieres ponerle freno, te traemos 10 consejos para reducir el azúcar en tu dieta.

1. Consulta las etiquetas: Si consultas las etiquetas de los alimentos te llevarás más de una sorpresa al ver la cantidad de azúcar que contiene determinados productos. Es posible que pienses que ciertos alimentos apenas los contienen, pero en cuanto revises en detalle el apartado 'hidratos de carbono' puede que te quedes con los ojos como platos.

2. Reduce las bebidas azucaradas: Los refrescos deben ser para ocasiones especiales. Si los tomas de manera frecuente, solo con reducir su consumo rebajaras notablemente el azúcar de tu dieta. Y esto también es aplicable a los zumos comercializados, aunque pongan eso de 'naturales'. Es mejor que exprimas o licues tu propia fruta en casa.

3. Frutas vs. Bollos: A veces nuestro cuerpo nos pide una ración de azúcar. Y es que nuestro organismo lo necesita para su correcto funcionamiento, especialmente nuestro cerebro. En tal caso recurre a la fruta, matarás ese gusanillo de la forma más saludable.

4. Elabora tus propios dulces: Pero no vamos a pedirte que renuncies a todos los caprichos, sí que te recomendamos que los complazcas de la manera más saludable. Así que cuando tengas ganas de algún pastel, mejor prepáralos tú mismo, así controlarás mejor los ingredientes que llevan.

5. La miel: ¿Que quieres endulzar un café o una infusión? Pues sustituye los azúcares refinados por productos naturales, y la miel puede ser la mejor opción. Así los 'azúcares' que consumas serán mucho más saludables. Ya sabes que no solo importa la cantidad, sino la calidad.

6. Evita los productos precocinados: El contenido de azúcar y sal de los productos precocinados es asombrosa y muy poco saludable. Así que, si no puedes eliminarlos por completo de tu dieta, redúcelos al máximo y ganarás en bienestar.

7. El desayuno: Si en el desayuno apuestas por las proteínas y las grasas saludables frente a los azúcares, te sentirás más saciado y evitarás los antojos azucarados. Por ejemplo, ¿qué te parece sustituir la mermelada de tus tostadas por manteca de cacahuete y un vaso de cacao por una infusión?

8. Toma agua: El agua antes de cada comida ayuda a saciar, incluso antes de cumplir ese antojo dulce. Así que, si vas a tomarte ese capricho, para que la porción sea más pequeña y, por consiguiente, tomar menos azúcar, bebe un vaso de agua.

9. No añadas azúcar si puedes evitarlo: Parece un obviedad, pero tiene su sentido. Estás poniendo en práctica el consejo del punto cuatro y la receta implica una decoración con azúcar glas, ¿de verdad va a ser determinante en el sabor o podemos suprimirlo y reducir así la cantidad de azúcar? Es solo un ejemplo, seguro que si lo piensas detenidamente hay más ocasiones en las que estás añadiendo azúcar innecesariamente.

10. Tómalo con calma: De nada vale entrar en un bucle de ansiedad por reducir drásticamente el consumo de azúcar. Esa ansiedad solo hará que no te lo saques de la cabeza, termines rindiéndote y vuelvas a consumir más azúcar. Así que tómatelo con calma.

Ahora es tu turno. Recuerda que la motivación es el primer consejo para cualquier cambio de hábitos. Si tienes eso de tu parte, con estos consejos llegarás a la meta y reducirás el consumo de azúcar en tu dieta.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria