La hidrología en pacientes oncológicos

17/10/2018 -

Cada 19 de octubre se celebra el Día contra el Cáncer de Mama. Este tipo de tumor es el más frecuente entre las mujeres occidentales y se estima que 1 de cada 8 mujeres padecerá esta enfermedad a lo largo de su vida. Según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer, en España se detectan unos 25.00 nuevos casos cada año.

Aún así, el número de muertes relacionadas con el cáncer de mama se están reduciendo gracias a los avances médicos de los últimos tiempos. Tanto durante el tratamiento como a posteriori, la enfermedad afecta al cuerpo, a la mente y a la apariencia física. Es en este punto en el que la balneoterapia entra en juego para aportar todos sus beneficios a las afectadas con cáncer de mama.

Evidencias de los beneficios

La Cátedra de Hidrología Médica de la Universidad de Santiago de Compostela y la Asociación de Balnearios de Galicia publicaron recientemente el libro “Oncología Integrativa (II). Integrando otras miradas en el proceso de atención a pacientes oncológicos”. Se destaca especialmente el uso de las medicinas y terapias alternativas eficaces para mejorar la calidad de vida física y emocional de los enfermos.

Ya en el año 2015, esta universidad y Balnearios de Galicia habían publicado un libro en el que se recogían evidencias de los beneficios de la balneoterapia como tratamiento complementario en procesos tumorales. “La balneoterapia: del empirismo a la evidencia científica” también recoge los estudios de diferentes especialistas que concluyen que la balneoterapia ofrece ventajas tanto en la prevención como en el tratamiento y la recuperación de pacientes oncológicos.

El primer dato significativo que se extrae de los análisis de estos profesionales es que la balneoterapia no tiene contraindicación en pacientes de cáncer en tratamiento activo ni en quien lo superó, excepto en los periodos de inmunodepresión.

Además, destacan la importancia psiconeuroinmunológica, los efectos biológicos sobre el cáncer en relación a las proteínas de choque térmico o el efecto antioxidante del agua mineromedicinal sulfurada y su repercusión en el sistema inmunitario. Se ha demostrado que la balneoterapia es útil a la hora de mejorar la calidad de vida de los pacientes oncológicos a nivel físico pero también a nivel emocional.

Cuidados y agua - Caldaria

Estética oncológica

Otro factor importante, sobre todo para el estado anímico y para la salud de los pacientes oncológicos, es su aspecto. Los tratamientos para combatir el cáncer se dejan notar en, como ya sabes, el cabello o la piel. Por eso verse bien en estas circunstancias repercutirá favorablemente en el paciente.

Para trabajar en esto existe lo que se conoce como estética oncológica, una especialización de belleza y bienestar centrada en las necesidades de las personas con cáncer. Su objetivo, cuidar el aspecto exterior de los pacientes, mejorando con ello la autoestima y el ánimo, fundamental en la lucha con el cáncer. Y precisamente este aspecto también puede desarrollarse durante una estancia de balneario.

Todo es poco en la lucha con el cáncer y la hidrología y balneoterapia ponen también su grano de arena.