Embalses y pantanos en Ourense para disfrutar durante todo el año

30/01/2019 -

En invierno es cuando los embalses y pantanos se muestran en todo su esplendor, recogiendo millones de litros de agua para liberarlos poco a poco el resto del año. En verano es cuando las altas temperaturas nos llevan a buscar opciones para refrescarnos y soportar el calor. Lo cierto es que hablar de los embalses y pantanos de Ourense es hacerlo de lugares idílicos para disfrutar de nuestro tiempo libre en contacto directo con la naturaleza, sea cual sea la estación del año en la que nos encontramos. Os acercamos a los mejores destinos de la provincia de Ourense, ocho rincones donde te recomendamos perderte.

Parque náutico de Castrelo de Miño

Iniciamos nuestra ruta de embalses y pantanos en el corazón de O Ribeiro. Es, según los últimos datos de la Xunta de Galicia, una de las zonas de baño con calificación excelente que puedes encontrar en Ourense. Pero esta no es la única razón para visitar el náutico de Castrelo de Miño. Aquí, a menos de 8 kilómetros del balneario de Arnoia y a 15 del de Laias, puedes tomar el sol, practicar deportes náuticos y cenar a la orilla del pantano. Y, si te sobran fuerzas, acércate a Ribadavia para descubrir su fascinante legado histórico.

Embalse das portas en Vilariño de Conso

Es el más grande de Ourense en cuanto a capacidad, pero también por las colosales montañas que lo rodean. Se encuentra al este de la provincia, entre Vilariño de Conso y A Gudiña y goza de unas espectaculares vistas sobre el Parque Natural O Invernadeiro. Puede presumir de tener la presa más alta de Galicia, a 1.000 metros de altura, y los visitantes que llegan hasta este privilegiado enclave disponen de más de 12 kilómetros cuadrados para disfrutar del lago.

Encoro das Portas
De HombreDHojalata – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=22561816

Embalse de As Conchas en Baixa Limia

Construido en 1949, el embalse de As Conchas supuso la desaparición de los restos de una antigua ciudad romana – que aún pueden verse cuando el nivel del agua está bajo -, pero también la creación de uno de los lugares de recreo preferidos por los habitantes de la Baixa Limia. Sus zonas habilitadas para el baño y la práctica de deportes acuáticos, como la playa de O Corgo en Muíños, atraen cada año a miles de visitantes. A poco más de 20 kilómetros encontrarás el hotel balneario Lobios Caldaria, la otra razón de peso para acercarte a esta comarca ourensana.

Embalse de Santo Estevo

Se tardaron más de diez años en construirlo por lo complicado de su orografía, pero su ubicación en pleno corazón de la Ribeira Sacra es espectacular. Son miles los visitantes que cada año se acercan hasta este idílico emplazamiento que comparten Ourense y Lugo para disfrutar del Cañón del Sil, sus viñas en vertical y los paseos en catamarán que no se olvidarán fácilmente.

Embalse de Cardiego en Chandrexa de Queixa

El de Cardiego, en Chandrexa de Queixa, es uno de los embalses ourensanos que más nos gusta recomendar, y no solo porque las aguas del río Navea te harán olvidar las altas temperaturas del exterior en verano, sino también porque el entorno conforma uno de esos paisajes que merece la pena fotografiar una y otra vez en todas las estaciones del año. Recorre los alrededores del pantano en una bonita ruta circular preparada para los visitantes que, seguro, querrás repetir.

Embalse de Lindoso

Es uno de los embalses que comparten España y Portugal, ya que comunica el sur de la provincia de Ourense y el norte de Portugal. En la zona gallega ocupa parte del Parque Natural Serra do Xurés, que en el área lusa se convierte en el Parque Nacional Peneda – Gerés. Son muchos los visitantes que pernoctan en el balneario Lobios Caldaria para utilizarlo como base de operaciones y visitar todos los encantos de la zona, entre los que destacan la cascada de Corga da Fecha, una de las más bonitas de toda Galicia.

Embalse de Prada en A Veiga

La playa de Los Franceses, así llamada por los emigrantes que décadas atrás solían bañarse en sus aguas, se encuentra a 800 metros sobre el nivel del mar, y con vistas al techo de Galicia, Peña Trevinca. Si eres de los que no pueden elegir playa y montaña, este rinconcito del embalse de Prada es tu destino. Refréscate, haz deporte o da un paseo en catamarán. El embalse de Prada es una opción de ocio perfecta en cualquier momento del año y una parada obligada en nuestra ruta de embalses y pantanos en Ourense.

Embalse de Cachamuiña

Es el pulmón de Ourense, apenas a 7 kilómetros en de la capital de As Burgas, y destino de mayores y pequeños tanto en invierno como en verano. Son muchos los que utilizan este diminuto embalse para hacer deporte, para pasear con su mascota o bien para disfrutar, simplemente, de la naturaleza en todo su esplendor.

Los embalses y pantanos de Ourense son algo más que una oferta lúdica y deportiva y puedes disfrutarlos en cualquier estación del año. Junto con el termalismo, suponen uno de los principales motores turísticos de la provincia. Si quieres saber por qué, no dudes en acercarte a cualquiera de ellos y disfrutar de su encanto.