Termas naturales de España

31/01/2019 - ,

España está salpicada de regalos de la naturaleza. Las aguas mineromedicinales son uno de esos caprichos que nos proporcionan. Los balnearios son una de las mejores opciones para disfrutar de sus propiedades y recargar las pilas gracias a una buena estancia de relax. Pero, si quieres probar una experiencia que te ponga más en contacto con el medio ambiente apuesta por las termas naturales. Sigue leyendo y descubre algunas de las termas naturales más espectaculares que encontrarás en España.

Muiño das Veigas (Ourense)

La provincia de Ourense es un paraíso para las aguas termales. En su capital, en pleno cauce del río Miño, se encuentra uno de sus conjuntos de termas naturales al aire libre más reconocido, pero como veremos, no el único: Muiño das Veigas. De acceso gratuito, podrás disfrutar de sus cinco piscinas, cuatro con una temperatura que ronda los 40 grados, y una quinta de agua fría para el contraste térmico. Todo esto gracias a varios manantiales cuyas aguas llegan a los 72 grados. Se trata de aguas de mineralización débil, alcalinas, bicarbonatadas-sódicas, fluoradas y silicatadas. Además, la zona de baño está rodeada por una amplia zona recreativa en la que completar la experiencia.

Outariz (Ourense)

Siguiendo la ruta por la ciudad ourensana, cerca de las pozas de O Muiño se encuentran las termas de Outariz, unas de las más populares de Ourense y una de las termas naturales de España más reconocibles. El agua brota a uno 60 grados proporcionando baños de entre 35 y 41 grados. Puede disfrutarse de la zona termal gratuita con una buena área para tomar el sol. También existe la posibilidad de acudir a las termas de uso privado, disfrutar del circuito de aguas y de otros tratamientos complementarios. Las pozas están, en ambos casos, al aire libre.

A Chavasqueira (Ourense)

Y para concluir el capítulo de termas naturales en Ourense no podemos olvidarnos de A Chavasqueira. También a orillas del río Miño, siguen la forma de un templo zen japonés. Las aguas del manantial son aguas bicarbonatadas sódicas, fluoradas, litínicas y sulfuradas de mineralización media. Estas aguas son apreciadas para el tratamiento de reuma, artritis y afecciones de la piel, así como trastornos hepatodigestivos del metabolismo y vías urinarias.

Banhs de Tredòs - Caldaria

La Fontcalda (Tarragona)

Algo similar a lo que sucede en el río Miño se repite en la provincia de Tarragona. En el cauce del río Canaletes surgen también aguas cálidas a 38 grados. Se trata de la fuente termal de Fontcalda que da nombre a las piscinas termales incrustadas entre las sierras de la Mola y el Crestall. El baño en estas termas naturales ofrece innumerables beneficios medicinales gracias a su contenido en cloruro y carbonato cálcico, sulfato de magnesio y cloruro sódico.

Pozas de Arnedillo (La Rioja)

El río Cidacos, a su paso por el enclave riojano de Arnedillo, recibe aguas termales que brotan a una temperatura de entre 35 y 40 grados. Puedes disfrutarlas de dos maneras diferentes: en el interior de tres pequeñas ‘pozas’ naturales de acceso libre o, a lo grande, con un baño en la piscina exterior del vecino balneario de Arnedillo. Las pozas de Arnedillo forman parte de cualquier ruta por las mejores termas naturales de España y sus aguas emanan al exterior a una temperatura constante de 52°C (aunque su temperatura máxima de 120°C la alcanza a los 3.500 metros de profundidad al llegar a un manto de roca caliza). Ricas en sodio, cloro, calcio, bromuro, hierro, silicio, rubidio e iones de magnesio, los beneficios de estas surgencias fueron reconocidos por los romanos que se asentaron en la zona.

Lago termal de Alhama de Aragón (Zaragoza)

Único en Europa, el Lago de Pallarés se nutre de varios manantiales situados en su fondo con surgencias a 32º de temperatura. Forma parte de un recinto privado, pero sus dos hectáreas de tamaño y sus 2 metros de profundidad lo hacen un lugar idóneo para el baño termal. Como curiosidad, el director de cine Luis García Berlanga rodó su película “Los jueves milagro” en Alhama de Aragón, donde los habitantes de Fuentecilla, nombre en la ficción del pueblo, se inventaban un extraordinario milagro ocurrido en su balneario para así atraer a curiosos y devotos. En la realidad, esta villa termal, que cuenta con tres balnearios centenarios en sus alrededores, ha sido declarada “Espacio de Interés Turístico de Aragón”.

Lago termal
By Jezhotwells Jeremy McNeill – Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=5807851

Baños de Zújar (Granada)

En el pantano de Negratín hacemos nuestra siguiente parada por esta ruta por las termas naturales de España para encontrar unas pozas termales únicas y gratuitas de aguas sulfurosas que emanan en torno a los 40 ºC. Un lugar espectacular donde disfrutar de un baño termal rodeados de frondosa y poderosa naturaleza: los Baños de Zújar. Granada destaca por su gran variedad de manantiales mineromedicinales, sobre todo en el parque natural de Sierra de Cazorla, lo que hace que no sea extraño que sea una de nuestras visitas recomendadas.

Las Charcas de lo Pagán (Murcia)

Situadas en las Salinas de San Pedro del Pinatar, viajamos a una de las mayores zonas de lodoterapia al aire libre de Europa: las Charcas de lo Pagán. Sus beneficios atraen cada año a visitantes que buscan el valor terapéutico de los lodos para el tratamiento de patologías en la piel, reumatismos, artritis, psoriasis y dolores crónicos y el extra de estar casi rozando con los dedos el Mar Menor.

Hasta aquí este recorrido por algunas de las principales termas naturales que puedes encontrar en España, una manera más salvaje de disfrutar de las aguas mineromedicinales.