5 alimentos fáciles de digerir

5 alimentos fáciles de digerir

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

¿Sabías que una correcta digestión es algo vital para gozar de buena salud? Quién más y quién menos ha notado el malestar de una digestión pesada. Pero, además de las molestias evidentes, tener malas digestiones puede afectar a nuestra salud. Dado que la digestión es un proceso por el cual nuestro organismo descompone las moléculas de los alimentos para transformarlas en nutrientes, si este no se realiza de forma correcta, no solo nuestro organismo no absorbe dichos nutrientes, sino que produce toxinas, causantes de problemas como gastroenteritis, falta de vitaminas, diarrea o fatiga.

Si eres propenso a las digestiones pesadas, no masticas lo suficiente o tienes problemas estomacales, lo más recomendable es incluir en tu dieta alimentos fáciles de digerir. Este tipo de alimentos, además de portadores de vitaminas y nutrientes, también se caracterizan por ser livianos, blandos y con sabores bastante suaves. Inclúyelos en tu alimentación y tu organismo te lo agradecerá.

Arroz blanco

No te sorprenderá saber que el arroz blanco es la base de una dieta equilibrada. No en vano se suele recomendar cuando estamos atravesando algún problema estomacal o cuando nos encontramos en proceso de recuperación de alguna enfermedad. Es una gran fuente de vitaminas, regula el sistema digestivo (gracias a la fibra que contiene), tiene altas cantidades de hierro y calcio y son una gran fuente de vitamina D, tan necesaria para nuestro organismo.

Arroz blanco

Sopas y caldos

Es evidente que son fáciles de digerir además de aportar energía a nuestro organismo. De pollo, de pescado ,de vegetales, etc. Son ideales para incluir en nuestros menús, para cenas ligeras o para primeros platos a la hora de la comida. Aportan sales minerales, potasio, hidratan nuestro organismo y, además de ser fáciles de digerir, tiene un poder saciante que evitarán que comamos en demasía. otro tipo de alimentos quizá no tan saludables.

Huevos 

Aunque pueda parecer sorprendente, los huevos son uno de los alimentos fáciles de digerir. Debemos decir, en primer lugar, que es mejor comerlos hervidos o cocidos y evitar freírlos, ya que el exceso de grasa puede afectar a nuestro organismo. Por lo demás, son el alimento perfecto para una buena salud. Además de aportar nutrientes y vitaminas, se recomiendan para aquellas personas que sufren el Síndrome de colon irritable, cuyos síntomas son diarrea, hinchazón y dolor de estómago y gases. ¿Y la yema? Es cierto que algunas personas puedan decir que la yema resulta algo pesada, sobre todo si tiene algún proceso estomacal. En ese caso, consumir solo la clara puede ser una opción a tener en cuenta.

Huevos cocidos

Pollo

El pollo se digiere con facilidad (sobre todo consumido cocido o a la plancha para evitar el exceso de grasa. Además, es fuente de proteínas y ayuda a la protección del organismo. Al carecer de fibra es recomendable consumir cuando se tiene algún tipo de problema digestivo como diarrea. Su poco contenido en grasa lo convierte en una opción recomendable en dietas de adelgazamiento, además de ser rico en vitaminas del tipo B y minerales. También es una importante fuente de potasio, hierro y fósforo.

Yogur 

Es evidente que en esta lista no puede faltar el yogur. Es uno de los alimentos más suaves que podemos incorporar en una dieta con alimentos fáciles de digerir. Contiene bacterias ‘buenas’ que ayudan a los procesos digestivos además de probióticos. Se suele incorporar también en dietas de adelgazamiento porque ayuda con la pérdida de peso y es beneficiosa para nuestro sistema inmunitario. Es recomendable consumirlo cuando se están tomando antibióticos, porque combate el malestar que estos puedan ocasionar en nuestro organismo. Eso sí, cuando hablamos de yogur, nos decantamos principalmente por aquellos hechos de forma artesanal o yogures naturales. A lo sumo podríamos incluir yogures de sabores pero no aquellos que incorporan trozos de frutas, porque estas últimas son más difíciles de digerir.

Yogur

Ideales para… 

Por último, queremos destacar cuándo es recomendable consumir este tipo de alimentos.

  • Procesos postoperatorios. Las comidas ligeras son las mejores para recuperarse ya que evitan añadir problemas a un estado delicado de salud y ayudan a fortalecer nuestro organismo.
  • Antes de hacer deporte. A nadie se le ocurriría comer un plato de lentejas con chorizo antes de correr, por ejemplo. Lo mejor para los deportistas es comidas ligeras y fáciles de digerir con alimentos con los que el organismo aprovecha todos los nutrientes y a la vez no dan una sensación de pesadez.
  • Si se sufre el Síndrome de intestino irritable. Es fundamental comer alimentos suaves y blandos para no agravar esta enfermedad y para reforzar el sistema digestivo.

Beneficios de consumir estos alimentos

Son muchos los beneficios de consumir alimentos fáciles de digerir. Entre ellos están: 

  • Ayudan a dormir mejor. Si cenamos un menú ligero o comemos frugalmente conciliaremos el sueño mejor ya que no nos sentiremos pesados ni tendremos dolor de estómago o digestiones lentas. Eso sí, es recomendable no acostarse inmediatamente después de cenar.
  • Ayudan a nuestro sistema digestivo. Protegen nuestra flora intestinal y nos ayudan a no padecer problemas intestinales, dolores o inflamaciones. Evitan también que tengamos acidez de estómago.
  • Previenen la obesidad. Son ideales para incluir en dietas de adelgazamiento porque nos ofrecen todo ‘lo bueno’ de los alimentos: vitaminas y nutrientes, dejando fuera hidratos de carbono, colesterol, etc. Además, como en el caso de las sopas y caldos, son saciantes, por lo que evitaremos tener hambre y, por consiguiente, comer entre horas.
¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria