Balnearios en Galicia para disfrutar con niños

Balnearios en Galicia para disfrutar con niños

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Cuando viajas con niños buscas un destino que os permita disfrutar a todos de unos días de desconexión y diversión. ¿Has pensado alguna vez en que un balneario puede ser el lugar perfecto para unas vacaciones en familia y con niños? Disfrutar en los balnearios de Galicia con niños es una de las posibilidades más atractivas. La riqueza termal de la comunidad autónoma es extensa y la oferta de ocio y turismo para familias también lo es. Tan solo debes conocer una serie de recomendaciones y unas normas para que vuestra estancia termal en familia sea perfecta.

balneario con ninos

BALNEARIOS EN GALICIA CON NIÑOS

En la actualidad, son numerosos los balnearios en Galicia que promueven actividades para que los más pequeños disfruten de su estancia tanto o más que los mayores. Un buen ejemplo de ello lo tenemos en el balneario Caldaria de Arnoia y su circuito Alvea. En este circuito podréis disfrutar de una piscina hipotermal dinámica con chorros, jacuzzi, paseos contracorriente o cuellos de cisne para disfrutar de todas las propiedades del agua, incluidos los niños, en un entorno de diversión.

No sólo eso: en el balneario Caldaria de Arnoia disponen de un parque infantil para que los menores disfruten de su estancia, así como de instalaciones deportivas que mayores y pequeños pueden utilizar: pistas de tenis, campo de fútbol, parking-taller para bicicletas, etc. El objetivo, sin duda, es poder combinar el descanso y la relajación con pasar tiempo juntos.

Y como también apostamos porque cada parte de la familia pueda guardar tiempo pasa sí mismos, en Caldaria Arnoia mientras  los padres continúan disfrutando de los tratamientos termales los más pequeños de la casa podrán seguir divirtiéndose en su amplia zona infantil.

Por si fuera poco, las vistas de este balneario son increíbles y disfrutar de un aperitivo en familia es una gran opción. Tanto como comer en familia en el buffet con una amplia variedad de platos para que tanto mayores como pequeños disfruten del menú.

Alvea Arnoia - Caldaria

LOS NIÑOS Y LOS BALNEARIOS

Para que mayores y pequeños puedan disfrutar por igual de un retiro en un balneario hay que tener en cuenta algunas normas y seguir ciertas recomendaciones. El objetivo es que la estancia sea perfecta y que las vacaciones en familia en un balneario sean inolvidables. Lo primero que debemos tener en cuenta es que el organismo de los niños responde de manera diferente al de los adultos en los baños termales, así que si vas a un balneario con pequeños debes hacer uso responsable de las instalaciones.

Así, es importante saber que este tipo de aguas no están recomendadas para niños menores de tres años, ya que su temperatura puede tener consecuencias negativas para ellos. Así que hay que tener muy presente antes de organizar tu escapada a un balneario la edad de los niños y si les afectará este dato.

Pero el mejor consejo que se puede dar es el de aplicar el sentido común: si tú, como adulto, no debes pasar largos periodos de tiempo sumergido en las aguas mineromedicinales para evitar bajadas de tensión y otros efectos negativos, ¿qué pasará en el caso concreto de los niños? Pues que la duración de los baños debe ser todavía menor.

La mineralización de las aguas y sus elevadas temperaturas reportan un buen número de beneficios para niños y adultos, pero es fundamental hacer un uso responsable de ellas. Por esta razón, los niños deben disfrutar de periodos de baño reducidos con intervalos de reposo fuera del agua. Y, por supuesto, los niños siempre deben bañarse en compañía de un adulto

Si decides viajar con niños a un balneario podrás disfrutar de los baños termales con tus pequeños: tú te relajarás, ellos se lo pasarán en grande y sólo tendrás que controlar un poco los tiempos. Eso sí, a partir de los 12 años las cosas cambian: siempre hay que prestar atención al tiempo que los menores pasan en el agua, pero el organismo a esa edad ya es más maduro y su rutina en el balneario ya podrá asemejarse más a la de los adultos.

Balneario en familia

CÓMO USAR LAS INSTALACIONES

Es probable que los niños no sepan distinguir entre un spa, un talaso y un balneario, pero sí que sabrán disfrutar de las aguas calientes y reconfortantes que ofrecen los balnearios de Galicia, de las burbujas que surgen de los jacuzzis, de los chorros de agua que descienden sobre la piscina e, incluso, de la decoración que alguno de los balnearios dedican a las piscinas más pequeñas dirigidas a los menores de la casa.

Los balnearios suelen establecer horarios específicos para que los niños accedan a las piscinas termales. Ese tiempo depende de cada establecimiento, pero cuando llega la hora de abandonar el agua comienza otro tipo de diversión. Por eso es importante escoger un balneario que piense en los pequeños, como es el caso de Caldaria: ofrecen animación infantil gratuita para niños de 3 a 12 años y permiten que los mayores disfruten de sus técnicas termales favoritas sabiendo que los niños lo están pasando en grande al mismo tiempo.

Es más, periódicamente organizan planes pensadas específicamente para familias, con actividades conjuntas y otras diseñadas concretamente para niños o adultos. No dudes en consultar con los profesionales de Caldaria si estás planeando una escapada en familia a un balneario.

Pero sobre todo, recuerda lo más importante: disfrutar de tu familia y de tu estancia. Ten presente que compartes instalaciones con otros muchos usuarios y que los niños deben respetar el descanso de los demás cuando compartan las áreas comunes, pero eso no impedirá que se diviertan al máximo.

Una escapada a un balneario con niños en Galicia es una magnífica idea y te invitamos a que hagas la prueba: seguro que niños y mayores quieren repetir muy pronto.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria
DÍAS AZULES

DÍAS AZULES

Oferta

PARA QUE VIVAS EL PUENTE DE AGOSTO

Ver más