Agricultura ecológica y alimentación: beneficios

Agricultura ecológica y alimentación: beneficios

| Caldaria Hoteles y Balnearios

Los productos ecológicos no dejan de aumentar en los lineales de cualquier tienda o supermercado. Algo lógico ya que la superficie agraria destinada a la explotación ecológica ha pasado de 800.000 hectáreas en el año 2004 a más de 2,4 millones de hectáreas, según los últimos datos disponibles referentes a 2020. Y la razón hay que buscarla en los beneficios de la agricultura ecológica, lo que cada vez es más conocido y apreciado por las personas que buscan este tipo de alimentación en su día a día.

 Qué es la agricultura ecológica

La agricultura ecológica es un sistema agrario que tiene el objetivo de obtener alimentos de la manera más natural posible, evitando los productos químicos y utilizando procesos y recursos naturales. Las personas que cultivan de manera ecológica no solo respetan el medio ambiente, sino que tratan de conservar la tierra fértil usando métodos de cultivo biológicos y mecánicos, pero sin químicos.

El impacto de la agricultura ecológica en el medio ambiente es mucho menor que el de la agricultura tradicional. De hecho, para que una explotación agraria reciba la etiqueta de ecológica por parte de la Unión Europea tiene que cumplir varios requisitos:

  • No puede utilizar organismos modificados genéticamente.
  • Se limita hasta el extremo el uso de los pesticidas químicos, antibióticos y fertilizantes sintéticos, entre otras sustancias.
  • Deben utilizarse prácticas de labranza y cultivo que sean respetuosas con el suelo<.
  • Se obliga a la rotación de cultivos para utilizar todos los recursos de manera eficiente.
  • Se prohíbe utilizar radiaciones ionizantes.
  • Se deben elegir cultivos adaptados a las condiciones locales y que, además, sean resistentes tanto a parásitos como a determinadas enfermedades.
  • Se prioriza el uso de recursos producidos en la propia explotación agraria (por ejemplo, el abono para fertilizantes).

El objetivo de la agricultura ecológica es múltiple: por un lado, el uso responsable tanto de la energía como de los recursos naturales; por otro, el mantenimiento de la biodiversidad y de la calidad del agua; además, busca conservar los equilibrios ecológicos regionales y la mejora de la fertilidad del suelo.

Alimentación ecológica

Beneficios de la agricultura ecológica

La agricultura ecológica o agricultura orgánica, como es denominada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), aporta múltiples beneficios tanto desde el punto de vista del medio ambiente como en la alimentación de las personas.

Beneficios medioambientales de la agricultura ecológica

  • Enriquecimiento de los suelos: para ello, es fundamental la rotación de cultivos, los cultivos mixtos, los fertilizantes orgánicos, etc. Todo ello beneficia a la fauna y la flora del suelo, mejorando su estructura y estabilidad. Además, mejora la capacidad de retención de nutrientes y agua del suelo, compensando que se prescinda de fertilizantes minerales.
  • Agua: los fertilizantes y plaguicidas sintéticos contaminan las corrientes subterráneas de muchas zonas agrícolas. Sin embargo, en la agricultura ecológica están prohibidos y se sustituyen con fertilizantes orgánicos que mejoran la estructura del suelo y la filtración del agua.
  • Aire: se reduce la utilización de energía no renovable y las consecuencias tanto del efecto invernadero como del calentamiento del planeta al retener el carbono en el suelo.
  • Biodiversidad: se priorizan las semillas y las variedades tradicionales y adaptadas, por su mayor resistencia a las enfermedades y a las presiones climáticas. Pero, además, la agricultura ecológica propicia un hábitat adecuado para la flora y la fauna silvestres.

Beneficios de la agricultura ecológica en la alimentación

  • Grandes propiedades nutritivas: al no utilizar sustancias químicas de síntesis ni organismos modificados genéticamente, los alimentos conservan sus nutrientes al máximo.
  • Aditivos no sintéticos: se prohíben los aditivos que se obtienen mediante el empleo de productos no presentes en la naturaleza y que se sabe que pueden provocar problemas de salud como alergias, insuficiencias cardíacas, Párkinson, etc.
  • Más sabor: hay productos ecológicos en todo tipo de alimentos, desde las frutas y verduras hasta el vino o el aceite de oliva. Todos ellos coinciden en que, además de ser más sanos, tienen más sabor.
  • Sin pesticidas: la agricultura tradicional utiliza habitualmente pesticidas químicos que se traspasan a los alimentos. Con la agricultura ecológica se soluciona este problema con el conocimiento de estar consumiendo alimentos sanos y saludables.

No podemos olvidar otro factor muy importante a la hora de recomendar el consumo de alimentos de origen ecológico: favorece el desarrollo de zonas rurales. Al generar empleo en las explotaciones, se frena la despoblación y se ayuda a generar riqueza en pueblos y comarcas enteras.

Los beneficios de la agricultura ecológica son muchos, tanto desde el punto de vista de la alimentación como del medio ambiente. Y, aunque su precio sea algo superior al de los alimentos tradicionales, su consumo merece mucho la pena en nuestro día a día. Procura escoger este tipo de productos al hacer la compra y lo notarás.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
AQUA VITAL 4 NOCHES

AQUA VITAL 4 NOCHES

UNAS SALUDABLES MINI-VACACIONES DE VERANO CON TRATAMIENTOS DE BALNEARIO Y PENSIÓN COMPLETA

Ver más
ESCAPADA DE VERANO

ESCAPADA DE VERANO

PARA ESOS DÍAS DE RELAX SALUDABLE QUE NUNCA QUIERES PERDERTE

Ver más
RAIA TERMAL

RAIA TERMAL

Un destino en dos países con gastronomía, viajes en catamarán y senderismo transfronterizo con guía

Ver más