¿Qué es la acacia y para qué sirve?

¿Qué es la acacia y para qué sirve?

| Caldaria Hoteles y Balnearios

Las acacias son un tipo de árbol muy presente en Galicia, aunque son más conocidas por su nombre común: mimosas. Se trata de una especie invasora y tal es su presencia en las laderas gallegas que se han convertido ya en una imagen habitual, sobre todo, en el mes de enero, cuando florecen y aparecen sus características flores amarillas.

Pero, ¿sabías que las acacias tienen propiedades medicinales? Sigue leyendo para saber más sobre la acacia y para qué sirve.

¿Qué es la acacia?

La acacia es un género de árboles de la familia Fabacea. Existen unas 1.400 especies aceptadas de acacia, de las cuales unas 970 pertenecen al género Acacia stricto sensu y proceden en su mayoría de Australia. La variedad Acacia dealbata fue introducida en muchas zonas templadas del planeta para su cultivo en jardinería; de hecho, es la mimosa ornamental más empleada en Europa. Lleva en España desde el primer cuarto del siglo XIX, ocupando grandes extensiones de Galicia, y puntos diversos de la cornisa cantábrica, el oeste de Castilla y León, Extremadura, Andalucía occidental, Valencia, Cataluña y las islas canarias orientales.

Las acacias son arbustos o árboles, espinosos o inermes, que miden de 7 a 10 metros de altura; algunas variedades son de hoja caduca y otras de hoja perenne, dependiendo del clima. Sus flores se agrupan en inflorescencias racemosas, similares a pequeños pompones de unos dos o tres centímetros de diámetro, de color amarillo. Florecen en invierno y principios de la primavera.

Las mimosas son una planta muy rústica, poco exigente en suelo (aunque prefieren los sustratos ácidos), y capaz de rebrotar después de un incendio, lo que explica su rápida extensión por Galicia. No tolera las heladas intensas ni los vientos fuertes, y tampoco estar a la sombra de otras especies arbóreas. Las acacias son árboles de crecimiento rápido y se reproducen tanto por semilla como por rebrote de cepa.

Propiedades curativas de las acacias

¿Para qué sirven la acacia?

Más allá de su uso ornamental, desde la antigüedad a la acacia se le atribuyen propiedades curativas e incluso mágicas para ahuyentar la mala suerte. En Egipto era considerado un árbol sagrado y su madera se empleaba para la construcción de embarcaciones y estatuas y se dice que los hebreos solo utilizaron madera de acacia para la construcción del tabernáculo.

A lo largo de los siglos diferentes pueblos han utilizado las acacias o mimosas por sus propiedades medicinales. Ya te hemos hablado de uso como antibiótico natural, pero la acacia tiene más beneficios para el organismo. Se dice que ayuda a bajar el colesterol y a tratar la hipertensión arterial o la diabetes, y a prevenir enfermedades cardiovasculares. También contribuye a mejorar la salud del hígado al favorecer la eliminación de toxinas, y colabora en tratamientos de enfermedades como el síndrome del colon irritable o en infecciones en los ojos. Las propiedades de la acacia se extienden también como remedio para la tos, catarros y dolores de garganta, estreñimiento y diarrea.

La mejor forma de aprovechar los beneficios de la acacia es elaborando un té con sus hojas, aunque también se puede consumir en polvo o como suplemento dietético.

Como siempre hay que recordar que los remedios naturales a base de acacia no sustituyen un tratamiento médico.

Otros usos de la acacia

Además de estos usos medicinales naturales, la acacia se ha cultivado también para la obtención de goma arábiga, tintes y aceites esenciales.

La goma arábiga es un polisacárido de origen natural que se extrae de la resina de ciertas variedades de acacia y que se usa como aditivo alimentario (por ejemplo en golosinas y chicles).

El catechu es un extracto obtenido de diversas especies de acacia, que se usa como tinte para el curtido y teñido de cueros y otros textiles, a los que proporciona un tono marrón.

El aceite esencial se extrae de los pétalos de la flor de la acacia y se utiliza como perfume para el cuerpo, en difusores de esencias, como aceite para masaje o diluido en el agua para baños aromáticos. Se le reconocen propiedades astringentes y antisépticas, y como calmante y relajante.

¿Sorprendido por todos los usos que se le pueden dar a las acacias?

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
PUENTES DE OTOÑO

PUENTES DE OTOÑO

Oferta

UNA ESTANCIA DE 3 NOCHES CON VALOR AÑADIDO

Ver más