Otoño: los mejores productos de temporada

Otoño: los mejores productos de temporada

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Una alimentación equilibrada es vital para tener una buena salud, mucho más en otoño, cuando  nuestras defensas bajan a causa del frío. Es tiempo de gripes, por lo que necesitamos nutrientes y vitaminas que fortalezcan nuestro sistema inmunitario.

Uno de los mejores consejos de alimentación que debemos tener en cuenta en otoño - y en el resto de estaciones - es consumir productos de temporada. ¿Por qué? Te lo contamos a continuación.

Beneficios de comer productos de temporada 

Llevar una dieta equilibrada no es complicado. No se trata de comer menos o de saltarnos comidas, sino de comer de una forma variada y escoger alimentos con alto contenido en nutrientes y vitaminas. Comer productos de temporada es muy beneficioso por las siguientes razones:

  • Es cuando más nutrientes tienen. Si un producto - ya sea fruta o verdura - es de temporada quiere decir que está en su punto óptimo de maduración y ,por tanto, cuando más nutrientes nos aporta su consumo.
  • Poseen un sabor más intenso. Igualmente, al estar en su punto óptimo de maduración, será mucho más sabroso ya que conserva todas sus propiedades.
  • Son más económicos. Lo vemos cada día en el supermercado. El mismo producto es mucho más barato cuando es de temporada que cuando está fuera de ella.
  • Son más ecológicos. Al no tener que forzar su maduración, están más libres de químicos y fertilizantes que los productos fuera de temporada. Eso también es beneficioso para el medio ambiente, ya que la mano del hombre no interviene en su proceso madurativo.

Calabaza

5 productos de temporada 

A continuación hablaremos de 5 productos que debes consumir en otoño.

Calabaza

¿Qué hay más otoñal que las calabazas? Pero, ¿sabías que la calabaza es una baya? ¿Y que es originaria de España? Se puedan contar mil cosas sobre las calabazas pero vamos a centrarnos en su valor nutritivo ya que tienen un alto contenido en nutrientes: poseen vitaminas del grupo B, C, minerales como el magnesio y proteínas vegetales. La calabaza tiene un alto poder antioxidante; refuerza nuestro sistema inmunitario previniendo catarros y resfriados; es buena para la vista, reduce la presión arterial, regula el colesterol, combate la retención de líquidos y es perfecta para incluir en una dieta para diabéticos ya que no tiene carbohidratos.

Crema de calabaza

Boniato 

De raíz tuberculosa, el boniato también se conoce como patata dulce o camote. Se planta en primavera y se recolecta en otoño y, ya que tiene un alto contenido en hidratos de carbono, se recomienda consumir cocido o asado. Tiene un alto contenido en vitamina A (relacionada con el desarrollo de los dientes y huesos), vitamina C, vitamina E además de calcio, potasio y magnesio. Es muy digestivo por lo que resulta perfecto para personas con algún tipo de problema estomacal. Entre sus propiedades destacan también las antioxidantes y activan el bazo, el pulmón y el riñón. No se recomienda para personas que tengan algún tipo de problema renal, como piedras, por su contenido en oxalato.

Boniato

Membrillo 

Es una de las frutas estrella del otoño. Se consume después de cocido puesto que, aunque su piel parece dulzona y aromática, su carne es muy ácida. Es perfecto para consumir en jaleas, dulce o mermeladas. El membrillo es rico en taninos y fibra y en pectinas, que reducen el colesterol alto. Además es rico en vitamina A, B1, B2, B3 y C y tiene propiedades expectorantes (alivia la tos seca y combate la inflamación bronquial).  Es una fruta con pocas calorías y muchos nutrientes, pero como casi siempre se consume después de cocido y preparado, puede llegar a perder todos esos nutrientes, por lo que se recomienda un consumo moderado.

Membrillo

Conejo 

Tanto la carne como el pescado también tienen una mejor época para consumir. El conejo es uno de los productos más consumidos en esta estación y es muy beneficioso para nuestra salud. Tiene un alto contenido en vitaminas B (necesarias para regular el metabolismo y el sistema nervioso) y vitamina E (protege las células y es antioxidante). Además, nos aporta gran cantidad de minerales como el magnesio, el cinc y el hierro. Es perfecto para consumir cuando se realiza algún tipo de dieta ya que es bajo en grasas y en calorías. Además, es de fácil digestión, por lo que se recomienda en dietas blandas o para personas que padecen gota.

Conejo

Trucha 

Como no, no podía faltar el pescado. Hemos elegido la trucha por su alto contenido en proteínas y vitaminas del grupo B. Además es fuente de omega 3 y tiene un bajo contenido en grasa. La Fundación Española de la Nutrición (FEN) recomienda su consumo por sus numerosos nutrientes, por lo que puedes incorporarlo a tus menús con total tranquilidad. Es rica en magnesio, fósforo, potasio y selenio y reduce los triglicéridos y el colesterol. Además, es una gran fuente de vitamina D, la denominada vitamina del sol y que es tan necesaria en esta época del año, por ser también uno de los aliados en la lucha contra el coronavirus.

Trucha

Pero estos no son los únicos alimentos para comer durante el otoño. Incluir en nuestra alimentación frutas como la perra, la manzana, la naranja o el pomelo; verduras como la coliflor o la espinacas y carnes y pescados como el pollo o el besugo es perfecto para cuidar nuestra salud y aprovechar todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. En Caldaria conocemos la importancia de los productos de temporada para la salud, por lo que te ofrecemos (en nuestro balneario de Laias hasta final de año y, además, en nuestro balneario de Arnoia del 7 al 12 de diciembre)  la experiencia gastronómica perfecta para esta época del año: el Outono Gastronómico Caldaria. ¡Reserva ya tu plaza!

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria