Meditación para reducir la ansiedad

Meditación para reducir la ansiedad

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

La pandemia que sufrimos desde mediados de marzo ha supuesto un revés en nuestra vida sobre todo a nivel mental. En primer lugar, nos hemos encontrado con una situación anómala para la humanidad, o al menos para el mundo moderno. Jamás habíamos sufrido nada parecido (muy atrás queda ya la anterior pandemia de 1918) y debemos enfrentarnos a ello como un niño a su primer día de escuela: con nervios y miedo. Ahora que la situación parece haberse estabilizado, es el momento de pensar en cómo nos ha afectado esta crisis planetaria sobre todo a nivel mental<. El confinamiento, la incertidumbre y la previsión de una fuerte crisis económica ha hecho que nuestros niveles de estrés aumenten, que tengamos problemas para dormir y que, definitivamente, hayamos sucumbido a la ansiedad.

Volver a empezar 

Llegados a este punto es hora de poner las cartas sobre la mesa. Ya sabemos a qué nos enfrentamos. Ya tenemos una serie de consejos médicos y medidas que podemos llevar a cabo para luchar contra el coronavirus. Es hora de poner en orden también nuestra mente. En estos meses de confinamiento, las plataformas digitales registraron un aumento de descargas de aplicaciones para practicar disciplinas como yogapilates y fitness. También ha aumentado el consumo de libros sobre mindfulness, o de contenidos sobre técnicas de relajación y meditación. En esto último nos centraremos en este post.

Meditación en casa

Meditación para reducir la ansiedad 

Según el diccionario de la Real Academia Española, meditar es pensar atenta y detenidamente sobre algo. Podemos decir que la meditación es una práctica milenaria que se llevaba a cabo con la intención de controlar la mente y llegar a alcanzar un estado de conciencia plena. Esa es la parte más espiritual del concepto; pero la más prácticas, la más terrenal, pasa por ser una técnica que reduce el estrés provocando el tan ansiado bienestar general.

Se cree que su origen se estableció en la India hace más de 5000 años, pero se introdujo en Occidente a través de figuras como Swami Vivekananda, Jiddu Krishnamurti o Paramahansa Yogananda, entre otros. Hasta la década de los sesenta, estas técnicas se relacionaban con un plano espiritual, pero fue entre los años 60 y 70 que se introdujeron en el tratamiento de pacientes con estrés, depresión o ansiedad por parte de psicólogos, psiquiatras y médicos con muy buenos resultados.

En la actualidad, muchos médicos recomiendan la meditación como parte de tratamientos para reducir estrés y ansiedad. ¡Y más estos meses que nos hemos encontrado con esta situación tan inusual!

Meditar en casa

Beneficios de la meditación

Muchos son los beneficios de la meditación para nuestra salud física y mental, desde mejorar nuestra empatía hacia los demás a hacernos más felices y sosegados. Ya lo dice el refrán ‘vísteme despacio que tengo prisa’. Practicar la meditación es practicar el modo de vida lento que tanto necesitamos en el caos al que nos vemos sometidos en el día a día.

Otro de los beneficios de la meditación son: 

  • Mejora tu salud física. Reduciendo el nivel de estrés nuestro cuerpo se fortalece y nuestro sistema inmunológico nos protege. Puedes hacerlo también con la combinación de una buena alimentación y prácticas como la risoterapia.
  • Mejora la concentración y la memoria. Menos estrés es sinónimo de más concentración. Ayúdate con alimentos buenos para tu cerebro.
  • Mejora tu agilidad mental y tu creatividad. Una mente relajada piensa e imagina mejor.
  • Mejora la capacidad de aprendizaje. Una mente despejada y que piensa en el aquí y ahora es capaz de retener mejor los conocimientos.
  • Reduce el riesgo de estrés. Di adiós al estrés con la meditación. Y dí adiós también a la depresión. Una mente fuerte estará menos expuesta a sufrir procesos depresivos.

Meditar

Cómo practicar meditación en casa 

No necesitas mucha cosa para practicar meditación. Elige un sitio tranquilo y siéntate o túmbate con los ojos cerrados, como más cómodo estés. Recuerda que vas a estar un rato prolongado en la misma postura, así que debe ser lo más cómoda posible. Respira pausadamente realizando ejercicios de respiración con tu diafragma y céntrate en una cosa. Normalmente un mantra (frase repetitiva) puede ayudar a evadirte de los pensamientos cotidianos de tu día a día. Este es un momento para ti. Que sea solo para ti.

Hay dos modos de practicar meditación

  • Meditación de conciencia plena: el objetivo es que te sientas libre de todo lo negativo que hay a tu alrededor, que expulses esos pensamientos negativos que minan tu mente y tu voluntad y los cambies, poco a poco, por pensamientos positivos. Céntrate en el aquí y el ahora y respira. La práctica de yoga puede ayudarte a conseguir la conciencia plena.
  • Meditación trascendental: el objetivo es alcanzar la relajación total a través de repetir un mantra una y otra vez. Puedes hacerlo en voz baja o en silencio.

Recuerda que para que la meditación funcione hay que ser constante. Quizá los primeros días no consigas la concentración que necesitas, pero sí lo harás si cada día, más o menos a la misma hora, realizar los ejercicios una y otra vez. Notarás como tu ansiedad se reduce y podrás afrontar todo lo que venga con la calma y conciencia plena que necesitas.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria
RAIA TERMAL

RAIA TERMAL

Un destino y dos países con degustaciones gastronómicas y viaje en catamarán

Ver más