Jin Shin Jyutsu: la técnica japonesa para reducir el estrés

Jin Shin Jyutsu: la técnica japonesa para reducir el estrés

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Liberar tensión y estrés a través del autoconocimiento. Estas son las bases del Jin Shin Jyutsu, una técnica japonesa que podemos realizar en casa para recuperar el equilibrio a nivel mental, físico y emocional. ¿Sabes cómo? “Abrazando” y presionando los dedos de las manos mediante toques firmes y suaves. La explicación estaría en que todos los puntos del cuerpo están conectados y, al mismo tiempo, cada dedo se relaciona con unas determinadas emociones y órganos. En este post te explicamos qué es el Jin Shin Jyutsu, sus claves y cómo empezar a practicarlo.

¿Qué es el Jin Shin Jyutsu?

Al Jin Shin Jyutsu se le conoce como “el arte de la felicidad” o “el arte de liberar tensiones”. El origen de esta técnica es incierta, aunque en Japón se cree que se transmitió durante siglos entre generaciones hasta que se perdió. Fue a principios del siglo XX cuando el maestro japonés Jiro Murai la recuperó, llegando hasta Occidente de la mano de su discípula Mary Busmeister. A los expertos en Jin Shin Jyutsu no les gusta hablar de técnica, ya que eso implica acciones mecánicas, y se decantan por el término “arte” al entrar en juego las emociones y creatividad personal.

El Jin Shin Jyutsu parte de la base de que en el cuerpo humano hay muchos canales de energía que deberían fluir de forma libre y sin obstáculos. Sin embargo, el estrés, el ritmo de vida, la alimentación, las vivencias personales, la forma con qué nos enfrentamos a las dificultades… pueden acabar bloqueando el movimiento de esa energía derivando en malestar, dolor, apatía e, incluso, enfermedades. El Jin Shin Jyutsu nos propone recuperar esa armonía y equilibrio, liberar tensiones y evitar que el cuerpo se bloquee. ¿Cómo conseguirlo? Trabajando con las manos sobre los bloqueos. Para ello es fundamental saber con qué órgano y emoción está conectado cada dedo.

Técnica japonesa

Claves del Jin Shin Jyutsu

La medicina tradicional japonesa sostiene que las diferentes partes del cuerpo humano están conectadas entre sí por una serie de puntos (las “cerraduras de energía de seguridad”). A su vez, cada uno de los dedos de las manos se vincula con diferentes órganos y emociones. Por eso, si se presionan de la forma adecuada podemos conseguir una mejora de nuestra salud mental y física.

  • Pulgar: vinculado con el bazo y el estómago, así como al estrés, los nervios y las preocupaciones. Se manifiesta con problemas en la piel, dolores de estómago, de cabeza y nerviosismo.
  • Índice: relacionado con los riñones, vejiga y oídos. En el aspecto emocional estaría ligado al miedo y la frustración. Los síntomas físicos serían dolores de muelas y encías, de espalda, articulaciones y dolor muscular, así como adicciones (alcohol, tabaco, etc).
  • Corazón: conectado con el hígado, la vesícula, dolores menstruales y migrañas. Las emociones serían la agresividad y la ira. Lo notamos por problemas circulatorios, dolores de cabeza o fatiga.
  • Anular: asociado al pulmón y el intestino grueso. Alude a la tristeza, la negatividad y la indecisión y se manifiesta por problemas de respiración, indigestión o cambios en la piel.
  • Meñique: ligado al corazón y el intestino delgado. Las emociones serían la apatía, ansiedad, falta de energía y sentimiento de inferioridad. Se percibe por dolores de garganta, problemas del corazón, de los huesos o sistema nervioso.
  • Palma de la mano: incluiría todos los aspectos anteriores centrándose en la respiración y diafragma. Con ella se recarga energía en todo el cuerpo.

Movimiento de manos

¿Cómo practicar Jin Shin Jyutsu?

Para practicar Jin Shin Jyutsu hay un punto de partida básica: el autoconocimiento. Su metodología es sencilla y, practicando con cierta periodicidad, puede contribuir a eliminar o reducir nuestro estrés. En todo caso, hay que tener siempre presente que en los casos más graves o prolongados de ansiedad debemos ponernos en manos de un especialista. El Jin Shin Jyutsu, al igual que otras técnicas, contribuirá a rebajar nuestra tensión y mantenernos en equilibrio tanto a nivel emocional como físico.

Existen especialistas en Jin Shin Jyutsu que realizan sesiones individualizadas. Para ello, colocan sus dedos en diferentes partes del cuerpo de la persona, que permanecerá acostada en una camilla. Sin embargo, lo más habitual es que el Jin Shin Jyutsu se practique de forma autónoma.

Pasos del Jin Shin Jyutsu

Las sesiones de Jin Shin Jyutsu tienen una duración media de 10 minutos, aunque todo dependerá del estado general de cada persona. Puede realizarse de forma general (para revitalizar todo el cuerpo) o focalizándola en algún dedo en caso de identificar un malestar físico o emocional concreto.

Se puede practicar a primera hora de la mañana -para afrontar mejor el día- o antes de ir a dormir -para liberar tensión acumulada-. Una posible “sesión” sería la siguiente:

  1. Cruzamos los brazos y los acercamos al pecho colocando los pulgares por debajo de los bíceps. Esto contribuirá a armonizar el sistema digestivo y respiratorio. Puede hacerse de pie o sentado.
  2. Junta las manos (mejor sin cruzar los dedos) y presiona entre ellas.
  3. Presiona el dedo sobre el que quieras incidir durante medio minuto. Descansa 30 segundos y aprieta de nuevo.
  4. Colocamos la mano derecha sobre la cabeza y la izquierda en la frente. Realizamos inspiraciones profundas dejando caer los hombros.
  5. Manteniendo las manos en la posición anterior, uno o varios dedos de la izquierda deberá tocar la zona de las cejas. A continuación se desplazarán hasta la punta de la nariz. De este modo primero activaremos la energía interior y después la superficial.
  6. En los siguientes pasos la mano izquierda irá trasladándose por el esternón, el estómago y la parte alta del pubis. Así activamos la energía en diferentes partes del cuerpo.

Durante toda la práctica es importante llevar un control de la respiración, con inhalaciones profundas y soltando el aire poco a poco.

¿Te atreves a iniciarte en el Jin Shin Jyutsu para recuperar la calma y revitalizar tu cuerpo?

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria