Infusiones para bajar la presión arterial

Infusiones para bajar la presión arterial

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Como ya habíamos explicado en nuestro blog HDOSO, la hipertensión es una de las dolencias crónicas más frecuentes en España y, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el primer factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares. La Sociedad Española de Hipertensión (SEH-LELHA) asegura que en España sufren esta dolencia unos 14 millones de personas. ¿Que puede provocar? Infartos de miocardio, insuficiencias cardíacas e, incluso, derrames cerebrales.

Presión arterial, ¿qué es? 

Pero empecemos por el principio. ¿Qué es la presión arterial? Es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Su función principal, vital para el ser vivo, es la de llevar oxígeno y nutrientes a todos los tejidos del organismo para que estos funcionen como deben hacerlo. De ahí la importancia de tener una presión arterial correcta. ¿Y cuál es la tensión arterial correcta? Aquella que está en los niveles 120/80 mmHg. Una presión arterial alta es aquella que alcanza 140/90 mmHg.

Presión arterial

Combatir la presión arterial alta 

En nuestro blog HDOSO ya te hemos comentado cómo combatir la presión alta. De hecho, las técnicas termales de un balneario ayudan a mantener a raya la presión arterial. Pero hoy queremos hablar de algo más sencillo, que puedes realizar en casa, para combatir la hipertensión. Está claro que, sin dudarlo, debes seguir los consejos de tu médico y respetar sus recomendaciones; pero hoy te vamos a hablar de algunas infusiones que puedan ayudar a mantener la tensión arterial dentro de sus niveles normales.

Infusiones para bajar la tensión arterial 

Insistimos en que, sobre todo si estás tomando alguna medicación, consultes con tu médico la conveniencia de tomar una infusión u otra. En muchos prospectos de medicamentos se señala que ciertas hierbas puedan interferir con la correcta actividad de los compuestos de las medicinas. Una vez hecho eso, repasa con nosotros estas infusiones para bajar la tensión:

Infusión de valeriana

La valeriana es una planta perenne propia de Europa y algunas partes de Asia y Estados Unidos. Necesita humedad para crecer, por lo que suele hacerlo en bosques húmedos  y en la orilla de ríos o riachuelos.

Es un tranquilizante natural y una de las infusiones más comunes en todas nuestras casas. La valeriana actúa como sedante y se consume, sobre todo, para controlar la ansiedad y el estrés, para conciliar el sueño y, por supuesto, para bajar la presión arterial así como la taquicardia. Sus efectos son reconocidos desde la antigua Grecia, donde ya se utilizaba para combatir el insomnio. El padre de la medicina, Hipócrates, la recetaba para tal fin. Se suele utilizar como tratamiento para combatir el insomnio como una alternativa a las pastillas para dormir, ya que sus efectos son prácticamente los mismos y no tiene efectos secundarios. Se recomienda tomar un poco antes de acostarse, para conciliar mejor el sueño.

Valeriana

Infusión de cola de caballo

Es un arbusto perenne rico en minerales silicatados, potasio, calcio y calcio. Es uno de los arbustos más antiguos que conocemos, de la época de los dinosaurios y está considerado como un verdadero fósil viviente. Es originario de Europa y nace en zonas húmedas y de altura. En España podemos encontrarlo en todo el litoral español y también en las Islas Baleares. Esta planta herbácea se utilizaba ya en la época de la antigua Grecia y Roma para curar heridas, ya que tiene un alto poder cicatrizante. Antiguamente, sus tallos se comían al estilo de los espárragos. Tiene propiedades diuréticas, por lo que es bueno para combatir las infecciones de orina o los cálculos en la vejiga o el riñón. Además, este diurético natural no provoca desequilibrios electrolíticos (es decir, no hace que nuestro cuerpo pierda más electrolitos de lo indicado mediante la transpiración) al igual que puedan hacerlo otros diuréticos, por lo que es perfecto para regular la presión arterial. La recomendación es tomar una taza al día en la que se consumirán de 10 a 20 gramos de tallo de cola de caballo.

Cola de caballo

Infusión de diente de león

Es una planta perenne que se cree que es originaria de Europa pero realmente está distribuida por todos los continentes. Está considerada una ‘mala hierba’, aunque tiene numerosas propiedades medicinales que la convierten en una planta a tener en cuenta en numerosos tratamientos. Es rica en antioxidantes y gracias a compuestos bioactivos como los polifenoles ayuda a combatir las inflamaciones. Además, regula el azúcar en sangre y ayuda a mejorar la segregación de insulina. También ayuda a reducir los niveles de colesterol, por lo que es una planta adecuada para numerosas dietas. Respecto a la presión arterial, tiene un efecto diurético que elimina el exceso de líquido del cuerpo, lo que se traduce en una mejor circulación de la sangre y, por lo tanto, la disminución de la tensión arterial. Estimula el sistema inmunológico, por lo que es perfecta, en los tiempos que corren, para combatir el coronavirus. Se recomienda beber esta infusión unas tres veces al día.

Diente de león

Infusión de espino blanco

Quizá no es la infusión más común, pero desde luego sus propiedades hacen que sea perfecta para reducir la tensión arterial y para cuidar la salud cardiovascular. Es una planta de hoja caduca, perteneciente a la familia de las rosáceas y lo podemos encontrar en África, Asia, América del Norte y Europa. Tiene muchas propiedades medicinales debido a su alto contenido en vitaminas, polifenoles, flavonoides, etc. que la hace perfecta para mantener la salud cardiovascular. Entre otros beneficios, ayuda a activar la circulación sanguínea, por lo que es recomendable para acompañar a tratamientos cardíacos o sanguíneos. La EMA (Agencia Europea del Medicamento), aprueba su uso en este tipo de tratamientos así como para combatir la ansiedad. Se le conoce también como la planta del corazón ya que mejora la circulación coronaria puesto que es un vasodilatador. Se recomienda tomar dos tazas de esta infusión al día.

Espino blanco

Infusión de lavanda

Se encuentra en numerosos lugares del mapa, como el sur de Asia, India, Norte de África así como la cuenta mediterránea y la región macaronésica compuesta por Azores, Islas Canarias, Madeira, Islas Salvajes  y Cabo Verde. Entre sus numerosos usos, ya desde la Antigüedad, se ha utilizado como efecto ornamental, como condimento o incluso para combatir el insomnio. Se prescribe para combatir los problemas estomacales ya que la infusión de lavanda es muy digestiva. Ayuda a aliviar el dolor de cabeza y tiene un efecto relajante, por lo que es buena para combatir los nervios y la ansiedad. Ayuda a combatir la fiebre, los catarros y la gripe, por lo que, en la actualidad, es un buen momento para hacerse asiduo a este tipo de infusiones. ¿Y por qué ayuda a regular la presión arterial? Debido a su efecto relajante puede reducir la hipertensión producida por el estrés, la ansiedad o depresión. Se recomienda tomar dos tazas al día.

Lavanda

¿Has probado alguna de estas infusiones? Todas son beneficiosas para la salud y, en su justa medida, perfecta para incluir en una alimentación saludable. Eso sí, te recomendamos que, antes de incorporar alguna planta o hierba medicinal, sobre todo si estás tomando algún tipo de tratamiento, consultes con tu médico de cabecera.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria