¿Qué significa la nueva etiqueta energética de los electrodomésticos?

¿Qué significa la nueva etiqueta energética de los electrodomésticos?

| Caldaria Hoteles y Balnearios

Desde hace años, cuando compramos un electrodoméstico este incluye una etiqueta que nos informa sobre su consumo energético. A partir del 1 de marzo de 2021 entra en vigor una nueva etiqueta energética. Sigue leyendo para conocer cuáles son las novedades introducidas en el etiquetado de los electrodomésticos, qué información incorpora la etiqueta y cómo interpretarla.

¿Qué es la etiqueta energética?

La etiqueta energética nos indica el nivel de consumo energético de cada electrodoméstico, de manera que podamos tener este aspecto en cuenta a la hora de realizar una compra, al igual que valoramos el precio o las características técnicas del aparato. Con este etiquetaje, la Unión Europea quiere promover el ahorro energético y proteger el medio ambiente facilitando la compra de electrodomésticos que consuman menos energía.

Hasta ahora los fabricantes tenían que colocar una etiqueta a sus electrodomésticos atendiendo a las indicaciones de la Directiva Europea 2010/30. Cuando se introdujo en el mercado tenía siete clases, de la A a la G, pero con el avance de la técnica se ha ido mejorando la eficiencia energética de los electrodomésticos con el avance de la técnica, y fue necesario introducir primero la clase A+, y luego las clases A++ y A+++. Unos cambios que hicieron que la etiqueta resultara algo confusa, y que han llevado a la Unión a establecer una nueva, conforme al Reglamento UE 2017/1369.

Etiqueta de electrodomésticos

Con esta nueva etiqueta, que será la única que pueda verse en las tiendas de electrodomésticos -tanto físicas como online- a partir de marzo, se pretende que la información sea más clara y comprensible para los consumidores.

Lo que se ha hecho es recolocar las clases, de forma que aquellas lavadoras, lavavajillas o neveras más eficientes (los que antes pertenecían a la clase A+++) pasarán a ser clasificados como clase B. Es decir que la clase A, la más eficiente, quedará inicialmente desierta para dejar un espacio de mejora a los fabricantes en materia de consumo energético de nuevos productos. También se han utilizado nuevos métodos para medir el consumo energético y determinar la clase a la que corresponde cada aparato.

¿Cómo se lee la nueva etiqueta energética?

En función del electrodoméstico de que se trate, la nueva etiqueta energética ofrecerá, no solo información del consumo eléctrico, sino otros consumos y características, como el agua utilizada por ciclo de lavado, la capacidad de almacenamiento o el ruido que ocasiona, entre otros. También incluirá un código QR con información adicional sobre el producto.

La información de la nueva etiqueta energética de los electrodomésticos se estructurará en varias secciones:

Clases

Se establecen siete clases distintas, de la A a la G, diferenciadas también por una escala de color: el verde oscuro indica un producto altamente eficiente y en el otro extremo, el rojo señala un aparato de baja eficiencia energética. Se marca en un recuadro negro la clase asignada al electrodoméstico etiquetado.

Pictogramas

Se introducen en la etiqueta una serie de pictogramas que indican el consumo energético en kWh/100 ciclos de funcionamiento (para lavadoras o lavavajillas) o en kWh/año (medido según las nuevas condiciones estándar, para neveras). En este conjunto de pictogramas también podremos encontrar otra información, dependiendo del electrodoméstico:

Etiqueta de una lavadora

Los pictogramas indicarán aspectos como la capacidad de carga máxima, la duración del programa Eco 40-60, el consumo de agua ponderado en litros /ciclo de funcionamiento (en el programa Eco 40-60), la clase de eficiencia para centrifugado, o la potencia sonora durante el ciclo de centrifugado expresada en db (decibelios) y en una escala de emisión de ruido de A a D.

Etiqueta de un frigorífico

Los pictogramas aportarán información sobre el volumen total de todos los compartimentos del frigorífico y del congelador, y de la potencia sonora, expresada en db y en una escala de emisión de ruido de A a D.
Etiqueta de un lavavajillas

Los pictogramas informarán de la capacidad estándar de vajilla para el programa Eco, del consumo de agua en litros/ciclo de funcionamiento (en el programa Eco), de la duración del programa Eco, y de la potencia sonora, expresada en db y en una escala de emisión de ruido de A a D.

Código QR

Situado en la parte superior de la etiqueta, al escanearlo el cliente puede acceder a más información sobre el producto.

Cómo ya hemos apuntado, las nuevas etiquetas energéticas se incorporarán desde marzo de este año a lavavajillas, lavadoras, lavadoras-secadoras o frigoríficos. En el mes de septiembre se introducirán también en bombillas y la previsión es que en 2022 se usen también en aparatos de aire acondicionado y secadoras.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria