Cómo empezar a hacer ejercicio y establecer un hábito

Cómo empezar a hacer ejercicio y establecer un hábito

| Caldaria Hoteles y Balnearios

Si queremos disfrutar de una vida larga y con calidad, la salud juega un papel fundamental. Y ¿cuáles son los hábitos saludables que debemos fomentar? Lo mejor para prevenir enfermedades es llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio físico. Es cierto que cuanto más te muevas, tu cuerpo y tu mente se verán más beneficiados y tu salud será mejor. Con motivo de la pandemia provocada por el coronavirus nuestra vida se vio limitada y nos dimos cuenta de la importancia de tener una vida sana y de mantener el cuerpo en forma. La necesidad de ser activos físicamente a cualquiera edad en la medida de nuestras capacidades es muy importante, así lo trasladó la OMS en sus Directrices sobre actividad física y hábitos sedentarios con motivo de la Covid-19.

Esto es algo que todos sabemos pero adquirir el hábito de hacer ejercicio y no dejarlo es muy difícil. Ir todos los días al gimnasio o realizar media hora de deporte en casa es un propósito que rara vez supera la semana, a la primera excusa lo dejamos y no lo volvemos a retomar. ¿Por qué es tan difícil mantener la rutina de ejercicios? Hace falta constancia, paciencia y un propósito alcanzable. Realizar algo de ejercicio físico, aunque sea muy poco, es mejor que no hacer ninguno, no hace falta que sea una tabla de gimnasia, caminar, bailar, jugar o hacer las tareas domésticas también sirven y pueden convertirse en el aliado que necesitas. Sigue estos consejos para comenzar a hacer ejercicio y adquirir un hábito que reporta tantos beneficios saludables:

Encuentra una actividad física a tu gusto

Las directrices de salud recomiendan por lo menos de 150 a 300 minutos de actividad aeróbica moderada a vigorosa por semana para todos los adultos. Esta actividad puede ser desde el baile, la natación, los juegos o unos buenos paseos. Escoge un ejercicio que te guste, que puedas realizar sin mucho esfuerzo y de manera fácil. No elijas esquiar, escalada o nadar en la playa porque no va resultar sencillo hacerlo de manera regular, sé realista. Si has tenido una vida sedentaria modalidades como el yoga o el pilates los puedes practicar hasta en casa. Implica a tu pareja o amigos, es más fácil no desistir si haces ejercicio en compañía que tú solo.

Ejercicio

Programa los días y la duración

Uno de los argumentos más frecuentes a la hora de ponerse a realizar una rutina de ejercicios es la excusa ‘no tengo tiempo’. Así que, lo primero que tenemos que pensar es que no hace falta mucha dedicación, con 5 mn diarios podemos establecer un hábito de actividad física que nos pondrá en forma y evitará el aburrimiento antes de empezar. Por la mañana o a la tarde, apunta en el calendario de manera visible el espacio que vas a dedicar a realizar tu actividad, mejor siempre a la misma hora.

Programa todo el mes, pon un recordatorio en el móvil y plantea las demás actividades en función de esta. Así no tienes que pensar cuándo vas a realizar tu rutina de actividad física ni poner excusas de otros planes. Una buena estrategia de recuerdo o de activación es dejar la ropa y las zapatillas preparadas a la vista, palabras de ánimo en el espejo del baño, o la rutina impresa pegada en la puerta del frigorífico.

Ejercicio en casa

Metas realistas

Una vez que has decidido a comenzar a hacer ejercicio, no te pongas metas imposibles, sé realista y empieza por poco, ya irás avanzando en tu progresión y animándote a realizar ejercicios más difíciles o dedicarle más tiempo. Empieza por algo muy fácil, si ves que no te cuesta es más fácil seguir con la rutina, una vez establecido el hábito continuar es más sencillo.

El sentimiento de culpa

Motivado por unas metas inalcanzables, cuando empezamos a faltar a nuestra rutina de hacer ejercicios es habitual que algún día nos veamos en esta situación: “Hoy no me ha dado tiempo a hacer los ejercicios, a ver si mañana recupero”. Intenta transformar la culpa en responsabilidad: “Hoy no he tenido tiempo, voy a hacer aunque sea 2 mn antes de acostarme”, verás que una vez que te pones cumples tu objetivo. La recompensa es mucho mayor y te permite tener una solución para esos días más difíciles.

Deporte en casa

Beneficios del ejercicio físico

Una rutina de ejercicio físico es saludable para el cuerpo y la mente. Si al hábito del ejercicio le sumamos una dieta equilibrada estamos sumando años y calidad de vida a nuestro calendario vital. Realizar actividad física de manera regular te va a reportar muchos beneficios:

  • Control de enfermedades cardíacas.
  • Control de la diabetes de tipo 2
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Reduce los síntomas de la depresión y la ansiedad, mejor el humor.
  • Reduce el deterioro cognitivo, mejora la memoria y potencia la salud cerebral.
  • Mejor la vida sexual.

Para lograr mantener un hábito se requiere esfuerzo, rutina y recompensa, es lo que se conoce como el llamado Bucle del hábito. La rutina es clave para generar el hábito, aunque sea por un tiempo mínimo, así cada vez requerirá menos esfuerzo. Debemos además buscar una recompensa como refuerzo positivo. ¿Qué te parece si tras un mes de hábito de ejercicio te haces un regalo de salud? Por ejemplo, disfrutar de una escapada de bienestar en Caldaria.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
PUENTES DE OTOÑO

PUENTES DE OTOÑO

Oferta

UNA ESTANCIA DE 3 NOCHES CON VALOR AÑADIDO

Ver más