Calcio: qué es y sus beneficios

Calcio: qué es y sus beneficios

| Caldaria Hoteles y Balnearios

Muchas veces habrás escuchado decir que el calcio es bueno para los huesos, que nuestro cuerpo necesita calcio y que cualquier aporte es bueno para cuidar nuestra salud. Hoy ponemos en claro todos estos datos hablando de qué es el calcio, por qué nuestra buena salud depende de él y cuáles son sus beneficios. Sigue leyendo para saberlo todo.

Qué es

El calcio es un mineral que se encuentra en el cuerpo del ser humano. La estructura ósea de un humano está formada hasta en un 99% por calcio; pero además de en los huesos se encuentra también en las células, los músculos y la sangre.

El calcio, junto al fósforo y la vitamina D, son esenciales para nuestra supervivencia, ya que está presente en la formación de los huesos y los dientes, es el encargado de la contracción muscular, la transmisión de los impulsos nerviosos así como la coagulación sanguínea y la activación de los sistemas enzimáticos; es decir, es vital para que los músculos se muevan, el cerebro pueda dar órdenes al cuerpo y nuestro sistema funcione correctamente.

Calcio

¿Cuánto calcio necesitamos?

Obtenemos el calcio de los alimentos y de suplementos si es necesario. El caso es que necesitamos calcio en todas las etapas de nuestra vida. En datos generales, bebés hasta un año necesitan 260 mg al día, hasta los tres años, 700 mg; hasta los ocho años, 1.000 mg; hasta los dieciocho años, 1.300 mg; adultos hasta los cincuenta años, 1.000 mg; hombres hasta los 70 años, 1.000 mg; mujeres hasta los setenta años, 1.200 mg al igual que adultos de más de setenta años. En el caso de embarazadas y mujeres en período de lactancia, en adolescentes, 1.300 mg y en adultas, 1.000 mg.

Calcio y enfermedades

Beneficios del calcio

Si no consumimos el suficiente calcio podemos llegar a tener muchos problemas de huesos como artritis, osteoporosis e incluso ritmos cardíacos anormales. El calcio el beneficioso para:

Proteger la salud cardiovascular

Un consumo deficitario de calcio puede provocar enfermedades cardiovasculares como tensión alta, mala circulación sanguínea e incluso ataques cardíacos y derrames cerebrales.

Proteger a nuestro cuerpo contra el cáncer

Recientes estudios aseguran que un consumo de calcio correcto puede prevenir el cáncer colorrectal.

Prevenir la osteoporosis

Ya lo decíamos anteriormente, previene que nuestros huesos se deterioren así como nuestros dientes, ya que el calcio previene las caries y es el encargado de formar el esmalte que los protegen.

Proteger la piel

La piel necesita calcio para estar sana ya que este permite que la piel se nutra de proteínas, tenga una correcta secreción de lípidos y forme una capa cohesionada.

Ayudar a dormir

Ayuda al cuerpo a producir melatonina, una hormona que se encuentra de forma natural en nuestro cuerpo y que es la encargada de preparar al cuerpo para descansar y regular nuestros ciclos de sueño.

Reducir la presión arterial alta 

El calcio no solo reduce la presión alta sino que protege de posibles hipertensiones futuras en jóvenes. De ahí su importancia de consumir calcio en todas las etapas de nuestra vida.

Evitar la preeclampsia

La preeclampsia es una complicación que puede surgir durante el embarazo que provoca una presión arterial alta y más complicaciones en riñones e hígado. Un tratamiento con suplementos de calcio, si es necesario, protegería al cuerpo de sufrir este trastorno. La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el uso de suplementos en mujeres con déficit de calcio, ya que es vital para un embarazo saludable.

Alimentos con calcio

Alimentos que contienen calcio 

De todo es sabido que los lácteos nos aportan el calcio que nuestro cuerpo necesita. Productos como la leche, el queso, el yogur o la mantequilla nos proporcionan calcio de la forma más directa y fácil. Pero en el caso de que no podamos tomar estos productos, hay muchos más alimentos que lo contienen como:

  • Legumbres
  • Frutos secos como las almendras
  • Verduras y hortalizas como las espinacas, el brócoli o la lechuga
  • Frutas como el kiwi, las fresas o los higos
  • Pescados como la dorada, el salmón o el atún
  • Mariscos como los mejillones, el pulpo o los langostinos

Una dieta equilibrada puede proporcionarnos el calcio necesario para que nuestro cuerpo crezca y se mantenga sano. En el caso de necesitar algún tipo de suplemento, lo mejor es acudir al médico de cabecera para recibir las directrices necesarias sobre su consumo.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
PUENTES DE OTOÑO

PUENTES DE OTOÑO

Oferta

UNA ESTANCIA DE 3 NOCHES CON VALOR AÑADIDO

Ver más