Cómo trabajar las emociones con niños

Cómo trabajar las emociones con niños

| Caldaria Hoteles y Balnearios

La educación emocional es algo que debe hacerse prácticamente desde el comienzo de la vida de un niño. Del modo en que se trabajen las emociones con ellos, en el futuro serán adultos autosuficientes, responsables y sin carencias emocionales. Pero, ¿cómo trabajar las emociones con niños? ¿Y por qué es tan importante? Sigue leyendo nuestro post para enterarte de todo.

Qué es la educación emocional

La educación emocional tiene mucho que ver con la inteligencia emocional porque esta última será el resultado de una buena educación durante los primeros años de vida. Y no estamos hablando de modales en la mesa o de cómo comportarse correctamente en la calle, sino de cómo los niños deben aprender a autoconocerse, a confiar en sus propias capacidades y a trabajar en su autoestima desde bien pequeños. Por eso es tan importante la educación emocional. Sensaciones, valores, sentimientos, todo eso que, a simple vista parece básico, no siempre aparece en la educación de un niño y eso lo acabará convirtiendo en un adulto frustrado y que no sepa gestionar sus propias emociones.

Objetivos de la educación emocional

Son básicos y a la vez fundamentales para que el niño crezca aprovechando todas sus capacidades mentales y, sobre todo, feliz.

  • Saber gestionar su propia autonomía
  • Saber convivir 
  • Aprender a trabajar en proyectos comunes con otros niños o personas
  • Aprender a ser responsable sin que sea por obligación 
  • Aprender a gestionar aquellos conflictos que se le presenten en la vida 
  • Ser empáticos; es decir, aprender a reconocer no solo las propias emociones, sino también las de los demás.

Aprender educación emocional en la escuela

Está claro que los primeros profesores de los niños son los padres. No solo porque los niños imitarán los comportamientos de estos, sino porque estos serán quienes les den los valores básicos con los que crecerán a lo largo de su vida. Pero la educación emocional en la escuela también es muy importante. En las últimas décadas es algo a lo que se presta mucha atención ya que unos alumnos  con una educación emocional correcta y completa no solo serán mejores estudiantes sino que también serán mejores personas desde bien pequeños. Todos son beneficios. Si un niño aprender cómo trabajar las emociones en la escuela tendrá muchos beneficios, como los siguientes:

  • Será más feliz.
  • Será más curioso y estará más motivado, por lo que tendrá más ganas de aprender.
  • Se concentrará mejor lo que lo hará más eficaz en la escuela.
  • Será más intuitivo y perceptivo.
  • Añadirá más posibilidades a que sea un adulto con éxito profesional y personal.

Trabajar la educación emocional en casa

En las escuelas los profesionales ya se encargan de que los niños vayan por el camino de saber gestionar sus propias emociones y frustraciones; pero, ¿qué podemos hacer en casa? Sigue esta serie de consejos para ayudar a tu hijo a trabajar su educación emocional:

Leyendo cuentos

La mayoría de cuentos infantiles no solo sirven para entretener, sino que cuentan historias en las que los personajes se ayudan, son empáticos unos con otros y, finalmente tienen una moraleja. Si quieres reforzar algún aspecto en concreto de las emociones de tu hijo no dudes en acercarte a cualquier librería. Allí te darán las claves de los mejores libros para tu hijo.

Diccionario de emociones

Así a simple vista parece algo complicado de llevar a cabo, pero no lo es. Ya sea en un cuaderno o en una cartulina en la que se escriban los días de la semana. Haz que cada día tu hijo escriba una emoción que ha sentido (tú también puedes hacerlo con él para reforzarle) y después hablad sobre ella. Podéis añadir pegatinas o dibujos que hagan la tarea más divertida. El objetivo es que tu hijo te cuente cómo le ha ido el día y sepa transmitir las emociones que ha sentido.

Teatro de emociones

Con el fin de que tu hijo sea más autónomo, toda la familia puede crear un teatro de emociones con tarjetas caras (enfadadas, tristes, alegres, etc). Como adulto podrás comenzar una historia que tu hijo pueda completar planteándole un problema sencillo que tendrá que resolver recurriendo a la ayuda del personaje, o similar. En Internet puedes encontrar sencillas obras de teatro para niños pequeños con las que trabajar sus emociones y, sobre todo, su autonomía

El objetivo final: niños autónomos

Muchas veces creemos que a los niños pequeños hay que hacerle todo y podemos llevarnos a error. Según su rango de edad están capacitados para realizar variadas acciones o tareas que no solo le darán una responsabilidad, sino que le harán sentirse más seguros en sí mismos y que son dueños de su propia autonomía. De esta manera, poco a poco, podrán alcanzar una plenitud moral, emocional e intelectual y ser, en el futuro, unos adultos emocionalmente estables y sanos.

Cómo ayudar a que sea autónomo

Pero, ¿qué podemos hacer para que un niño sea autónomo de la mejor manera posible? estas son algunas ideas:

  • Si un niño pregunta por algo en concreto no le des una respuesta magistral. Anímalo a que se haga más preguntas, a que busque (evidentemente dentro de sus posibilidades) las posibles respuestas o que recurra a un libro o a Internet para buscar la solución. No estamos diciendo que lo dejes hacerlo solo. Acompáñalo en su búsqueda de conocimiento y ayúdale a descubrir la manera de responderse cosas buscándolas él mismo.
  • Déjale que tome sus propias decisiones. Puede ser con acciones tan sencillas como dejar que elija su propia para ir al colegio. La cuestión es que tome sus propias decisiones, le harán sentirse más autónomo y, dependiendo la decisión que elija, saber qué consecuencias puede tener.
  • Si tiene una dificultad, anímalo a buscar una solución él mismo. No le resuelvas el conflicto de primeras. Puedes ayudarle; pero trata de que tenga un pensamiento crítico y sopese sus propias posibilidades.
  • Ofrécele responsabilidades que pueda asumir. Se sentirá integrado y se dará cuenta de que tiene capacidad para llevarlas a cabo.
  • No le obligues a que tenga tus gustos. Él debe tener sus propios gustos por muy diferentes que sean a los tuyos. Eso favorecerá su originalidad y le hará sentir confianza en sí mismo.
  • Si es el pequeño de la familia, no le mantengas al margen de las decisiones importantes. Pídele su opinión y pregúntale el por qué de esta. Seguramente te llevarás una sorpresa.
  • Anímale a que tome sus propias decisiones sin miedo y felicítale cuando haga algo bien. Los refuerzos positivos aumentarán su confianza.

Trabajar las emociones básicas con los niños son fundamentales para crear adultos emocionalmente estables y felices, de ahí la importancia de seguir una serie de pasos para que sean felices desde bien pequeños.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
AQUA VITAL 4 NOCHES

AQUA VITAL 4 NOCHES

UNAS SALUDABLES MINI-VACACIONES DE VERANO CON TRATAMIENTOS DE BALNEARIO Y PENSIÓN COMPLETA

Ver más
ESCAPADA DE VERANO

ESCAPADA DE VERANO

PARA ESOS DÍAS DE RELAX SALUDABLE QUE NUNCA QUIERES PERDERTE

Ver más
RAIA TERMAL

RAIA TERMAL

Un destino en dos países con gastronomía, viajes en catamarán y senderismo transfronterizo con guía

Ver más