Día Mundial de la leche: beneficios y perjuicios

Día Mundial de la leche: beneficios y perjuicios

| Caldaria Hoteles y Balnearios

Desde hace casi dos décadas, el 1 de junio es el día dedicado mundialmente a la leche. No solo es uno de los alimentos más consumidos en el mundo, sino que su consumo aporta grandes beneficios y su elaboración da trabajo a millones de personas en todo el planeta. Aprovechando esta jornada de celebración, vamos a contártelo todo sobre la leche: por qué es buena para la salud, cuánta leche hay que tomar cada día y a qué hora y, además, por qué a algunas personas les sienta mal.

10 beneficios de la leche

Aunque la más extendida y consumida es la leche de vaca, en el mundo se consumen multitud de tipos de leche: de cabra, de burra, de oveja, de camello, de yegua y hasta de búfala. De hecho, y aunque parezca sorprendente, la leche de búfala es la segunda en producción mundial, solo superada por la de vaca. Pero, una vez que tenemos claro que hay muchos tipos de leche de origen animal, es momento de conocer todos sus beneficios.

La leche se consume en prácticamente todo el mundo debido a sus excelentes propiedades:

  • Contiene vitaminas A, B y D, además de minerales como zinc, magnesio, fósforo, yodo y, sobre todo, de calcio. Y como ayuda a su absorción, está indicada para ayudar a la regeneración muscular.
  • También es rica en ácidos grasos Omega 3.
  • Se recomienda tomar a partir de los 40 años para proteger los dientes y los huesos y prevenir enfermedades como la osteoporosis o la sarcopenia.
  • Tiene propiedades antioxidantes, por lo que es imprescindible para evitar el envejecimiento prematuro.
  • Reduce la presión arterial y, por tanto, la probabilidad de sufrir enfermedades y accidentes cardiovasculares.
  • También se recomienda para reducir el riesgo de diabetes de tipo 2.
  • Fortalece el sistema inmunitario.
  • La leche con suplemento de hierro es ideal para luchar contra la anemia.
  • Aumenta los niveles de serotonina en el cerebro.
  • Es rica en fibra, por lo que se recomienda para personas que sufren estreñimiento.

Pero, además, la leche es el ingrediente principal de yogures, mantequillas, quesos y otros derivados que, consumidos en su justa proporción, pueden ayudar también a mejorar la salud de las personas.

Tomar leche

Cuál es el mejor momento del día para tomar leche

Los expertos en alimentación coinciden en señalar la importancia de beber leche a diario, aunque no se ponen de acuerdo en la hora a la que es mejor su ingesta. De hecho, hay quienes señalan que el desayuno es el mejor momento del día para tomarla, ya que aporta muchos de los nutrientes necesarios para soportar el día y, además, el organismo absorbe mejor el calcio al exponernos directamente al sol y recibir una buena dosis de vitamina B de manera natural.

Sin embargo, hay quienes apuestan por tomar leche en otros momentos del día:

  • A media mañana o media tarde: por suponer una bebida natural que aporta proteínas y calcio y porque su fibra ayuda a mantenernos saciados hasta la comida, evitando picar entre horas.
  • A la hora de comer: porque es muy interesante para tomar como postre, eliminando los dulces y aportando muchos nutrientes a nuestro organismo.
  • A la hora de cenar: porque contiene el aminoácido triptófano, que estimula la creación de melatonina y serotonina, ayudando a mejorar la calidad del sueño. En este caso, lo ideal es tomar una taza de leche caliente entre 30 y 60 minutos antes de acostarnos.

También hay muchos expertos que recomiendan tomar leche después de hacer ejercicio. La razón es la presencia de vitamina B, potasio, suero y caseína que ayudan a recuperar los músculos y a prevenir calambres.

Tomar leche

Por qué a algunas personas les sienta mal la leche

Aunque es un alimento tan extendido que se consume a diario en el 95 por ciento de los hogares, lo cierto es que no todas las personas pueden beber leche. La culpa la tiene la lactosa, un compuesto presente en todas las leches de origen animal y que es el azúcar natural que contiene la leche. Para poder metabolizar la lactosa, las personas necesitan una enzima llamada lactasa que garantiza su absorción.

Sin embargo, algunas personas no cuentan con esa enzima en su organismo y, por tanto, no pueden asimilar la lactosa. Eso hace que ese azúcar no se pueda absorber de manera normal y llegue al colon, donde las bacterias lo fermentan generando gases, vómitos, diarreas, dolor abdominal y otras, aunque los problemas pueden tardar en aparecer o hacerlo solo de manera temporal.

Para saber si se es intolerante a la lactosa es suficiente con hacer una sencilla prueba que confirmará o no las sospechas del médico.  Sin embargo, si los resultados son positivos no quiere decir que haya que renunciar a la leche y a todos sus derivados. Aunque lo ideal es consultar a un especialista, podrás escoger entre multitud de marcas de leche sin lactosa y derivados lácteos que no tienen por qué afectar a tu organismo.

La leche es uno de los alimentos más consumidos del mundo por su fácil acceso y sus magníficas propiedades para el organismo. Pasamos casi toda la vida tomándola, desde que nacemos hasta que envejecemos, y disfrutar de sus múltiples beneficios nos ayudará en nuestro día a día para crecer, desarrollarnos y envejecer de manera saludable.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
AQUA VITAL 4 NOCHES

AQUA VITAL 4 NOCHES

UNAS SALUDABLES MINI-VACACIONES DE VERANO CON TRATAMIENTOS DE BALNEARIO Y PENSIÓN COMPLETA

Ver más
ESCAPADA DE VERANO

ESCAPADA DE VERANO

PARA ESOS DÍAS DE RELAX SALUDABLE QUE NUNCA QUIERES PERDERTE

Ver más
RAIA TERMAL

RAIA TERMAL

Un destino en dos países con gastronomía, viajes en catamarán y senderismo transfronterizo con guía

Ver más