Qué es el desarrollo personal y cómo lo puedes aplicar en tu día a día

Qué es el desarrollo personal y cómo lo puedes aplicar en tu día a día

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

El desarrollo personal es un proceso de crecimiento personal, a través del cual llegas a tomar conciencia de tus verdaderos intereses y objetivos vitales, de forma que puedas hacerte con los recursos que necesitas para lograr estos objetivos

En el concepto de desarrollo personal se enmarcan actividades para mejorar el conocimiento de ti mismo, incrementar tus habilidades personales, capacidades y cualidades, cambiar tus aptitudes, tomar la rienda de tus decisiones y desplegar todo tu talento y potencial.

El desarrollo personal parte de una reflexión sobre cuáles son tus valores y quién quieres llegar a ser, y a partir de ahí, los cambios necesarios para conseguirlo. Es un proceso de crecimiento que puedes aplicar en tu día a día y nosotros te contamos cómo.

Áreas de desarrollo personal

El desarrollo personal puedes aplicarlo a diferentes áreas de tu vida, ya sean mejoras en tu cuerpo y salud, tus emociones, tus relaciones personales, tus finanzas, tu carrera profesional, o incluso todo lo relacionado con la trascendencia, el sentido y significado que le das a la vida.

Crecimiento personal

Conócete a ti mismo

El punto de partida, en todo caso, para tu desarrollo personal es el autoconocimiento. Debes evaluar quién eres y cómo eres, cuáles son tus puntos fuertes y débiles, qué es lo que quieres en la vida y dónde deseas llegar. Analiza las diferentes áreas de desarrollo personal y escoge en las que quieras mejorar.

Fíjate metas

Otro aspecto clave del desarrollo personal es fijarse metas. Las metas, ya sean a corto, medio o largo plazo, son las que te dan el empuje necesario para salir de tu zona de confort y crecer como persona. Necesitas pensar en cuáles son tus objetivos personales en la vida, reflexionar sobre cómo conseguirlos y qué cambios implican a nivel personal, y ponerlos por escrito, pues es así como podrás empezar a trazar un plan para lograrlos.

Plan de acción

El siguiente paso es determinar las acciones que has de llevar a cabo para lograr tus metas. Haz una lista con todas las tareas que tienes que realizar para alcanzar el objetivo que te has fijado, fija un horizonte temporal para cada una de ellas y un indicador para poder evaluar el grado de cumplimiento.

Por ejemplo, si uno de tus objetivos vitales es aprender inglés de una vez por todas, necesitas concretar los pasos que vas a dar para llegar a ello:

  • ponerte una fecha y un objetivo concreto (superar el examen del nivel B2 de inglés para dentro de un año)
  • apuntarte a una academia
  • comprar el material didáctico
  • reservar ciertas horas a la semana para estudiar...

Conocimiento personal

Otro ejemplo: quieres independizarte. Convertir esta meta en realidad necesita de una primera reflexión sobre cuál es tu situación económica actual y la previsible a medio plazo, si vas a optar por alquilar o por comprar, y en este último caso cuánto dinero tienes ahorrado, con qué vías de financiación podrás contar (una hipoteca, ayuda de familiares, etc.), cuál es el presupuesto máximo que puedes permitirte... Tras esta reflexión, es hora de ponerte manos a la obra: puede que tengas que ajustar tu economía doméstica para lograr ahorrar lo suficiente para dar ese paso, o puede que necesites alcanzar una mayor estabilidad laboral y económica para lo cual necesites formarte más o cambiar de empleo. En definitiva, es una cadena de pequeños pasos que tienes que ir dando para llegar a tu objetivo.

¿Con qué recursos cuentas?

Piensa en cómo vas a adquirir los conocimientos para trabajar en tu desarrollo personal. Puedes acudir a un profesional, como un psicólogo o un experto en coaching, para que te ayude.

Busca una red de apoyo

Aunque el éxito de tu plan de desarrollo personal depende esencialmente de ti mismo, el apoyo de personas de tu entorno puede motivarte y ayudarte en el proceso.

Grupo de apoyo

Acepta los fracasos

Y finalmente, una clave en el desarrollo personal es aceptar los fracasos y errores que pueden producirse en cualquier ámbito y momento de tu vida. Hay que sobreponerse, aprender de ellos y seguir el camino de búsqueda de tus metas, ya sean las de siempre o unas nuevas.

En resumen, trabajar en tu desarrollo personal te acercará al objetivo de mejorar tu calidad de vida y hacer realidad tus sueños y aspiraciones.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria