Cómo cuidar tus cervicales

Cómo cuidar tus cervicales

| Caldaria Hoteles y Balnearios

La zona cervical tiene mucha importancia a la hora del cuidado de nuestra salud y nuestro cuerpo ya que controla tanto nuestra postura como la relación entre la cabeza y nuestro cuerpo así como la disociación entre los ojos y la cabeza. Un traumatismo o simplemente una mala postura a la hora de dormir o trabajar puede provocar la temida cervicalgia, dolor que puede afectar tanto a las vértebras como al cuello, la nuca la cabeza e incluso los brazos.

Cuidar las cervicales es de vital importancia para mantenernos en forma, por eso te damos esta serie de consejos para una buena salud cervical. ¡Síguelos!

Síntomas de la cervicalgia

Una mala postura suele ser la causa más frecuente del dolor de cervicales; de ahí la importancia de sentarnos, caminar o levantar pesos correctamente. Entre los principales síntomas de la cervicalgia destacan los siguientes:

  • Vértigos y mareos
  • Náuseas y vómitos
  • Cansancio o debilidad
  • Dolor de cabeza
  • Hormigueo tanto en manos como en los hombros
  • Trastornos visuales
  • Pitidos en lo oídos
  • Fiebre

Para paliar el dolor de cervicales se puede aplicar calor en la zona durante 15 minutos varias veces al día así como realizar movimientos de cabeza y hombros para tratar de relajar los músculos. Si los síntomas persisten, lo mejor es acudir al médico a una revisión.

Cuidar las cervicales

Consejos para cuidar las cervicales

La prevención es la mejor de las curas, por eso puedes seguir estos consejos para que tus cervicales no sufran a pesar de su uso en el día a día:

Dormir en una posición correcta

La posición fetal, es decir, dormir de lado con los brazos y las rodillas semiflexionadas es la mejor manera de evitar el dolor cervical durante la noche. Una buena almohada, con la altura correcta y un buen colchón también ayudan a evitar los posibles dolores musculares tras una noche de descanso.

Realizar ejercicio

De manera periódica y sin necesidad de que sea ejercicio de alta intensidad. Practicar algún deporte o caminar resulta perfecto no solo para cuidar nuestras cervicales sino también para mantener en forma nuestros músculos y huesos. Realizar ejercicios cervicales puede resultar de vital importancia, sobre todo en el caso de personas que trabajan sentadas o de pie inmóviles durante largos períodos de tiempo. Además de evitar el dolor, de este modo también se fortalecen los músculos cervicales.

Repartir el peso correctamente

Muchas veces cuando hacemos la compra o cargamos alguna cosa lo hacemos de manera incorrecta y eso puede dañar nuestras cervicales. Si son las bolsas de la compra, hay que repartir el peso o realizar dos viajes para cargarlo todo. Si vamos a levantar un peso del suelo, procuremos flexionar las piernas y hacerlo en una posición correcta. Y nunca se debe cargar un peso excesivo, los grandes esfuerzos pueden pasarnos factura.

Técnicas de relajación

Un baño, un masaje, una sesión de fisioterapia, practicar yoga, realizar ejercicios de estiramiento o aprovechar el tiempo libre para relajarte en nuestras aguas termales. Cualquiera de estas propuestas es buena para relajar los músculos y dejar que el cuerpo descanse. Además, es un buen revulsivo para recuperar también la energía mental y evitar el estrés.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
RAIA TERMAL

RAIA TERMAL

Un destino en dos países con gastronomía, viajes en catamarán y senderismo transfronterizo con guía

Ver más