5 'síes' y 5 'noes' en los balnearios

5 'síes' y 5 'noes' en los balnearios

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Llegas al balneario dispuesto a relajarte, a cuidar cuerpo y mente y a desconectar, pero a veces pequeños detalles te impiden disfrutar como es debido, pequeños detalles que pueden depender de ti o del resto de usuarios de las instalaciones. Incluso tú mismo puedes interferir sin darte cuenta en el relax de tus compañeros de balneario. Para que eso no ocurra, te proponemos estos consejos para que sepas qué hacer y qué no hacer en un balneario.

¡Detente! Eso no está bien

No hagas fotos, al menos en la zona de baño. Es una manera de respetar la intimidad de los demás y tú mismo conseguirás relajarte mucho más. Concéntrate en disfrutar el momento, no en capturarlo en una imagen. Las fotos y los selfies resérvalos, en tal caso, para la cena o los visitas turísticas que hagas aprovechando tu estancia en el balneario.

No dés gritos. ¿Quién puede estar en 'modo relax' si tiene al lado a alguien que no para de dar voces? Intenta mantener un tono suave y evita sonidos estrepitosos. Claro que también puedes divertirte, pero lo puedes hacer en bajito. No a las carcajadas, los gritos o los aspavientos.

No te embadurnes en crema. Evita utilizar protectores solares o cremas hidratantes antes de meterte en el agua. Y, por supuesto, prescinde totalmente del maquillaje. Colaborarás a que el agua se mantenga en mejores condiciones y tu piel estará en perfecto estado para recibir todas sus propiedades. En esta misma línea, no olvides un gorro o al menos recogerte el pelo si lo tienes largo y utilizar chanclas.

No dejes a los niños a sus anchas. Si acudes con pequeños, recuerda que en muchas ocasiones no todas las zonas del balneario están hechas para ellos. En aquellas a las que sí tienen acceso recuérdales que un balneario no es una piscina.

No te saltes las recomendaciones de tiempo. Si alguna estancia tiene una duración recomendada, cúmplela. Excederte puede tener consecuencias negativas como deshidratación o bajadas de tensión. Además, permitirás la rotación de todos los usuarios. Aplica esto mismo a cualquier recomendación de uso que te hagan desde el balneario.

consejos para ir a un balneario

Lo que sí debes hacer

Desconecta, y del todo. Al menos cuando estés en tus tratamientos o en las aguas. Eso implica decir adiós al móvil, a internet, el ordenador... Lo ideal sería que pudieses desprenderte de ellos durante toda tu estancia, pero, al menos, déjalos de lado el mayor tiempo posible.

Utiliza ropa cómoda. A todos nos gusta tener buen aspecto en toda situación, pero recuerda que aquí lo más importante es cuidarte y relajarte. Así que opta por un look confortable y ropa de baño con la que te sientas a gusto y libre.

Adiós a los complejos. Olvídate de meter tripa y de esas posturas imposibles. A nadie le sienta bien el gorro de piscina, pero tampoco es tu peor enemigo. Así que despreocúpate de todo, no pienses que todas las miradas están en ti y limítate a disfrutar.

sies y noes de un balneario

Déjate aconsejar y prueba nuevos tratamientos. Los profesionales del balneario estarán encantados de recomendarte los servicios que mejor se adaptan a tus necesidades así que escúchalos y anímate a probar ese tratamiento nuevo del que nunca habías oído hablar pero que suena fabuloso.

Hidrátate. Estás rodeado de agua y corres el riesgo de deshidratarte, ¿paradójico? Pues es algo a lo que debes prestar atención. Los minerales del agua y su temperatura requieren que cuides especialmente la hidratación, así que bebe frecuentemente y evitarás sorpresas desagradables por la deshidratación.

Consejo extra

Disfruta, relájate, cuídate por dentro y por fuera, diviértete, comparte tu tiempo en buena compañía o disfruta de una escapada en solitario... Los balnearios cuentan con un buen abanico de posibilidades, no tienes más que consultar los diferentes posibilidades, no tienes más que consultar los diferentes programas de los balnearios Caldaria o las estancias de salud y comprobarás que hay uno hecho a tu medida. Elige uno, aplica estos consejos y seguro que quieres repetir.

 

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria