Consejos de alimentación para ahorrar en la cuesta de enero

Consejos de alimentación para ahorrar en la cuesta de enero

| Caldaria Hoteles y Balnearios

Comienza el año y con él la tan temida cuesta de enero. Si eres de los que necesita “apretarse el cinturón” para compensar los gastos extra de las fiestas navideñas, hoy te presentamos algunos consejos para superar la cuesta de enero desde tu cocina: sencillas claves de alimentación para seleccionar los mejores ingredientes al mejor precio y realizar menús más ajustados y saludables.

Opta por alimentos de temporada

Una de las claves para ahorrar en cocina es preparar los menús teniendo en cuenta los alimentos de temporada. Los alimentos propios de cada temporada son más sanos, porque se recolectan en su punto óptimo de maduración, y más baratos, ya que su mayor disponibilidad hace que la oferta en las tiendas sea mayor, y por tanto, bajen los precios. Si además eliges productos de proximidad, su precio también será inferior, ya que te ahorrarás los costes de transporte.

Así que enero es buen momento para optar por menús que incluyan verduras de hoja verde, como la acelga, el brócoli, las espinacas, los grelos o el repollo, y otras como el puerro, el apio o la coliflor. Puedes consultar nuestro listado de alimentos de temporada para el invierno si tienes dudas.

Los cítricos están su apogeo, así que llena tus desayunos y postres con naranjas, mandarinas, o pomelos, y aprovecha los últimos días en la sección de frutería de las uvas. También siguen en temporada kiwis, manzanas y plátanos.

No solo frutas y verduras de temporada te ayudarán a contener tu presupuesto para alimentación, también el pescado. Después de la subida de precios de Navidad, enero es un buen momento para comprar merluza, bacalao, salmón, lubina o dorada a un precio razonable.

Alimentación

Elige alimentos económicos

Habitualmente pollo, pavo y conejo son las carnes más económicas de la carnicería, seguidas de cerdo, y por último, cordero o ternera. Ten en cuenta que si adquieres un pollo entero, por ejemplo, el kilo te va a salir más barato que si compras las pechugas fileteadas. Así que nuestro consejo es comprar el pollo y pedirle al carnicero que te lo despiece. Con un solo alimento podrás preparar tranquilamente tres comidas: un guiso o arroz con pollo, unas pechugas a la plancha y una sopa con la carcasa.

Otra decisión que influirá en tu ticket de la compra es el corte que elijas: un trozo de carne de ternera para guisar será más barato que un solomillo, por ejemplo.

Un grupo de alimentos indispensable en tus recetas para superar la cuesta de enero son las legumbres. Se trata de una proteína de origen vegetal con un alto contenido en fibra, vitaminas y minerales, y que además tiene un precio más barato que la proteína de origen animal. Así que ya sabes, incluye en tu menú semanal al menos tres porciones de legumbres, como alubias, garbanzos o lentejas. Una ventaja extra que ofrecen las recetas con legumbres –como los potajes- para poder ahorrar es que puedes cocinar más de una ración y congelarlas o guardarlas en la nevera para comerlas de nuevo otro día.

Ahorro

Apúntate al batch cooking

Precisamente, para ayudarte a ahorrar en la cocina ha surgido una práctica que se conoce como batch cooking. Se trata de cocinar un día –principalmente en fin de semana- las comidas y cenas para toda la semana. Esta planificación te permitirá organizar menús semanales más saludables, huyendo de las comidas de última hora llenas de ultraprocesados en las que se suele caer por falta de tiempo. De esta forma no solo ahorrarás tiempo, sino dinero, ya que con el batch cooking comprarás solo aquello que vas a necesitar para semana, evitarás desperdiciar comida y reducirás el gasto energético en cocinar.

Las claves del batch cooking son cocinar ingredientes que puedas aprovechar en varios platos, por ejemplo verduras salteadas o hervidas, arroz, pasta, patatas… que puedan servir de guarnición para varias preparaciones a lo largo de la semana, como un filete de carne o un pescado a la plancha, o una tortilla francesa. Puedes cocer verduras y añadir a la cocción un hueso o un trozo de pollo para preparar un caldo muy rico que te servirá como base para una sopa de pasta y una crema vegetal, y utilizar el pollo para hacer unas croquetas.

Para que el batch cooking funcione, prepara previamente la lista de la compra con todo lo que vayas a necesitar, calcula las porciones en función del número de comensales en casa, y ten en cuenta cómo conservarás los alimentos una vez cocinados. Algunos tendrás que congelarlos o envasarlos al vacío, y otros aguantarán sin problemas varios días refrigerados. Cada día solo tendrás que sacar el táper correspondiente de la nevera, calentar, aliñar si hace falta, y listo para comer.

En resumen, la planificación y saber aprovechar lo que nos ofrece en cada momento el mercado serán las claves para una alimentación con la que sobrellevar la cuesta de enero.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
PUENTES DE OTOÑO

PUENTES DE OTOÑO

Oferta

UNA ESTANCIA DE 3 NOCHES CON VALOR AÑADIDO

Ver más