10 cascadas naturales de Galicia

11/05/2017 -

A estas alturas no creo que tengas ninguna duda sobre la importancia que tiene el agua en Galicia. A cada poco te puedes encontrar un rincón de belleza única pero nos vamos a centrar en uno muy especial: las cascadas. Hoy te llevaremos por una ruta por las mejores cataratas naturales de Galicia.

1. Cascada del Ézaro: una de las más famosas y por méritos propios.  Pocas veces se ve a un río verter sus aguas directamente al mar y en este paraje de Dumbría podemos ver este espectáculo de más de 40 metros de alto.

2. Río Barbantiño: para llegar a esta fervenza, como se denomina a las cascadas en gallego, hay que seguir una ruta entre molinos y un bosque típico gallego que marca las fronteras entre Maside, Punxín y Amoeiro. En verano, merece la pena llevarse un bañador y disfrutar del final del recorrido con un buen baño.

3. Auga Caída: en la Ribeira Sacra lucense encontramos esta singular y poco frecuentada cascada. Para verla hay que recorrer una ruta de unos 5 kilómetros que nos lleva también al castro de Marce. Un dúo ideal: agua e historia.

4. Brañas: este salto de agua se encuentra en el ayuntamiento coruñés de Toques y es la unión de dos riachuelos la que crea esta gran caída del río Furelos. Se caracteriza por tener un molino a su lado, considerado uno de los más famosos de Galicia y que estuvo en funcionamiento hasta los años 70.

5. Salto do Coro: 15 metros de agua en caída libre es lo que podemos observar en esta catarata de Mondoñedo. Está situado en el monte de As Bouzas y es el lugar ideal para escapar del calor veraniego.

Fervenza da Toxa

6. Catarata del Toxa: esta catarata se encuentra en Silleda y está considerada una de las más altas de toda España. La impresionante cascada forma un entorno de película, haciendo que muchos días se forme una neblina junto de la caída. Si tienes niños, no dudes en llevártelos contigo en este paseo.

7. Pozas de Melón: varias cataratas forman este singular enclave en la provincia de Ourense. Aunque el paisaje se ha visto afectado por la autovía que las atraviesa, siguen siendo un rincón de peregrinaje en época estival. Y si te quedas con ganas de más, puedes seguir ascendiendo y llegar río arriba a la fervenza del Tourón.

8. Cascada das Hortas: la encontramos muy cerca de Santiago, entre Arzúa y Touro.  El salto del agua del río Saímes alcanza una altura de 32 metros en un paraje espectacular.

9 .San Xusto de Toxosoutos: Quizás sea la más desconocida de todas pero no por eso tiene menos encanto. No encontraremos una sino una sucesión de cataratas que se han conservado aisladas del paso del tiempo, en la carretera comarcal que une Santiago y Noia.

10. A Corga da Fecha: En Lobios, muy cerca del balneario de Caldaria, el río Caldo forma un paisaje único. En A Corga da Fecha los saltos de agua forman una sucesión de pozas que en verano invitan al baño. Podemos subir por un camino bien habilitado hasta la cascada más alta para disfrutar de una vista de todo el valle que nos sorprenderá.