Cascadas naturales de Galicia

Cascadas naturales de Galicia

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Galicia es, ante todo, naturaleza. Disfrutar de sus bosques, sus ríos, su mar o sus cascadas es alguno de los planes que se puedan realizar en la comunidad en verano. Por eso, en nuestro blog HDOSO te enseñamos 15 cascadas naturales que no puedes dejar de visitar.

Cascada del Ézaro

La cascada del Ézaro es una de las más famosas y por méritos propios. Pocas veces se ve un río verter sus aguas directamente al mar. En este espectacular paraje de Dumbría (A Coruña) podemos disfrutar de este espectáculo: una cascadas con más de 40 metros de altura.

Río Barbantiño 

Para llegar a este fervenza, como se denominan a las cascadas en gallego, hay que seguir una ruta entre molinos y un bosque típico gallego que marca las fronteras entre Maside, Punxín y Amoeiro. En verano merece la pena llevarse un bañador y disfrutar del final del recorrido con un buen baño.

Cascadas

Auga Caída

En la Ribeira Sacra lucense encontramos esta singular y poco frecuentada cascada. Para verla hay que recorrer una ruta de unos 5 kilómetros que nos lleva también al castro de Marce. Un dúo ideal: agua e historia.

Fervenza das Brañas

Este salto de agua se encuentra en el ayuntamiento coruñés de Toques y es la unión de dos riachuelos la que crea esta gran caída del río Furelos. Se caracteriza por tener un molino a su lado, considerado uno de los más famosos de Galicia y que estuvo en funcionamiento hasta los años 70.

Salto do Coro

15 metros de agua en caída libre es lo que podemos observar en esta catarata de Mondoñedo. Está situado en el monte de As Bouzas y es el lugar ideal para escapar del calor veraniego.

Catarata del Toxa

Esta catarata se encuentra en Silleda y está considerada una de las más altas de toda España. La impresionante cascada forma un entorno de película, haciendo que muchos días se forme una neblina junto de la caída. Si tienes niños, no dudes en llevártelos contigo en este paseo.

Pozas de Melón 

Varias cataratas forman este singular enclave en la provincia de Ourense. Aunque el paisaje se ha visto afectado por la autovía que las atraviesa, siguen siendo un rincón de peregrinaje en época estival. Y si te quedas con ganas de más, puedes seguir ascendiendo y llegar río arriba a la fervenza del Tourón.

Cascadas en Galicia

Cascada das Hortas

La cascada das Hortas la encontramos muy cerca de Santiago, entre Arzúa y Touro.  El salto del agua del río Saímes alcanza una altura de 32 metros en un paraje espectacular.

San Xusto de Toxosoutos

Quizás sea la más desconocida de todas pero no por eso tiene menos encanto. No encontraremos una sino una sucesión de cataratas que se han conservado aisladas del paso del tiempo, en la carretera comarcal que une Santiago y Noia.

A Corga da Fecha

En Lobios, muy cerca del balneario de Caldaria, el río Caldo forma un paisaje único. En A Corga da Fecha los saltos de agua forman una sucesión de pozas que en verano invitan al baño. Podemos subir por un camino bien habilitado hasta la cascada más alta para disfrutar de una vista de todo el valle que nos sorprenderá.

Cascadas en Galicia

Fervenza da Cidadella

A esta fervenza se accede desde Soutochao, en el municipio de Vilardevós, haciendo frontera con el vecino Portugal. Es uno de los lugares emblemáticos de la Raia. Esta ferveza es perfecta como remate a una ruta de senderismo. La zona en la que se encuentra forma parte de la famosa ‘Ruta del Contrabando’ una ruta de contrabando de productos entre Portugal y España que se comenzó a realizar en el siglo XV.

Cascada del Pozo da Ferida 

Esta preciosa cascada está situada en los montes do Buio, en el sureste de Viveiro, en Lugo. En estas montañas nace el río Loureiro, que se encajona y forma un salto de agua a mitad de camino, formando una cascada: Pozo da Ferida. Además del propio pozo y la cascada, en la zona se puede visitar el Monumento Natural do Souto da Retorta.

Pozas do Mallón

En Entrimo, Ourense, podemos disfrutar también del espacio natural de las pozas do Mallón. Estas pozas se encuentran en pleno Parque Natural da Serra da Baixa-Limia Serra do Xurés. Preciosos bosques, rápidos y saltos pueblan la zona. Estas pozas se encuentran en medio de cuatro cascadas en el Río Barxas o Castro-Laboreiro. Para acceder a estas impresionantes pozas se va a través de Olelas en la parroquia de Illa-Entrimo. Un lugar perfecto para disfrutar en una jornada de senderismo.

Agua

Fervenzas do Belelle

En el municipio de Neda, en A Coruña, podemos ver una cascada de 45 metros de salto de agua después de una agradable ruta de senderismo por el bosque. Para llegar hasta allí podrás hacerlo en coche hasta una central eléctrica donde podrás dejar tu vehículo y continuar el paseo a pie. Además de esta fervenza, en la zona también se puede visitar el Mirador da Fervenza e incluso, de camino a esta ruta, el Pazo de Isabel II, un pazo fundado en el año 1841 como Fábrica de Tejidos.

Fervenza de Chacín

También en la provincia de A Coruña puedes disfrutar de una preciosa fervenza, en el curso del río Santabaia en el municipio de Mazaricos. Son 10 metros de caída de agua en el curso del río que forman un precioso paisaje natural. En la misma zona también se puede visitar otra cascada, la de Santa Leocadia, en el curso del río Nosiño.

Por todo el paisaje gallego es muy común este tipo de paisajes espectaculares. Agua y naturaleza confluyen para crear algunos de los paisajes más bonitos de Galicia. ¡No te pierdas esta espectacular ruta por nuestra comunidad!

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria