Qué debes saber del Santuario de Los Milagros: historia y devoción

Qué debes saber del Santuario de Los Milagros: historia y devoción

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Durante siglos, vecinos de los pueblos que rodean Baños de Molgas han peregrinado de rodillas desde sus casas hasta el Santuario de Los Milagros. Es uno de los destinos de culto más populares de la provincia de Ourense y un lugar con una historia fascinante que se remonta a los primeros años de cristianización. Si quieres conocer la historia de este templo y el porqué de la devoción de sus fieles, estás en el lugar indicado.

Nosa Señora do Medo

Los historiadores remontan el origen de este lugar hasta los tiempos de la primera cristianización. En el hoy conocido como Monte Medo hubo un campamento romano que explotó unas minas en busca de oro por medio de sus esclavos. De aquel entonces han llegado hasta nosotros unas lápidas precristianas que estarían ubicadas en la zona.

Más adelante, en aquel Monte Medo se levantó una ermita: estaba cerca de una de las grandes vías romanas, la que llevaba desde Astorga hasta Braga, por lo que poco a poco fue ganando en popularidad. Hay referencias ya a ese pequeño templo en el siglo XIV, aunque no es hasta el XVII cuando se populariza la peregrinación hasta el lugar, que ya se había ganado el nombre de Nosa Señora do Medo, por el monte en el que se encontraba.

Los Milagros

Foto: www.santuariomilagros.com

Hay constancia de la cantidad de devotos que subían a la ermita en multitud de visitas pastorales, pero es tanta la afluencia de peregrinos que, en 1731, el fraile Plácido Iglesias, benedictino de Celanova, decide comenzar con la construcción de un nuevo templo: pero no construirá el Santuario de Nosa Señora do Medo, sino de Nosa Señora dos Milagros, ya que los peregrinos habían cambiado el nombre al lugar por su propia cuenta y riesgo.

La enorme afluencia al lugar hizo que hubiera limosnas para afrontar la construcción y en poco más de 35 años se completa la obra. El nuevo santuario se inauguró en 1768 y, aunque ha sufrido diversas vicisitudes, sobre todo la desamortización de mediados del siglo XIX, se ha conservado hasta nuestros días como uno de los mayores centros de culto de la provincia de Ourense.

Devoción por la virgen milagrosa

Por el año 1700 son los propios fieles quienes empiezan a cambiar el nombre a la virgen por su propia cuenta y riesgo. Hay testimonios de los peregrinos que llegaban al templo, no solo desde las aldeas de la zona, sino que su fama traspasó los límites del valle y hasta de la región, extendiéndose a la vecina Portugal. Así se entiende que hubiera tantas limosnas para proceder a construir el nuevo santuario.

Muchos peregrinos comienzan a llegar de rodillas hasta el santuario para pedir favores a la Virgen y a mediados del siglo XIX el templo es uno de los más importantes de toda Galicia por el número de visitantes. La devoción por la Virgen que hace milagros se extiende y los cultos, que antes se reducían a algunas fechas señaladas, se convierten en diarios.

Virgen de los Milagros

Foto: www.santuariomilagros.com

Pero es con la llegada del siglo XX cuando las romerías masivas convierten al Santuario de Los Milagros en epicentro de la vida religiosa de la provincia. El 20 de mayo de 1904 se reúnen más de 20.000 personas para celebrar el cincuentenario del dogma de la Inmaculada; en las Novenas de 1908, más de 40.000. Incluso el periódico madrileño El Imparcial recoge en sus páginas la importancia del santuario en una noticia fechada el 10 de septiembre de 1919.

Pese a la llegada de la Guerra Civil, los peregrinos no dejan de subir al Monte Medo: las crónicas de entonces hablar de la llegada de 70.000 fieles, muchos de ellos andando desde distancias de más de cien kilómetros. Al año siguiente se habla de 50.000 comuniones durante las Novenas y es en esa época cuando se fundan cofradías y asociaciones ligadas a la Virgen: en apenas una década hubo más de 5.000 cofrades.

La Virgen se corona

En 1959, el padre José Rodríguez, entonces superior del santuario, propone coronar a la Virgen y comienza un proceso en el que se involucra a las autoridades de los cuatro pueblos más cercanos: Baños de Molgas, Maceda, Vilar de Barrio y Xunqueira de Espadañedo. Se concluyó seis años más tarde con una gran ceremonia a la que no faltaron las mayores autoridades de la época.

Era tanto el fervor de los fieles que se desprendieron de sus propias joyas para construir la corona: las crónicas de la época hablan de 10 esmeraldas, 35 rubíes, 144 brillantes y dos zafiros que un orfebre de Vigo se encargó de engarzar. El día de la coronación, el 6 de septiembre de 1964, más de 50.000 personas colapsaron el santuario para no perderse el mayor acontecimiento religioso de la época.

Ahora, más de medio siglo más tarde, los peregrinos siguen acudiendo en masa al santuario, sobre todo durante la novena, que tiene lugar entre los últimos días de agosto y los primeros de septiembre de cada año. Como siempre, el día grande es el 8 de septiembre, cuando se celebra la fiesta de la Natividad de la Virgen María y se la saca del santuario en procesión. Una celebración que hay que vivir en primera persona para sentir el fervor de los feligreses por su Virgen de Los Milagros.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria