Vitamina C: beneficios para la salud

Vitamina C: beneficios para la salud

| Caldaria Hoteles y Balnearios

La vitamina C es imprescindible para nuestro bienestar. Al igual que ocurre con las otras doce vitaminas que necesitamos para que nuestro cuerpo funcione de manera correcta, nos aporta múltiples beneficios en nuestra salud. Pero ¿qué utilidad tiene la vitamina C? ¿Podemos conseguirla a través de los alimentos? Hoy te desvelamos todas las ventajas que nos aporta este nutriente esencial.

¿Para qué sirve y cómo conseguir vitamina C?

La vitamina C es una vitamina hidrosoluble de vital importancia en el funcionamiento del organismo. Que sea hidrosoluble indica que se disuelve en agua y se elimina mediante la orina. También se la conoce como ácido ascórbico o vitamina antiescorbútica.

Es necesaria para un correcto crecimiento y desarrollo del cuerpo humano. Además, funciona como antioxidante.

La vitamina C no se produce de forma natural en nuestro cuerpo por lo que se hace necesario adquirirla de forma externa. La mejor manera de conseguirla es a través de una dieta que incluya alimentos ricos en vitamina C. Frutas y verduras son nuestros principales aliados. Los cítricos como la naranja, el limón o el pomelo son una gran fuente de este nutriente. Kiwi, mango, fresas o papayas son otros alimentos perfectos para aportar vitamina C, al igual que ocurre con los pimientos rojos, el tomate, el brócoli o las espinacas.

La cantidad de vitamina C que el cuerpo humano necesita varía con la edad pero se recomienda tomar alimentos que sean ricos en ella de forma diaria para que el organismo reciba su ración de estos nutrientes. Como media, los adultos deben tomar unos 90 mg/día de vitamina C en su dieta. Esta cantidad aumenta para los fumadores en unos 35 mg/día ya que deben combatir directamente los radicales libres.

¿Cuáles son los principales beneficios de la vitamina C?

La vitamina C tiene numerosos beneficios para nuestra salud. Es imprescindible a la hora del desarrollo y de crear vasos sanguíneos, ligamentos o músculos. También es vital para el proceso de curación y cicatrización por su colágeno, ya que se encarga de formar el tejido cicatricial que ayuda a cerrar heridas. Otra de las numerosas funciones que cumple la vitamina C es la de conservar en buen estado pero también reparar cartílagos y dientes.

Vitamina C

Otro de los beneficios de la vitamina C en nuestra salud es que fortalece el sistema inmunitario. De ahí que se diga tanto lo de tomar naranja o zumo de naranja para curar resfriados. También es de vital importancia la labor que realiza ayudando a absorber y a almacenar el hierro en el organismo.

Dentro de su función antioxidante, cabe destacar que la vitamina C se encarga de bloquear los efectos de los radicales libres. Estas moléculas aparecen cuando el cuerpo descompone los alimentos y ante la exposición al tabaco y a la radiación. La acumulación de estos radicales libres provoca el envejecimiento y propicia la aparición de enfermedades del corazón, cáncer o artritis.

En caso de sufrir deficiencia de vitamina C, se manifiesta mediante síntomas como cansancio, dolor de articulaciones, pérdida de apetito o lenta cicatrización de las heridas. En los casos en los que el déficit se agrava, aparece el escorbuto (de ahí su nombre de vitamina antiescorbútica). Aunque esta enfermedad es poco frecuente hoy en día, puede aparecer en casos de personas que no toman vitamina C. Además de los síntomas ya descritos, lleva consigo anemia, sangrado de encías y puede llegar a causar depresión.

Por lo tanto, se hace necesario seguir una dieta que nos proporcione vitamina C de forma diaria. Comer cinco piezas de fruta y verduras conseguirá que nuestro organismo encuentre la cantidad de este nutriente que necesita y que nuestra salud se mantenga en buen estado.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
RAIA TERMAL

RAIA TERMAL

Un destino en dos países con gastronomía, viajes en catamarán y senderismo transfronterizo con guía

Ver más