Árnica: beneficios y propiedades

Árnica: beneficios y propiedades

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

¿Sabes qué es el árnica? Seguramente los mayores de la casa hayáis utilizado esta planta en alguna ocasión con fines medicinales. Hoy en nuestro blog HDOSO hablamos de qué es esta planta que crece en las montañas de Galicia y cuál es su futuro en nuestra comunidad. ¡Te sorprenderás!

Qué es el árnica 

Es una planta perenne y herbácea; es decir, una hierba que se da en Eurasia y la parte norte de América. Está formada por un tallo que llega a alcanzar los 50 o 60 centímetros con flores características amarillas. ¡Seguramente la habrás visto muchas veces! Porque en España es muy característica de zonas como los Pirineos, la cordillera Cantábrica y las montañas de Galicia. El origen de la palabra árnica viene del griego y significa estornudo; es decir, la planta que hace estornudar. También se le llama, en algunas regiones ,el ‘tabaco de montaña’. Es un antiinflamatorio natural muy potente y por ello, y por numerosas razones más, es muy utilizada en remedios de herbolario y es un ingrediente muy común en numerosas medicinas.

Flores de árnica

Beneficios del árnica 

Como ya te hemos avanzado, son muchos los beneficios que tiene el árnica. Entre ellos están:

Poder antiinflamatorio

Es el antiinflamatorio de la naturaleza. Sus principios activos, sobre todo la helenalina (presente tanto en el Arnica Montana como en el Arnica chamissonis foliosa) la convierten en una planta con una potencia extrema antiinflamatoria. Por eso se utiliza mucho contra remedios y golpes y está presente en numerosas pomadas (tanto para el dolor, por su poder analgésico; como para cremas destinadas a la belleza - desinflamación de la piel, etc). Además ayuda a absorber con eficacia los hematomas por lo que resulta un remedio perfecto para aquellas personas con tendencia a sufrirlos debido a una mala circulación de la sangre u otros problemas similares.

Propiedades antimicrobianas 

Si quieres luchar contra las bacterias y los microbios, el árnica es el remedio perfecto. Se utiliza para eliminar tanto irritaciones como infecciones de la piel gracias a su poder cicatrizante. Al ser de rápida acción, es una protección natural contra posibles microbios o bacterias que puedan adherirse a la piel en estos pruritos o enrojecimientos.

Poder analgésico

Es muy utilizada para eliminar o atenuar los dolores de contusiones y lesiones por todo el cuerpo. Su poder analgésico viene de su alto contenido en flavonoides (compuestos de origen vegetal que también se encuentran presentes en muchas frutas y verduras) tales como la quercetina - un antioxidante natural - el glucogalacturónido o el isoquercitrócido.

Se utiliza, también, para tratar numerosas patologías como anginas y faringitis, problemas respiratorios y tos, acné y estrías, infecciones bucales, hongos y estrías entre muchos otros. además cuida el cabello y la salud de la piel.

Arnica montana

¿Y las contradicciones? 

A pesar de ser una hierba con un gran abanico de posibilidades, la efectividad de sus propiedades la convierte en un potente tóxico que puede provocar desde diarreas y problemas digestivos, problemas neurológicos a fallos cardíacos. Además se desaconseja en los siguientes casos:

  • Si se están tomando ya anticoagulantes no se debe utilizar árnica puesto que es muy efectivo precisamente para retardar la coagulación sanguínea.
  • Se desaconseja aplicar en heridas abiertas o sangrantes.
  • No se debe ni tomar ni usar durante la lactancia o el embarazo.
  • En niños hay que aplicar con precaución y lejos de las mucosas, puesto que una ingesta accidental puede provocar efectos neurológicos.
  • Si se tiene alergia a la helenalina, algo muy común en un gran número de personas.

Es simple, siempre, antes de utilizar un remedio de herbolario o casero se debe preguntar al médico por su pertinencia. Mejor prevenir que curar.

Cómo usarla 

En infusiones, tinturas o pomadas. Estas son las maneras de beneficiarnos de las múltiples propiedades de esta hierba.

  • Infusión: pon a hervir aproximadamente unos 200 ml de agua con un puñado de flores de árnica. Déjala reposar y pásala por un colador antes de consumirla.
  • Pomada: en farmacia hay muchas pomadas que la contienen; pero si lo que quieres es un remedio casero puedes hacerlo con cera de abeja, aceite de oliva y flores y hojas machacadas.
  • Tintura: es algo más complicado y se utiliza sobre todo para hematomas. Utiliza alcohol de 70 grados y hojas de árnica. Deja la mezcla en un tarro cerrado unas tres semanas. Tras este tiempo, prepara la tintura con una gota de solución y por cada cuatro de agua. De este modo no será demasiado fuerte para la piel.

 Galicia, cuna del árnica

El ‘oro verde’ vive en Galicia. Y es que por nuestros campos crece a sus anchas esta hierba tan beneficiosa. Muy parecida a la margarita, es muy común en toda la zona rural gallega aunque en los últimos tiempos, debido a la modificación del terreno para cultivos o pastos, no es tan abundante como antaño.

El caso es es que es una hierba muy solicitada en la industria farmacéutica por lo que la Universidad de Santiago, en colaboración con Xermade, un municipio de la provincia de Lugo, han puesto en marcha un experimento con mucha visión de futuro: la creación de fincas de cultivo de árnica con miras a la comercialización. El objetivo es que el árnica que se recoja o cultive en nuestra comunidad tenga un destino nacional ya que, actualmente, toda se exporta al extranjero.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria