Alergias: ¿se pueden combatir con agua termal?

Alergias: ¿se pueden combatir con agua termal?

¿Te ha gustado?

Compártelo!

La primavera es, seguramente, la estación más ‘odiada’ por aquellos que son alérgicos. Ácaros, polvo, irritaciones en la piel a causa del sol o de algunas plantas. Además de ir al médico (siempre es necesario que un especialista acote el tipo de alergia que uno tiene), tomar antihistamínicos o protegerse del sol, ¿qué más se puede hacer? ¿Puede ayudarnos el agua termal contra los síntomas más característicos de alergias comunes.

En anteriores post de nuestro blog HDOSO habíamos hablado ya de los beneficios del agua termal para casos de rinitis o sinusitis o de las propiedades de la cosmética termal para protegernos del sol. Hoy avanzamos un poco más y hablamos del uso del agua termal en el caso de diferentes alergias. ¡No te pierdas nuestros post!

Alergias respiratorias

En España, casi el 60% de la población tiene algún tipo de alergia respiratoria. La mayoría están relacionadas con el polen y la primavera; pero estas son las más comunes:

Ácaros del polvo. Son muchos los componentes que puede tener el polvo, pero si hay unos que afectan a las vías respiratorias son los ácaros. Son estos microscópicos bichos los que provocan los síntomas más comunes de la alergia: rinitis, conjuntivitis, asma o incluso reacciones cutáneas. Es en primavera y en otoño cuando más ácaros hay se concentran siempre en ambientes cerrados (dentro de las casas). Suele haber más ácaros en aquellos lugares en los que la humedad es alta, por lo que las constantes lluvias de los meses primaverales, por ejemplo, no son buenas para este tipo de alérgicos.

Pólenes. Cualquier alérgico diría: ‘bienvenidos a la broma de la primavera’. Y es que esta es la peor estación para un alérgico al polen ya que  este (pequeño polvillo en el que se encuentran las células espermáticas de las flores) pulula por el aire sin descanso. El cuerpo de un alérgico al polen siente este pequeño polvillo como un agente externo atacante, por lo que comienza a producir histamina. La histamina es un componente que se encuentra en todas las células del cuerpo y que sirve, entre otras cosas, como combatiente contra los cuerpos extraños que en este caso provienen del polen. Hasta ahí todo parece correcto, pero cuando el polen entra en el cuerpo, éste libera grandes cantidades de histamina, que pueden llegar a ser dañinas para el ser humano. La histamina, en contacto con los alérgenos es la que produce los síntomas de la alergia: congestión, rinitis, asma, conjuntivitis, etc. De ahí que los alérgicos deban tomar medicamentos como los antihistamínicos, que ayudan a regular este proceso.

Pelo de mascotas. Cuando hablamos de que una persona tiene alergia a los perros o a los gatos no estamos hablando de una alergia al animal en sí, sino a alguna de las proteinas que puede segregar su cuerpo o su pelo. Normalmente es en la saliva de estos animales donde se encuentran los alérgenos que pueden afectarnos, así como en la piel o el pelo. No tener mascota o cepillarla cuidadosamente y ventilar muy bien el hogar es vital para poder convivir con este tipo de alergia.

Alergias respiratorias

Alergias cutáneas

Aquellas personas que sufren alergias de piel saben hasta qué punto pueden ser engorrosas a la hora del desarrollo normal de día a día. Hay numerosas alergias cutáneas, aunque estas son las más comunes:

Perfumes: actualmente los perfumes no solo están hechos de variados tipos de flores, sino también de productos químicos que les proporcionan sus diferentes fragancias, conservación, etc. Una persona alérgica puede sufrir diferentes síntomas dependiendo si inhala el perfume o si tiene contacto con él.

  • Por contacto directo: en la zona donde se aplica la fragancia se produce hinchazón, enrojecimiento o picazón.
  • Por vía respiratoria: los síntomas son claros y, a la vez, parecidos a los de una alergia común, enrojecimiento y lagrimeo en los ojos, congestión nasal o estornudos.

Látex: La alergia al látex es más común de lo que parece. Sus síntomas son, en ocasiones, muy parecido a los de una alergia respiratoria como rinitis, asma, congestión, etc. Por contacto se pueden provocar eczemas, enrojecimiento o urticaria.

Tintes de pelo: es una alergia también muy común, sobre todo en personas que se tiñen el pelo reiteradamente. Los síntomas son claros: pueden ir desde enrojecimiento o picor hasta erupciones, dermatitis o hinchazón. Este tipo de alergia no tiene por qué manifestarse en el mismo momento en el que se utiliza el tinte, pueden pasar hasta 48 horas para notar los primeros síntomas, que se sentirán, además de en el cuero cabelludo, en la zona de frente, ojos y sienes.

Cosméticos: según estudios recientes, hasta el 20% de la población puede tener algún tipo de alergia a los cosméticos. Muchas veces los síntomas son muy evidentes sino que se traducen en pequeñas molestias que pueden pasar desapercibidas. Pero si has notado alguno de estos síntomas cuando utilizas cosméticos o cuando pruebas un producto nuevo es probable que tengas alergia:

  • Acné. Es lo más común, en la zona en la que se ha aplicado el producto salen unos pequeños granitos o irritaciones.
  • Ojos inflamados: picazón, enrojecimiento e incluso hinchazón. Puede pasar con la máscara de pestañas, el eyeliner o la sombra de ojos.
  • Manchas: zonas de la piel con pequeñas manchas secas o zonas irritadas pueden ser la consecuencia de alguna crema que te apliques.

Evidentemente, antes de utilizar algún tipo de remedio casero, o incluso de farmacia es necesario visitar a un especialista. Será el alergólogo el que valore la alergia que se sufre y el tratamiento.

Alergias cutáneas

Agua termal y alergias

En términos generales, el agua termal es buena para luchar contra las alergias. Es perfecta para aliviar enrojecimientos, irritaciones, zonas escamosas de la piel o para suavizar las consecuencias de algún tipo de hinchazón en la piel debido al padecimiento de alguna alergia, ya sea respiratoria como directamente cutánea.

El agua termal, gracias a sus propiedades y a los minerales que contiene, está recomendada para aliviar los síntomas comunes de los alérgicos. Ya sea haciendo unos de instalaciones de aguas termales (en Caldaria, en nuestros balnearios siempre podrás contar con el consejo de un experto que te aconsejará sobre los mejores tratamientos para tu piel) o mediante cosmética termal, ya sea en forma de champús y geles, tanto de hombre como de mujer, o en cremas y vaporizadores. En Caldaria, la línea cosmética De Balneis no sólo hidrata la piel sino que puede calmarla de las consecuencias de algún tipo de alergia. Pero insistimos, siempre contando primero con el consejo de un especialista, que será el que nos aporte la información necesaria sobre la alergia que padecemos y los posibles tratamientos.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria
DÍAS AZULES

DÍAS AZULES

Oferta

PARA QUE VIVAS EL PUENTE DE AGOSTO

Ver más