Te contamos todo sobre el Wu Wei

Te contamos todo sobre el Wu Wei

| Caldaria Hoteles y Balnearios

El taoísmo es una filosofía de origen chino que anima a "vivir en armonía con el camino", es decir, a respetar tanto a la naturaleza como a las personas que nos rodean para centrarse en conocerse a sí mismo y aumentar su sabiduría. Y uno de los conceptos más importantes del taoísmo es el Wu Wei, que se puede traducir literalmente como "no actuar", pero que es mucho más importante que eso: es una teoría que puede cambiar nuestra vida por completo.

¿Qué es el Wu Wei?

La mejor manera de entender este concepto es por medio de un ejemplo. Pensemos en el león, el conocido como rey de la selva, pero cuya vida poco tiene que ver con lo que nos podemos imaginar a priori. El león no sale a cazar, sino que es la leona la que caza por él y le lleva la comida; el león no gasta más energía de la estrictamente necesaria, por lo que solo actúa cuando realmente lo necesita: para aparearse, para responder a la invasión de su territorio por parte de otro macho y en pocas circunstancias más.

¿Y qué hace el resto del día? Nada, descansar, guardar fuerzas para cuando tenga que actuar… en una palabra, no actuar. Eso es, exactamente, la filosofía del Wu Wei: hacer algo cuando realmente sea necesario y, mientras, dejar actuar a la naturaleza, dejarla fluir. Y, aunque parezca sencillo, no es fácil de llevar a cabo, sobre todo en una sociedad como la actual, donde la presión es constante y todo hay que hacerlo con inmediatez.

El Wu Wei trata de no interferir con la naturaleza, ahorrando energía para cuando sea indispensable. Hacer los esfuerzos imprescindibles y, mientras, no actuar, mantenerse en la inacción. A la larga, ese comportamiento nos llevará ser más eficientes, a tener mejores resultados tanto en nuestra vida personal como profesional; en resumen, a ser más felices.

Cómo seguir el Wu Wei en la vida moderna

El concepto Wu Wei tiene miles de años de antigüedad, pero eso no significa que no pueda aplicarse a la actualidad. De hecho, son muchos los filósofos que ven similitudes en la forma de actuar de algunos famosos empresarios y multimillonarios. Y el mejor ejemplo es el de John D. Rockefeller, el magnate de los negocios fundador de un auténtico imperio y que siempre practicó los principios del Wu Wei con sus empleados.

Se sabe que Rockefeller daba carta blanca a sus colaboradores más cercanos y pedía a estos que hicieran lo mismo con el resto de empleados. No quería que sus empresas fueran solo fábricas de productos, sino que trataba de conseguir lo mejor dando rienda suelta a la capacidad de trabajo de su equipo. No actuaba permanentemente, solo cuando era estrictamente necesario. Igual que rigen los principios del Wu Wei.

Se dice que los mejores jefes son aquellos que no están constantemente pendientes de sus empleados directos porque estos, si se sienten presionados, podrán cometer más errores que cuando se les da manga ancha para llevar a cabo su trabajo.

Si Rockefeller podía hacerlo con miles de trabajadores, cualquier persona puede hacerlo en su pequeño mundo diario. Si se tiene una pequeña o mediana empresa no es necesario estar siempre encima de los empleados, sino permitirles que tengan iniciativa y trabajen más a gusto; si se es empleado, no es necesario estar siempre cabreado y peleando, sino que es importante dejarse llevar por la situación y actuar solo cuando merezca la pena.

Wu Wei

Wu Wei en el día a día

Todas las personas pueden seguir los principios del Wu Wei, desde el deportista hasta el artista. La clave radica en mantenerse relajado, no preocuparse del resultado final, sino de ejecutar bien su trabajo cuando llegue el momento; los nervios son propios del novato y principiante, mientras que el experto solo se centra en que todo salga bien, ejecutando su conocimiento sin agobiarse por cualquier otra cuestión. Evitar la ansiedad para que la ejecución sea correcta.

Hay que comprometerse con lo que se hace en cada momento sin preocuparse por lo que vendrá después. Si dejamos de repetirnos en la cabeza que tenemos un determinado problema, esa cuestión reduce su importancia. Hay que confiar en el universo, dejarlo que fluya, que las cosas sucedan por su propio cauce. Y en el aquí y en el ahora, lo más importante es respirar, porque es lo que nos hace seguir vivos. El resto es secundario.

El Wu Wei es un principio tan básico que no todas las personas son capaces de llevarlo a cabo, pensando en sus preocupaciones y problemas. Pero este concepto promete la felicidad si se deja de pensar en ello, si la mente no se distrae de lo realmente importante: actuar cuando sea necesario y dejar que el universo se desarrolle por su propia naturaleza.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
RAIA TERMAL

RAIA TERMAL

Un destino en dos países con gastronomía, viajes en catamarán y senderismo transfronterizo con guía

Ver más