Lobios, el paraíso en la provincia de Ourense

10/02/2016 -

Muchas veces hemos oído hablar de Lobios y de nuestro balneario, situado en uno de los enclaves más magníficos de toda la provincia de Ourense. Pero, ¿sabemos realmente lo que significa dejar nuestros pasos por esta zona? Te lo enseñamos.

Lobios es un municipio perteneciente a la zona de la Baixa Limia, situado a 65 kilómetros de Ourense y a tan sólo 6 kilómetros de nuestro país vecino, Portugal. La zona, poblada desde tiempos inmemoriales (no en vano los primeros vestigios del ser humano en el lugar datan de los años 3500 a. de C. hasta el 2.000 a. de C.) es portadora de un rico patrimonio arqueológico que nos acompaña hasta nuestros días. En Lobios no sólo se puede disfrutar de una villa termal de excelente calificación, sino también de un paisaje y una  historia únicos que no dejan indiferente a nadie.

Parque do Xurés, reserva de la Biosfera

Si uno quiere perderse entre los paisajes de esta zona del Sur de Ourense, debe saber que se encuentra en un lugar excelente para disfrutar del aire libre y de la historia y el arte. Visita obligada, sin duda, el Parque do Xurés. Reserva de la biosfera desde el año 2009, tiene una característica casi única en el continente, es transfronterizo, ya que limita con el portugués Parque Nacional de Peneda-Gerês. La importancia de este parque, desde el punto de vista ecológico, es su abundancia en turberas y su rico patrimonio forestal con bosques de robles, abedules, madroños y acebos.

El Parque do Xurés cuenta con una extensa red de senderos que harán las delicias de aquellos a los que caminar se encuentra entre sus aficiones favoritas. Estas rutas de senderismo están formadas por rutas de acceso libre, como son la ruta de la Ermida do Xurés, ruta de la Mina das Sombras, ruta de Padrendo, ruta de la Cabaniña do Curro, ruta del Río Mao, ruta del río Vilameá o ruta de la Corga da fecha. Cuenta también con rutas de acceso restringido, que sólo se pueden visitar con autorización de la Consellería de Medio Ambiente. Estas rutas, sin duda las más especiales, están conformadas por la ruta de A Cela – Pitoês y ya fuera del término municipal de Lobios, la ruta de Torrente, Clamadoira, Pitoês. Fuera de las fronteras del municipio se hallan también numerosas rutas para visitar como la de Lantemil, Quintela, Olelas, ruta de Queguas o ruta de Padín.

patrimonio arqueológico de la Baixa Limia

Vía Nova, siguiendo los pasos de nuestros antepasados

No menos importante es la visita al pasado a través de las vividas piedras de la Vía Nova. Esta calzada romana, que se caracteriza por ser una de las mejores conservadas de Europa, cuenta con una extensión de 300 kilómetros y es la que mayor número de miliarios tiene, alcanzando una cifra de 281. Todo un hito del saber hacer de los romanos, la Vía Nova cuenta, en toda su extensión, con cinco puentes en pie. Esta cifra por sí sola no significaría nada, de no ser porque, en la historia reciente, tan sólo nos quedan de nuestros antepasados romanos, 30 puentes en pie en toda Europa. En la Baixa Limia donde aún se conserva el llamado Ponte Pedriña, declarado Monumento Nacional en el año 1944 y que ahora se encuentra bajos las aguas del embalse de As Conchas. Este puente salvaba las orillas entre el río Limia, Lethes para los romanos, y se caracteriza por tener una bóveda rebajada en su arco mayor, algo que no era frecuente en la época.

Al sur del municipio de Lobios podemos encontrar también el paso fronterizo entre España y Portugal, el denominado Portela do Homem, puerto de montaña situado a 822 metros de altura que es el límite natural entre el Parque do Xurés y la portuguesa Sierra de Gerês. Una visita obligada para montañeros y caminantes experimentados.

No podemos olvidar tampoco, para seguir con el paisaje, el camino de San Rosendo, iniciado oficialmente en Santa Comba, cerca del Parque Natural y que discurre por Quintela hasta el embalse das Conchas, y después un extenso recorrido hasta llegar a Celanova. Parada obligatoria es el mismo embalse, en el que se pueden ver los avances de la excavación de Aquis Querquennis, denominada comúnmente la ciudad, y que son los restos arqueológicos de un campamentos romano ya en el término municipal de Bande.

paisajes de la Baixa Limia

Piedras en el camino

La ermita de la Virxe do Xurés es otro de los lugares emblemáticos para visitar. Situada en la parroquia de Vilameá, esta capilla, de una sola nave y cubierta con madera se erige después de que, según la tradición local, la Virgen se hubiera manifestado en un altar esculpido en la roca en el exterior de la capilla. Se dice que la propia Virgen ordenó la construcción de la capilla a los vecinos de Río Caldo.

Siguiendo la ruta de templos, se puede hacer otra parada en la Iglesia de San Miguel de Lobios, situada en Fondevila. De estilo barroco, esta Iglesia se construyó en el siglo XVIII y destaca por su enorme campanario que se alza delante de la propia Iglesia facilitando así la creación de pórticos en la base. Con decoración ligera, a pesar de ser ser de estilo barroco, se alza sobre una planta rectangular y contiene variada imaginería.

En Vilameá podemos ver un curioso conjunto de molinos, doce concretamente, situados a lo largo del cauce del río del mismo nombre. Cubiertos por madera, piedra o paja de centeno, conservan las piedras de moler y los mecanismos necesarios para su funcionamiento.

Sin duda Lobios, la Baixa Limia y el conjunto del Parque do Xurés son una zona ideal para perderse y disfrutar de todos los beneficios que la naturaleza y nuestros antepasados han puesto a disposición de aquel que se acerque hasta nuestro balneario y que, después de disfrutar de los beneficios de los tratamientos y las aguas termales, decida perderse por estos casi sagros paisajes. ¡Te esperamos en Lobios!