¿Por qué se calienta el agua termal?

¿Por qué se calienta el agua termal?

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Si algo define a las aguas termales es, como su propio nombre indica, la temperatura a la que surgen del manantial. Es esta condición, junto a su alto contenido en minerales, la que aporta buena parte de los beneficios a estas aguas. Pero, ¿por qué el agua termal mana a alta temperatura? Si quieres conocer cómo nace este fenómeno de la naturaleza, sigue leyendo.

El agua termal según temperatura

Antes de explicar el porqué de las temperaturas de las aguas termales, no está por demás recordar qué se considera agua termal y los diferentes rangos de temperatura.

Para que un agua se considere termal su temperatura debe ser cinco grados superior a la del agua del suelo en la que se encuentra o de las que discurren por su superficie.

Así se diferencian al menos cinco grandes tipos: aguas frías a menos de 20 grados, hipotermales con una temperatura de entre 20 y 35 grados, mesotermales entre 35 y 45 grados, hipertermales si oscilan entre los 45 y 100 grados y supertermales entre los 100 y 150 grados.

¿Cómo surgen las aguas termales?

Ahora que hemos repasado los rasgos de temperatura de las aguas termales toca responder a cómo surgen las aguas termales.

Estas aguas proceden de capas subterráneas de la tierra que se encuentran a mayor temperatura. La lluvia penetra en la tierra en grietas o fallas y, al entrar en la profundidad, se calientan. Se produce entonces un fenómeno a medio camino entre una olla a presión y una infusión.

Por un lado, los elementos minerales que se encuentran en las capas de la tierra nutren al agua, creando esa especie de infusión de la que te hablamos. Por otra parte, al alcanzar grandes temperaturas en el interior de la tierra, vuelven a brotar en forma de vapor, como en una olla a presión, o de agua caliente.

La filtración de las aguas termales aporta minerales, reduce bacterias y aumenta la pureza

Dependiendo del tipo de tierra del que surja el manantial, el agua contendrá una cantidad de minerales u otra, lo que determinará sus propiedades y aplicaciones en la hidroterapia.
Además, al ser un agua profunda, ha sido filtrada lo que reduce sus bacterias y contaminantes al tiempo que aumenta su pureza.

Termas del mundo - Caldaria

Aguas magmáticas vs. telúricas

Existen dos grandes tipos de aguas termales atendiendo a su origen geológico. Las magmáticas nacen de filones metálicos o eruptivos mientras que las telúricas pueden aparecer en cualquier lugar.

Este origen también tiene su repercusión en la temperatura. De este modo, las aguas magmáticas suelen alcanzar temperaturas superiores a los 50 grados, unos valores que raramente alcanzan las aguas telúricas.

Sin embargo, las telúricas son más filtradas, por lo que cuentan con mayor cantidad de minerales. Los elementos más frecuentes en las aguas telúricas son los bicarbonatos, cloruros y sales de cal entre otros, mientras que las magmáticas presentan arsénico, boro, bromo, cobre, fósforo o nitrógeno.

Así es como surgen las aguas termales, esas que gracias a su temperatura y su composición mineral te permiten relajarte y salir como nuevo de una estancia de balneario. Revisa un poco más en detalle las características que te ofrecen las aguas de cada uno de los establecimientos Caldaria y lánzate a ellos.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria