Consejos para sobrevivir al Black Friday

Consejos para sobrevivir al Black Friday

| Caldaria Hoteles y Balnearios

En los últimos años las promociones y ofertas de Black Friday nos acompañan en cada comunicación que nos hacen, ya sea vía correo electrónico, televisión e incluso en los folletos de supermercado. Pero, ¿de dónde viene el término Black Friday? ¿Desde cuándo se hace referencia a él en España? Sigue leyendo nuestro post para enterarte de todo. ¡Te sorprenderá!

 Black Friday: qué es

Literalmente hablando, la traducción de Black Friday es “viernes negro” y se corresponde, en Estados Unidos, con el día después de Acción de Gracias, en el que se da el pistoletazo de salida de las compras navideñas. Siempre se celebran tras el día de Acción de Gracias por lo que es siempre en viernes, tras el cuarto jueves del mes de noviembre.

El origen del nombre viene de los inicios de los años 60. De hecho, no tiene nada que ver con las compras sino con el tráfico. Se originó en Philadelphia cuando los agentes de tráfico detectaron un gran aumento del tráfico tras el día de Acción de Gracias con motivo de las compras para las fiestas navideñas. Más adelante, se acuñó el término «negro» por parte de los establecimientos, que pasaban de tener sus cuentas en numeros rojos (es decir en negativo) a obtener saldos muy positivos tras esas ventas compulsivas.

En España este término y este día se pusieron de moda en el año 2012 cuando una conocida cadena de establecimientos comenzó a realizar una campaña de promociones en todas sus redes en España. A partir de ahí, y cada año en mayor medida, muchas cadenas e incluso muchos establecimientos pequeños se han sumado a esta moda de realizar promociones durante ese día concreto y el fin de semana contiguo. De hecho, y como Internet todo lo controla, el lunes siguiente a este fin de semana también se celebra el Ciber Monday, lunes en el que vuelven a ser numerosos los descuentos y promociones, pero ligados a las compras por Internet. El público general destina, desde hace tiempo, estos días a realizar las compras navideñas para obtenerlas al mejor precio o pospone compras imprescindibles para obtener esos mismos productos con grandes descuentos.

Pero no todo son beneficios. De un tiempo a esta parte, numerosos usuarios e incluso plataformas sociales han puesto de manifiesto una práctica poco ética en el mundo de las ventas que consiste en que los días previos a Black Friday, ciertos establecimientos inflan los precios para bajarlos durante ese día a aquellos precios previos a los días de descuento. Hay algunas aplicaciones que te permiten conocer cuál ha sido el historial de precios de un producto, sobre todo en las tiendas on line más importantes. En cualquier caso, es bueno seguir una serie de consejos para que este día obtengas los mayores beneficios y no te timen.

 Consejos para sobrevivir al Black Friday

Sigue estos consejos para sobrevivir al Black Friday y llevarte a casa solo aquello que realmente quieras comprar:

Busca los productos que quieres comprar anteriormente. De este modo, verificarás cuál es su precio real y evitarás caer en una estafa el día en el que se activen los descuentos. Además, de este modo no realizarás compras compulsivas. Elige aquellos productos que necesitas y cíñete solo a ellos.

Prepara un presupuesto ajustado. En la misma línea de antes, establece el presupuesto que estás dispuesto (o que puedes) gastar. De este modo tendrás claro que no podrás sobrepasar un límite y que comprarás solamente aquello que necesites.

Para que no vayas dando tumbos de tienda en tienda ni pierdas las oportunidades más «golosas» establece una ruta de tiendas según prioridades. Así irás primero a comprar aquellos productos que necesitas más y después aquellos que pueden llegar a ser prescindibles en tu lista.

Compara precios. No todas las tiendas tienen los mismos descuentos en los mismos productos, así que un buen consejo es comparar precios. Ya sea en tiendas físicas o por Internet compara las características del producto que vayas a comprar y mira si el precio es más barato en otra plataforma o tienda. A veces puedes llevarte verdaderas sorpresas.

Cuidado con la calidad. Un producto rebajado, ya sea por las ofertas de Black Friday o por otro tipo de descuento tiene que tener la misma calidad que un producto que no lo esté; por lo que también tiene la misma política de devolución que en temporada sin descuentos y el mismo tiempo de garantía. Si encuentras productos que no cumplen estas premisas, olvídalos ya que, probablemente, tendrán algún tipo de defecto.

Ten en cuenta los gastos de envío y devolución. Muchas tiendas tienen gastos de envío gratuitos a partir de una cierta cantidad de compra. Sin embargo, no siempre los conservan en época de rebajas y puedes encontrarte con un precio superior al esperado por esa razón. También deberías conocer de antemano cuánto te costará la devolución del producto por si no te convence cuando lo recibas.

Puedes echarte atrás. Todas las compras online están reguladas a nivel nacional y tienes 14 días naturales para arrepentirte o echarte atrás en tu compra y devolver el producto. Si el vendedor no acepta una devolución en ese plazo, conserva las pruebas y denúncialo ante los organismos competentes en ese plazo.

El problema de las estafas. Las estafas relacionadas con las compras por internet se han disparado en los últimos años, al mismo ritmo que han aumentado las ventas online. Por eso, uno de los mayores riesgos a los que se enfrentan las personas que quieran aprovechar el Black Friday para conseguir productos con descuento es a los intentos de los hackers por hacerse con nuestros datos bancarios o caer en manos de personas que, directamente, no enviarán el producto. Por eso, te vamos a dar algunos consejos sobre cómo protegerse de las estafas en el Black Friday.

Cuidado con los chollos. Existe un refrán que dice que, si algo parece demasiado bueno para ser verdad, lo más probable es que no lo sea. El último modelo de móvil a mitad de precio, los vaqueros que siempre has querido semirregalados, videoconsolas mucho más baratas que en las tiendas oficiales… Todos son ejemplos del mismo riesgo. Por eso, te recomendamos que no sigas enlaces de correos electrónicos no solicitados o anuncios en redes sociales porque lo más probable es que nunca recibas lo que has comprado o que, en caso de hacerlo, sea una falsificación.

No pagues por transferencia. Tanto las tarjetas de crédito como plataformas de pago como Paypal tienen sistemas de protección al comprador para casos de estafa en transacciones online. Si el vendedor te exige pagar por medio de una transferencia bancaria, niégate en rotundo, porque el dinero irá directamente a su cuenta y ya no podrás recuperarlo. Lo normal es que te intenten engañar ofreciéndote un descuento en el precio si pagas por transferencia, pero es parte del engaño: no piques.

Comprueba la URL .La URL (siglas en inglés de Uniform Resource Locator) es la dirección de internet que tiene cada tienda, banco o empresa online. Muchos estafadores clonan las webs oficiales de tiendas o bancos para que parezca que es, realmente, el oficial. En estos casos, es imprescindible fijarse en la URL o dirección del sitio en el que vayamos a comprar. Una letra diferente o un guion en mitad del nombre de la tienda o banco pueden ser la prueba que necesitas para darte cuenta de que se trata de una estafa.

Analiza al vendedor. Comprar en una tienda desconocida o que, simplemente, no te suene de nada no significa que vayas a ser víctima de una estafa. Sin embargo, te recomendamos que hagas una pequeña investigación antes de dar tu tarjeta de crédito. Si, por ejemplo, vas a comprar un teléfono móvil en Teléfonos Juanito, busca información en internet sobre esa empresa, ya sea en webs especializadas como TrustPilot o buscando opiniones Teléfonos Juanito directamente.

Cuidado con los anuncios en redes sociales. Quien más, quien menos tiene una cuenta en Facebook, Instagram, Twitter, etc. Todas estas redes sociales se sufragan por medio de la publicidad, por lo que te mostrarán continuamente anuncios de todo tipo. Sin embargo, no investigan lo suficiente esos anuncios, por lo que todos los días se cuelgan anuncios dirigidos únicamente a estafar a potenciales clientes. Busca el historial del vendedor y analiza su profesionalidad, ya que te puede salvar de un susto.

Di no al fishing. </bAunque la estafa de las cartas nigerianas sigue funcionando, uno de los métodos más eficaces que han encontrado los ladrones es por medio de mensajes haciéndose pasar por empresas de mensajería. Se mandan indiscriminadamente cada día por SMS o correo electrónico y hay que tener mucho cuidado con ellos, ya que pueden pedirnos los datos personales, bancarios o, directamente, el pago de una cantidad antes de entregar el supuesto paquete. Si no esperas ningún paquete, elimina directamente los mensajes; y si lo estás esperando porque has comprado algo, vuelve al punto de comprobar la URL: seguro que te das cuenta de si es un mensaje de una empresa de mensajería o procede de un pirata.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Has sufrido algún problema en tus anteriores compras por estas fechas? Consumir responsablemente y evitar las compras compulsivas son los dos mejores consejos que puedes tener en cuenta. Porque no es oro todo lo que reluce.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
PUENTES DE OTOÑO

PUENTES DE OTOÑO

EL PLACER DE VOLVER A DISFRUTAR DE UNOS DÍAS DE VACACIONES Y BIENESTAR

Ver más