Castro de San Cibrao de Las: un viaje didáctico en el tiempo

22/03/2019 -

Los apasionados de la cultura castrexa tienen entre sus destinos preferentes el Castro de San Cibrao de Las, un referente a nivel Galicia y España. Entre los castros más reconocibles de Galicia se alza San Cibrao de Las: el punto de inicio de un viaje didáctico en el tiempo que hoy recorremos desde HDOSO.

A 10 kilómetros del balneario de Laias y 21 kilómetros del balneario Arnoia Caldaria, entre Punxín y San Amaro, encontrarás uno de los poblados fortificados españoles en proceso de excavación de mayor tamaño de Galicia. Bienvenidos a la Cidade, bienvenidos al Castro de San Cibrao de Las.

Castro de San Cibrao de Las

El conjunto arqueológico de San Cibrao Las ocupa cerca de 10 hectáreas en la ladera dominante del monte San Trocado, donde también se localizaron restos de otro castro del primer período de la cultura castrexa.

Las cuenta con dos recintos amurallados: la “croa” o recinto superior y el recinto inferior, de mayor superficie y donde se ubica el espacio habitacional del yacimiento. Una única calle empedrada une los recintos que cuentan con un sistema de murallas y foso. San Cibrao de Las estuvo habitado desde el s. II a.C. hasta el s. II d.C., con ocupaciones residuales durante los s.III y IV d.C.

Cómo era la vida hace 2000 años

El Parque Arqueolóxico Cultura Castrexa, a 22 kilómetros de Ourense, permite formarnos una idea de cómo era la vida hace 2000 años en el norte peninsular. Además del conjunto arqueológico, el parque cuenta con museo, exposición permanente y actividades para centros escolares con visitas guiadas que permiten responder a preguntas que Florentino López Cuevillas y Vicente Risco ya formularon en el año 1921 y que llevaron a realizar en 1922 unas primeras catas en el recinto más interior, que dieron como resultado el descubrimiento de los bases de una construcción de planta cuadrangular.

Ordenación del castro

Las excavaciones posteriores descubrieron plantas de diferente forma y hasta una fuente. Pero no fue hasta 1948, cuando Xaquín Lorenzo, con la colaboración y orientación de Cuevillas, dirigió dos campañas donde se descubrieron construcciones circulares y rectangulares junto con las portas de la muralla interior. Se encontró una segunda muralla y el foso delantero.

En 2016, fue excavado un nuevo tramo de la cimentación de la muralla de la croa pero también salieron a la luz nuevas a interesantes estructuras que permitieron conocer un poco más el día a día de los antiguos habitantes de San Cibrao de Las. Así se descubrió un complejo sistema de evacuación del agua de lluvia en la zona interior de una de las viviendas. Una serie de desagües construidos por debajo del nivel de suelo de los diferentes cuartos con el fin de drenar las aguas hacia el exterior de la vivienda.

En el Museo Arqueológico Provincial de Ourense se encuentran los escasos hallazgos de armas en San Cibrao de Las. Entre ellos destaca uno de los dos puñales de antenas encontrados. Sí se han encontrado una variada relación de objetos de orfebrería realizados en bronce y monedas con una cronología que va desde los primeros años del siglo I al IV. Lo que pone en entredicho la imagen de beligerantes que de los pueblos castrexos ha trascendido con el paso del tiempo.

Baño castrexo

¿Conoces el baño castrexo?

Los castrexos eran agricultores, mineros (yacimientos de Barbantes o Laias), comerciantes y orfebres. Y de su cultura heredamos el gusto por los beneficios del termalismo. El baño castrexo es una técnica milenaria. Los baños castrexos estaban formados por tres partes: vestíbulo, antecámara y horno. Se usaba una técnica similar a las saunas, calentando al rojo vivo unas piedras en el fuego para producir calor seco. Después de estar un tiempo sometidos a ese calor, se pasaba a otra estancia en la que se le echaba agua a esas piedras para provocar vapor. También había salas destinadas al baño en agua fría como final de este circuito y como contraste de temperaturas.