Melisa: propiedades y beneficios

Melisa: propiedades y beneficios

| Caldaria Hoteles y Balnearios

La melisa, también conocida como toronjil o bálsamo de limón, es una planta medicinal con una larga historia de uso en diversas culturas alrededor del mundo. Su agradable aroma cítrico y sus propiedades relajantes la convierten en una opción popular para quienes buscan aliviar el estrés y promover la calma y el bienestar. En este post te explicaremos su historia, sus propiedades y beneficios. ¡No te lo pierdas!

Melisa a lo largo de la historia

El atractivo aroma y las propiedades medicinales de la melisa han sido apreciados y aprovechados por diferentes civilizaciones en todo el mundo.

En la antigua Grecia era considerada una planta sagrada y se le atribuían propiedades curativas. Los griegos creían que la melisa fortalecía el corazón y el espíritu, y se utilizaba para aliviar trastornos del sistema nervioso. Se dice que el famoso médico griego Hipócrates recomendaba la melisa para tratar trastornos digestivos y mejorar el estado de ánimo.

En la Edad Media, la melisa ganó popularidad en Europa, donde se cultivaba en los jardines de los monasterios. Los monjes la utilizaban tanto para usos medicinales como para infusiones aromáticas. También era considerada una planta protectora y se creía que ahuyentaba los malos espíritus.

En la medicina tradicional china, la melisa era utilizada para equilibrar el cuerpo y calmar la mente. Se creía que sus propiedades refrescantes y calmantes aliviaban el estrés y promovían la armonía interior. La melisa también se utilizaba para tratar trastornos digestivos, como la indigestión y los cólicos.

En India, la melisa era apreciada por sus propiedades calmantes y se utilizaba en la medicina ayurvédica. Se creía que ayudaba a equilibrar los doshas, los principios energéticos del cuerpo, y se utilizaba para aliviar la ansiedad y promover la relajación.

Beneficios de la melisa

Propiedades de la melisa

La melisa es una planta medicinal con una amplia gama de propiedades que la convierten en un recurso valioso. Sus compuestos naturales, como los polifenoles, flavonoides y aceites esenciales, son los responsables de sus efectos terapéuticos.

Los polifenoles presentes en la melisa actúan como antioxidantes, protegiendo al cuerpo del estrés oxidativo y los daños causados por los radicales libres. Esto es especialmente relevante para el sistema nervioso, ya que el estrés oxidativo puede contribuir a la ansiedad y el deterioro cognitivo. Los polifenoles también tienen propiedades antiinflamatorias, lo que puede ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo y promover una sensación de calma.

Los flavonoides presentes en la melisa tienen propiedades relajantes y sedantes. Estos compuestos actúan sobre los receptores del sistema nervioso, promoviendo la liberación de neurotransmisores que inducen la relajación y disminuyen la excitación. Esto puede ayudar a reducir la ansiedad, aliviar el estrés y mejorar el estado de ánimo.

Los aceites esenciales, como el citral y el citronelal, presentes en la melisa, son conocidos por sus propiedades calmantes. Estos compuestos tienen efectos relajantes tanto a nivel físico como mental. El aroma cítrico de la melisa es refrescante y reconfortante, lo que contribuye a su capacidad para promover la relajación y aliviar la tensión.

Beneficios de la melisa

Beneficios de la melisa para la relajación

Visto lo anterior, está claro que son muchos los beneficios de consumir esta planta medicinal. Aquí te dejamos algunos.

Reducción del estrés: tiene la capacidad de actuar como un sedante suave, lo que ayuda a reducir la ansiedad y el estrés. Su consumo regular puede contribuir a la relajación y aliviar la tensión mental.

Mejora del sueño: sus propiedades relajantes pueden favorecer un sueño más reparador. Tomar una infusión de melisa antes de acostarse puede ayudar a conciliar el sueño más fácilmente y a despertar sintiéndose más descansado.

Alivio de la tensión muscular: la melisa tiene propiedades antiespasmódicas que pueden ayudar a relajar los músculos y aliviar la tensión acumulada en el cuerpo. Esto la convierte en una opción natural para quienes sufren de dolores musculares relacionados con el estrés.

¿Cómo tomar esta planta medicinal?

Infusión: preparar una infusión de melisa es una forma común de consumo. Simplemente agrega hojas secas de melisa en agua caliente y déjalas reposar durante unos minutos. Puedes endulzarla con miel si lo deseas.

Aceite esencial: el aceite esencial de melisa se puede utilizar en difusores para aromaterapia, inhalación directa o añadido a productos de cuidado personal, como aceites de masaje o lociones.

Suplementos: también puedes encontrar suplementos de melisa en forma de cápsulas o comprimidos, que ofrecen una dosis concentrada de sus beneficios.

Infusión de melisa

Precauciones y contraindicaciones

Aunque la melisa es generalmente segura para la mayoría de las personas, es importante tener en cuenta algunas precauciones.

Algunas personas pueden experimentar reacciones alérgicas, por lo que es recomendable hacer una prueba en la piel antes de usar productos a base de melisa. Además, si estás embarazada, en período de lactancia o tomando medicamentos, es aconsejable consultar a un profesional de la salud antes de usarla.

¿Sabías todos los beneficios que aporta la melisa? No dudes en incluirla en tus lista de infusiones. Notarás los efectos en poco tiempo.

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
DELICIAS DE VERANO

DELICIAS DE VERANO

PARA DEGUSTAR 'RELAJADAMENTE' -VALOR AÑADIDO: VIAJE GRATIS EN EL ECO-BARCO DO RIBEIRO CON DEGUSTACIÓN DE VINO A BORDO

Ver más
ESCAPADA DE VERANO

ESCAPADA DE VERANO

HIDROTERAPIA, MASOTERAPIA Y TRATAMIENTOS DE ESTÉTICA PARA PROPORCIONARTE MOMENTOS DE RELAX ÚNICOS - VALOR AÑADIDO: VIAJE GRATIS EN EL ECO-BARCO DO RIBEIRO-

Ver más