Las pozas de Jon Nieve en Islandia

Las pozas de Jon Nieve en Islandia

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

¿Sabías que la cueva termal de Jon Nieve e Ygritte existe en la realidad? Si aún no conoces Grjótagjá, una cueva con una pequeña laguna termal en su interior, en el entorno del lago Myvatn, hoy te enseñamos el secreto mejor guardado de Islandia.

La famosa Laguna Azul, cerca de Reykjavik, y el géiser Haukadalur no son los únicos ejemplos del potencial termal de la isla. De Grindavik ya hablamos en nuestro recorrido por algunas de las zonas termales más increíbles del mundo y ahora viajamos a Grjótagjá, la cueva termal de Juego de Tronos.

Juego de Tronos en Islandia

Al norte de Islandia los productores de Juego de Tronos, la conocida serie de HBO basada en la saga del mismo nombre de George R. Martin, encontraron el escenario perfecto para que Jon Nieve e Ygritte dieran un paso más en su relación. Fue al principio de las siete temporadas (2013, temporada 3, episodio "Kissed by Fire") y nada entonces hacía adivinar el desarrollo final de la historia de ambos personajes.

Pero al margen de la trama, Juego de Tronos puso de nuevo en circulación entre los viajeros cinéfilos un destino termal de gran valor.

Lo cierto es que Islandia es tierra de salvajes. Durante las siete temporadas de la serie, algunos de sus escenarios naturales más emblemáticos han sido tomados para recrear el Es hogar de los caminantes blancos y su ejército de zombis. Así por el área de Stakkholtsgja, Jon Nieve y sus compañeros de viaje se adentraron Más allá del Muro con el objetivo de capturar un muerto para demostrar a Cersei que el peligro blanco estaba cerca (capítulo 7x06). Las rocas de lava del lago Myvatn sirvieron de fondo para el capítulo en el que Sam y los salvajes caminaron entre la nieve (3x02) e incluso la ladera del glaciar Gígjökull, junto al volcán Eyjafjallajökull fue escenario para los productores de la serie.

Qué sabes de Grjótagjá 

Durante décadas, la piscina natural de agua termal que acoge la cueva de Grjótagjá era una ubicación elegida por numerosos islandeses para el baño termal. Debido a la erupción de los Fuegos del Krafla, en las décadas de los 70 y 80, las autoridades de Islandia se vieron obligadas a prohibir el baño en Grjótagjá ya que las temperaturas superaban los 60°C. Aunque actualmente la temperatura del agua ha descendido hasta los 43°C, el baño continúa estando prohibido. Restricción que ni la misma HBO ni Juego de Tronos pudieron evitar de forma que se grabaron los planos exteriores pero el baño de los personajes hubo de recrearse en plató con el uso de diferentes técnicas.

Cuenta la leyenda que en el siglo XVIII, un forajido islandés llamado Jon Markússon usó la cueva de lava como su hogar y las aguas termales como su baño.

Grjótagjá forma parte del llamado Círculo de Diamantes, la ruta turística más popular del norte de Islandia con 260 kilómetros de impresionantes paisajes que tiene como contrapunto la ruta nororiental conocida como el Círculo Dorado, cerca de Reykjavik. El termalismo forma parte del ADN de los islandenses. Con una amplia oferta de piscinas y fuentes termales, Islandia cuenta con zonas de baja y alta temperatura. Las de baja temperatura (menos de 150º C) son las más comunes, y solo de este tipo están catalogadas cerca de 250 zonas con más de 700 fuentes. Hasta una playa termal (artificial) única en el mundo tiene Islandia que junto a las pozas termales de Jon Nieve son razones más que suficientes para una visita

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria
RAIA TERMAL

RAIA TERMAL

Un destino y dos países con degustaciones gastronómicas y viaje en catamarán

Ver más